-->

¿Se deben cobrar las papeletas de sitio en la Semana Santa de 2021?

¿Se deben cobrar las papeletas de sitio en la Semana Santa de 2021?

¿Se deben cobrar las papeletas de sitio en la Semana Santa de 2021?

  ENTRAMOS no en los tiempos de economía de guerra, sino en los de economía de hermandad de Gloria, en acertada expresión de un conspicuo co...
Comentarios noviembre 01, 2020
¿Se deben cobrar las papeletas de sitio en la Semana Santa de 2021?

 ENTRAMOS no en los tiempos de economía de guerra, sino en los de economía de hermandad de Gloria, en acertada expresión de un conspicuo cofrade. Es cierto que las corporaciones de gloria están acostumbradas a sobrevivir como pocas en tiempos adversos. Tienen menos gastos, pero también muchos menos hermanos y apoyos externos. Salen adelante como pueden, con más voluntarismo que recursos propios. Así tendrán que hacerlo muchas de penitencia, sobre todo las que tienen préstamos hipotecarios. No hace mucho que las cofradías usaban flores de talco para el exorno de los pasos, que no se estropean y se pueden usar después en los altares.

Esperemos que no haya que llegar a esa situación, pero sí conviene tener claros algunos criterios para salir adelante, sobre todo porque hemos estado acostumbrados a la comodidad de las subvenciones, que se recibían incluso cuando la salida se suspendía por lluvia.

Hay que gastar menos, eliminar todas las partidas que se puedan. Y en ningún caso se debe apostar por una subida de las cuotas. El mayordomo que quiera optar por esta solución estaría incurriendo en el vicio de los malos ministros de hacienda. Lo más tentador será cobrar la papeleta de sitio a todos los hermanos con edad de hacer la estación de penitencia. 

Muchas hermandades ya lo hacen, incluso cobran un importe menor a los que no la sacan. ¡Pero si en 2021 no hay Semana Santa no se debe cobrar! La situación es absolutamente excepcional. El cobro de la papeleta a todos los hermanos, la efectúen o no, se basa en la obligación de hacer la estación, tal como se recoge en las reglas. Pero cobrarla en 2021 no sería de recibo. Distinto es, como siempre, el hermano que desee colaborar con su cofradía y que quiera realizar el donativo.

No obliguen los mayordomos a que los hermanos tengan que pedir el reembolso. Ese truco es muy viejo y, por supuesto, carente de delicadeza. Y no es elegante, porque habrá muchos hermanos que no quieran pasar por necesitados. El acto de donar debe ser voluntario, absolutamente libre y sin dar nada por hecho previamente.

Recurran a los benefactores, las tómbolas, la convivencias con el ambigú solidario –en cuanto se puedan volver a celebrar reuniones– y, por supuesto, a las posibles subvenciones oficiales, como las que saca la Junta para la restauración del patrimonio. Llamen a las puertas e insistan a los posible donantes en los beneficios fiscales de las aportaciones. Los hermanos tendrán que arrimar el hombro en la medida de sus posibilidades. Sobre todo, habrá que acostumbrarse a vivir con menos. Y no pasa absolutamente nada. Pero no abusen de la buena fe, ni obliguen a nadie a dar el paso de decir que no puede pagar la papeleta. Hasta pueden hacer una campaña: Si puedes paga tu papeleta y deja abonada la de un hermano anónimo que no pueda. Seguro que muchos pagan dos papeletas y hasta tres. Pero que el donante lo haga motu proprio

Recuerdo con afecto a aquel hermano mayor que insistía en la primera reunión con los nuevos hermanos en que si alguno no podía pagar la papeleta por cualquier motivo, solicitara una cita con él y se lo hiciera saber. “No habrá problema, ni nadie lo sabrá. Voy a estar un rato por la casa y por la iglesia. Me buscan y se soluciona”.


diariodesevilla

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->