-->

Las Penas de Cádiz estrena la corona y el puñal de María Santísima de la Caridad

Las Penas de Cádiz estrena la corona y el puñal de María Santísima de la Caridad

Las Penas de Cádiz estrena la corona y el puñal de María Santísima de la Caridad

La Venerable y Real Archicofradía de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, Nuestro Padre Jesús de las Penas y María Santísima de la Caridad ...
Comentarios abril 01, 2021
Las Penas de Cádiz estrena la corona y el puñal de María Santísima de la Caridad

La Venerable y Real Archicofradía de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, Nuestro Padre Jesús de las Penas y María Santísima de la Caridad  de Cádiz ha presentado este Domingo de Ramos la nueva corona y el nuevo puñal que lucirá la titular de la corporación, obra del orfebre Olmo Quirós, y los diseños del manto, la saya y la toca realizados por Juan Antonio Verdía. De esta forma, se completará la composición del paso de palio, del que actualmente se está ejecutando el bordado del techo por parte del taller de la hermandad, bajo la dirección de José Ignacio Burgal, y cuyo estreno está previsto para la Semana Santa de 2023.La corona ha sido bendecida y se ha impuesto a María Santísima de la Caridad en el acto que se ha celebrado esta tarde en la Parroquia de San Lorenzo Mártir dentro de la celebración del Domingo de Ramos, día de salida de la hermandad para realizar su estación de penitencia en la Santa Iglesia Catedral. Este nuevo enser, que forma parte del patrimonio de la archicofradía 58 años después de la bendición de la imagen de la dolorosa, ha sido regalado por un grupo de hermanos.La corona elaborada por el orfebre roteño Olmo Quirós está realizada en metal con un baño de oro de 24k y cuenta con más de 2.000 piedras. El canasto de este enser ha sido cincelado a mano por su autor y lleva encajes de piedras a su alrededor en tonos rojo rubí y blanco. Como detalles, en esta parte de la corona se encuentran unas cabezas de ángeles realizadas en marfil con alas modeladas en metal. Asimismo, en la parte superior, el orfebre ha colocado ocho ramilletes de rosas y margaritas.Seguidamente, en la corona se puede contemplar un juego de ocho imperiales caladas que cuentan con encajes de piedras ovales en color rubí. Por su parte, la ráfaga de la corona está compuesta por rayos flamígeros intercalados a diferentes alturas que soportan una composición de piedras engarzadas en color rubí y blanco con cuajo de garras. De este conjunto nacen estrellas con la cruz de Santiago, llevando una piedra central blanca para darle más luz. Las volutas que unen los rayos llevan una malla en su interior que contiene circonitas blancas engarzadas.

La parte central de la corona se ha realzado con una cruz que lleva una piedra central en color rubí acompañado por un cordón de piedras blancas. De esta última pieza nacen los brazos con piedras en color zafiro de talla princesa, siendo soportados por dos ángeles a ambos lados. A los pies aparece el nombre de María seguido del orbe, que ha sido realizado en marfil. Junto a él se encuentra un corazón inmaculado que ha sido grabado a buril en bajo relieve con esmalte, siendo rodeado por una fila de rosas y llevando unas azucenas al aire en la parte superior. Por último, la espada lleva engastada una piedra en color rubí.

Por su parte, el puñal, que sigue el diseño de la corona, ha sido realizado en plata de ley con un baño de oro de 24k. Cuenta con una empuñadura de marfil tallada con una enredadera de rosa que la rodean. En la parte central lleva un encaje de piedras en color rubí y blanco rodeados por rayos. De ellos nacen los brazos con pequeñas volutas que conforman un cordón de piedras en color rubí con una malla de fondo. La pieza se remata con una llama.

En cuanto a los diseños de Juan Antonio Verdía, se han presentado la saya (junto a las mangas y el fajín),la toca sobremanto y el manto, que son de pequeño formato. Los dibujos de estas piezas siguen las líneas del palio de María Santísima de la Caridad, cuyo techo está siendo ejecutado en la actualidad por el taller de la hermandad de Las Penas, bajo la dirección de José Ignacio Burgal.

En su diseño, los diferentes elementos se han organizado alternando las líneas curvas del neobarroco con líneas rectas, más arquitectónicas, y en ocasiones con líneas quebradas. Este juego mixtilíneo está mezclado con profusión de flores, entre las que destacan las rosas en relieve, que aparecen en numerosos jarrones. En cuanto al manto, que es la pieza más laboriosa, está organizado en calles de forma radial, de manera que permite ver el tejido de fondo, pero a la vez está profusamente decorado. Por su parte, la toca sigue el mismo estilo que el manto.

Fuente. Archicofradía del Pilar

Fuente. Archicofradía del Pilar

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->