-->

Traslados de la Virgen del Rocío a Almonte durante la Guerra de la Independencia

Traslados de la Virgen del Rocío a Almonte durante la Guerra de la Independencia

Traslados de la Virgen del Rocío a Almonte durante la Guerra de la Independencia

  Es bien sabido que el Rocío Chico, cuya celebración está próxima, tiene su origen en el voto de promesa que formuló el pueblo de Almonte e...
Comentarios agosto 15, 2020
Traslados de la Virgen del Rocío a Almonte durante la Guerra de la Independencia

 Es bien sabido que el Rocío Chico, cuya celebración está próxima, tiene su origen en el voto de promesa que formuló el pueblo de Almonte en junio de 1813 en agradecimiento a la protección dispensada por la Virgen del Rocío durante la ocupación francesa de los años precedentes. Siendo esto así, vamos a dedicar las siguientes líneas a relatar episodios menos conocidos que tuvieron lugar durante la Guerra de la Independencia. Concretamente, a los traslados de la imagen de la Virgen del Rocío a Almonte en aquellos años.

El primero de estos traslados tuvo lugar en el año 1808, aunque no se conoce la fecha exacta. El 26 de mayo se constituyó en Sevilla la Junta Suprema, que se esforzó por asociar la defensa de la nación con la religión católica. Para plantar cara al invasor francés, la Junta solicitaba dos tipos de acciones: el alistamiento voluntario de mozos para engrosar el ejército nacional y la celebración de actos de fe. El Ayuntamiento de Almonte, en sesión celebrada el 28 de mayo, se sumó, en los sentidos expuestos, a la petición formulada por la Junta. Las autoridades locales acordaron que, a semejanza de ocasiones anteriores, se celebrara ceremonia de invocación a la Virgen del Rocío. El historiador Julio Mayo concluye que esa ceremonia, necesariamente, hubo de celebrarse en presencia de la imagen sagrada.

También en fecha por determinar, tuvo lugar el traslado de vuelta al Santuario. Pero, en los primeros días de 1809, explica Julio Mayo que se produjo un nuevo traslado a Almonte. En esta ocasión resultó decisivo el celo del pueblo de Almonte por preservar a la imagen de posibles ataques franceses, al albur de los comentarios que circulaban en aquellos días por la zona. Igualmente, quedaron resguardados enseres de la Virgen. Mayo se decanta por sostener que la Virgen permaneció en Almonte hasta 1813, cuando las autoridades eclesiásticas, una vez retirados los invasores y desaparecido el peligro, autorizaron que las imágenes fuesen repuestas al culto y los enseres, devueltos a sus lugares de origen.


Traslados de la Virgen del Rocío a Almonte durante la Guerra de la Independencia


boletinhuelva

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->