-->

La crisis se deja sentir en las hermandades onubenses

La crisis se deja sentir en las hermandades onubenses

La crisis se deja sentir en las hermandades onubenses

Desde que se iniciara la desescalada, las hermandades han ido progresivamente aterrizando en la nueva normalidad, lo que ni mucho menos quie...
Comentarios junio 23, 2020
La crisis se deja sentir en las hermandades onubenses
Desde que se iniciara la desescalada, las hermandades han ido progresivamente aterrizando en la nueva normalidad, lo que ni mucho menos quiere decir que hayan recuperado la normalidad perdida. En el final del estado de alarma, nos acercamos a las hermandades de Tres Caídas, Prendimiento y La Merced para hablar con sus hermanos mayores acerca de la situación económica que les toca gestionar tras el impacto de la pandemia.

La primera conclusión que se extrae nada más iniciar la conversación es que el impacto de la crisis es notable y generalizado. Nadie está a salvo. Fabián Tello, hermano mayor de las Tres Caídas, explica que la corporación dejará de ingresar en 2020, aproximadamente, 35.000€. Domingo Álvarez, del Prendimiento, señala que los ingresos van a caer, en torno, al 40% en el presente ejercicio. Mientras que Fernando Carvajal subraya que la Merced es una Hermandad con 4 pasos: 3 de la cofradía de penitencia, más el de gloria de la Virgen de la Merced, de modo que el impacto de la crisis genera una situación compleja.  

Las partidas de ingresos más afectadas son, de un lado, la correspondiente a papeletas de sitio y otros ingresos propios de la Cuaresma y, de otro, la de Colombinas, Cinta, cruces de mayo, verbenas y otros eventos de carácter lúdico-festivo. A este respecto, Fernando Carvajal aclara que la Hermandad de La Merced no tiene incluida la papeleta de sitio en la cuota anual, por lo que dejarán de ingresar una cantidad muy importante que, sumada a la suspensión de las Colombinas y las fiestas de la Cinta, ocasiona un quebranto económico “grave”. Fabián Tello también subraya la importancia de los ingresos de Colombinas en el presupuesto anual de la Hermandad. De igual modo, Domingo Álvarez recuerda que la Hermandad del Prendimiento acordó, en atención al perfil socioeconómico de la barriada del Carmen, no reclamar a los hermanos el pago de la papeleta de sitio; tan solo se abrió la posibilidad de colaborar con una papeleta voluntaria en forma de donativo. Además, precisa que la suspensión de la Cruz de Mayo, las fiestas del Carmen en la barriada y el festival Kilo de Rock representa una merma considerable en el capítulo de ingresos. Álvarez cierra la reflexión indicando que es muy bajo el porcentaje de hermanos que tiene domicializado el pago de la cuota, sin duda, otra circunstancia que agrava la situación.

Ligado a la caída de ingresos, en la otra cara de la moneda, Domingo Álvarez precisa que la hermandad ha tenido que triplicar la labor social para atender la demanda que ha llegado hasta las puertas. Indica que se han visto desbordados por las peticiones de ayuda y subraya la coordinación mantenida con Cáritas parroquial.     

Para mantener las cuentas saneadas, objetivo prioritario para los tres hermanos mayores, los proyectos patrimoniales se han ralentizado, que no cancelado. Fabián Tello recuerda que las Tres Caídas acaba de celebrar fechas muy señaladas que han supuesto, en los últimos años, mucho trabajo y una considerable inversión patrimonial que se encuentra “totalmente abonada”. Pero precisa que en una hermandad siempre hay proyectos sobre la mesa y acometerlos va a requerir que pase un tiempo y las circunstancias se tornen más propicias. En el mismo sentido, Fernando Carvajal explica que la Hermandad de la Merced no abordará durante el próximo curso ninguna actuación de conservación o ampliación de patrimonio. Mientras que Domingo Álvarez añade que el Prendimiento, inmerso en el proyecto de la orfebrería del paso de palio de la Virgen de la Estrella, ha tenido que hablar con el taller para ralentizar levemente la marcha del proyecto.

Los hermanos mayores, por último, coinciden en señalar la importancia que ha tenido, en las actuales circunstancias, recibir los ingresos derivados de los palcos y de la subvención municipal, lo que ha permitido que la situación, a día de hoy, no sea aún más compleja.

La crisis se deja sentir en las hermandades onubenses

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->