-->

Un año por delante en Cádiz

Un año por delante en Cádiz

Un año por delante en Cádiz

  Lea la notica en DiariodeCadiz Casi no se ha dado por concluida la de este año, y ya aparece en el horizonte la de 2022. La incertidu...
Comentarios abril 14, 2021
Un año por delante en Cádiz

 


Lea la notica en DiariodeCadiz

Casi no se ha dado por concluida la de este año, y ya aparece en el horizonte la de 2022. La incertidumbre es total, pero el reloj ya ha iniciado la cuenta atrás para la próxima Semana Santa. Será en estos días de abril (del 10 al 17, en concreto) cuando tenga lugar la celebración de la Pasión, Muerte y Resurrección dentro de un año. Hoy, sin ir más lejos, ya estaría en su ecuador con las cuatro cofradías del Miércoles Santo.

La del calendario es, a día de hoy, la única certeza de una Semana Santa que nadie sabe cómo podrá celebrarse dentro de un año. Todo hace indicar que la que se ha desarrollado este año en el interior de los templos, con colas en las puertas, las imágenes en altares distintos a los habituales, los pasos en los respectivos almacenes y las túnicas en los armarios, no volverá a repetirse; pero generalizada es también la percepción de que la de 2022 tampoco sea como la que vivió la ciudad hasta 2019.

vacuna es la solución en la que todos confían. Una vacuna cuyo avance en Andalucía arroja datos positivos, dentro de lo negativo del panorama general, y que en Cádiz habla de un 21% de la población con alguna dosis ya administrada a fecha de hoy. Hace meses, cuando la Semana Santa de 2021 era aún posible, el consejero de Salud de la Junta de Andalucía cifró en un 70% el porcentaje de la población que debía estar vacunado para que se recuperara la normalidad en la vida diaria; un porcentaje que ahora el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, vaticina para finales de verano. Es de esperar, por tanto, que en poco tiempo más pueda estar vacunada la totalidad de la población, lo que es un claro signo positivo de cara a esa próxima Semana Santa.

En el plano positivo hay que señalar también el paulatino regreso a la actividad de determinados colectivos estrechamente vinculados a las procesiones. Es el caso, por ejemplo, de las formaciones musicales, algunas de las cuales han vuelto a los ensayos. Así lo anunciaba este martes, por ejemplo, la agrupación de la Salud, que tras suspender los ensayos en la Cuaresma de 2019 y retomarlos de manera temporal en el verano de 2020 tuvo que presentar esta pasada Cuaresma sus uniformes a través de Youtube.

Por medio de todo eso tendrán que afrontar las cofradías también un proceso electoral, el del propio Consejo de Hermandades, previsto para el mes de junio y que será el que marque también el camino a seguir en los próximos meses. En principio, todo hace indicar que el actual presidente, Juan Carlos Jurado, optará a la reelección para otros cuatro años, y que no tendrá oposición alguna en la convocatoria electoral ni tampoco mayores problemas para salir airoso de las votaciones. Queda por ver, por tanto, el equipo del que se rodea el presidente y los objetivos que se marca para esa Semana Santa del futuro. De un futuro tan incierto como el presente a consecuencia de la pandemia.

Sí parece que será una de las prioridades de Jurado en su segunda etapa al frente del Consejo el diseño de la carrera oficial, asentada en su actual configuración pero pendiente de seguir mejorando y definiendo el recorrido más idóneo para el tránsito de las hermandades. En este sentido, muchas voces abogan por seguir recortando el final de la carrera (actualmente fijado en la esquina de Novena con Barrié y Valverde) hasta la plaza del Palillero, o incluso finalizar la carrera en la Catedral; e igualmente, hay quienes se conforman con el inicio en Nueva y quienes plantean adelantar el inicio hasta la plaza de San Agustín. Además del itinerario definitivo, habrá que seguir mejorando la instalación de palcos y sillas y otros aspectos relacionados con la carrera actual.

Y unido a esto, cobra fuerza el debate sobre la configuración general de la Semana Santa. Sobre el reparto de las cofradías en cada uno de los días, señalando especialmente los últimos días (Jueves y Viernes Santo, sobre todo) en los que podrían tener cabida más hermandades; así como las coincidencias de cofradías que residiendo en el mismo templo, o en iglesias vecinas, salen el mismo día. Hechos puntuales para los que se plantean soluciones que pasarían por abordar el cambio en el día de salida de determinadas hermandades.

“Es el momento ideal para plantear todos los cambios que se consideren necesarios”, plantean algunos en medio de la incertidumbre absoluta que rodea a la Semana Santa que dentro de un año se estará celebrando, nadie sabe cómo, estos días de abril.

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->