-->

La Matriz de Almonte regula las peregrinaciones extraordinarias ante la «nueva normalidad»

La Matriz de Almonte regula las peregrinaciones extraordinarias ante la «nueva normalidad»

La Matriz de Almonte regula las peregrinaciones extraordinarias ante la «nueva normalidad»

La Hermandad Matriz de Almonte ha hecho públicas una serie de normas que fueron consensuadas en el pasado Cabildo de Oficiales celebrado el ...
Comentarios julio 13, 2020
La Matriz de Almonte regula las peregrinaciones extraordinarias ante la «nueva normalidad»
La Hermandad Matriz de Almonte ha hecho públicas una serie de normas que fueron consensuadas en el pasado Cabildo de Oficiales celebrado el 6 de julio y que imperarán en el próximo calendario de peregrinaciones de las filiales a la Parroquia de la Asunción, donde permanece la Virgen del Rocío. En total son 11 puntos que han sido remitidos a las hermandades para que conozcan las pautas que deben seguir para garantizar la seguridad de todos en la «nueva normalidad».

 
La Matriz de Almonte regula las peregrinaciones extraordinarias ante la «nueva normalidad»

En primer lugar, la Matriz confirmará a cada hermandad con un mes de antelación la fecha de su peregrinación, que no podrá ser aplazada en ningún caso. Podrá acreditar a 25 personas para presidir la misa de hermandad, contando a los miembros de la Junta Directiva, que tendrán reservado espacio en la nave del crucero. El resto de las personas deberá ubicarse en las plazas disponibles en el templo, cuyo aforo máximo es de 150 personas sentadas, por lo que la Matriz recomienda no invitar a la hermandad madrina, a las ahijadas, ni a otras representaciones «que no provengan de la localidad o ciudad de origen de la hermandad».

Podrá ocupar el presbiterio el Simpecado de la Hermandad con su porta Simpecado y el máximo representante de la hermandad o los dos, en caso de que tenga presidente y hermano mayor. «No es necesaria ninguna otra insignia adicional (varas, banderines o estandartes), portando los directivos sus medallas representativas».

Este año no se podrá hacer uso de las capillas de las Hermandades de Penitencia de Almonte, habrá que comunicar con 15 días de antelación si la hermandad realizará su recorrido desde El Pocito o desde El Chaparral y no estará permitido el acompañamiento de coros en la misa. Sólo podrán acompañar las misas los sones de tres tamborileros de la hermandad como máximo, que tendrán un espacio reservado en la parroquia. En el altar, sólo estarán el capellán o director espiritual y las personas que hagan alguna lectura deberán traerlas previamente impresas.

Las peregrinaciones podrán ser suspendidas en caso de que se declare un brote de Covid-19 en la localidad de origen de la filial, si hay una gran incidencia de la enfermedad en su provincia o por iniciativa de la propia filial, que deberá comunicarlo por escrito, «sin que ello produzca ninguna consecuencia con relación a la Hermandad Matriz». Quedan suspendidas las peregrinaciones extraordinarias de las no filiales y las asociaciones rocieras durante los fines de semana. Podrán hacerlo de lunes a viernes, avisando como mínimo con un mes de antelación.

La Matriz ha establecido además del uso obligatorio de las mascarillas dentro de la Parroquia y la posibilidad de seguir la misa desde las pantallas instaladas en el Santuario Nacional del Rocío, la prohibición de cualquier acto extraordinario adicional de peregrinación a Almonte o a la aldea. Del mismo modo, ha pedido a las filiales mucho cuidado y prudencia en la organización de las convivencias en las casas de hermandad y en «todo lo relativo a grabaciones, fotografías y publicaciones en redes sociales que puedan dar una imagen negativa del compromiso de los rocieros con esta pandemia, que hasta ahora está siendo ejemplar».

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->