-->

Virgen del Rocío, patrona de Almonte

Virgen del Rocío, patrona de Almonte

Virgen del Rocío, patrona de Almonte

Este año la Romería y procesión, debido al Estado de Alarma por el coronavirus, han sido aplazadas a la primavera de 2021. Además, este a...
Comentarios mayo 16, 2020
Virgen del Rocío, patrona de Almonte

Este año la Romería y procesión, debido al Estado de Alarma por el coronavirus, han sido aplazadas a la primavera de 2021. Además, este año también ha sido aplazado el traslado de la Virgen del Rocío a la aldea por lo que se quedará en Almonte (traslado que suele realizarse cada 7 años”.

Desde el pasado miércoles (13 de mayo) se abría la parroquia del Almonte para que los devotos puedan contemplar a la Blanca Paloma bajo estrictas normas de seguridad: se debe visitar el templo con mascarillas y nadie se puede sentar en los bancos. Las visitas se realizarán en horario de 10:00h a 14:00h y de 17:00h a 19:00h, a excepción de los fines semana que permanecerá cerrado.

ORÍGENES Y LEYENDA

En el 'Libro de la Montería' que encargó escribir el Rey Alfonso XI y más tarde en el siglo XV se habla del lugar de La Rocina en el que se aparece la Virgen.

Hay una leyenda recogida en la Reglas de la Hermandad Matriz (la encargada de difundir la devoción a la Virgen del Rocío y supervisar y controlarla llegada de los rocieros) de 1758:

Entrado el siglo XV de la Encarnación del Verbo Eterno, un hombre que había salido a cazar o apacentaba ganado, hallándose en el término de la Villa de Almonte, en el sitio llamado de La Rocina (cuyas incultas malezas le hacían impracticables a humanas plantas y sólo accesible a las aves y silvestres fieras), advirtió en la vehemencia del ladrido de los perros, que se ocultaba en aquella selva alguna cosa que les movía a aquellas expresiones de su natural instinto. Penetró aunque a costa de no pocos trabajos, y, en medio de las espinas, halló la imagen de aquel sagrado lirio intacto de las espinas del pecado, vio entre las zarzas el simulacro de aquella Zarza Mística ilesa en medio de los ardores del original delito; miró una Imagen de la Reina de los Ángeles de estatura natural, colocada sobre el tronco de un árbol. Era de talla y su belleza peregrina. Vestíase de una túnica de lino entre blanco y verde, y era su portentosa hermosura atractivo aún para la imaginación más libertina.

Hallazgo tan precioso como no esperado, llenó al hombre de un gozo sobre toda ponderación, y, queriendo hacer a todos patente tanta dicha, a costa de sus afanes, desmontado parte de aquel cerrado bosque, sacó en sus hombros la soberana imagen a campo descubierto. Pero como fuese su intención colocar en la villa de Almonte, distante tres leguas de aquel sitio, el bello simulacro, siguiendo en sus intentos piadosos, se quedó dormido a esfuerzo de su cansancio y su fatiga. Despertó y se halló sin la sagrada imagen, penetrado de dolor, volvió al sitio donde la vio primero, y allí la encontró como antes. Vino a Almonte y refirió todo lo sucedido con la cual noticia salieron el clero y el cabildo de esta villa y hallaron la santa imagen en el lugar y modo que el hombre les había referido, notando ilesa su belleza, no obstante el largo tiempo que había estado expuesta a la inclemencia de los tiempos, lluvias, rayos de sol y tempestades.

Poseídos de la devoción y el respeto, la sacaron entre las malezas y la pusieron en la iglesia mayor de dicha villa, entre tanto que en aquella selva se le labraba templo. Hízose, en efecto, una pequeña ermita de diez varas de largo, y se construyó el altar para colocar la imagen, de tal modo que el tronco en que fue hallada le sirviese de peana. Aforándose aquel sitio con el nombre de la Virgen de Las Rocinas.

PATRONA DE ALMONTE Y CORONACIÓN DE LA VIRGEN DEL ROCÍO

Nombrada Patrona de Almonte en 1653, en el Voto de la Inmaculada Concepción de la Vigen María que se proclamaba años más tarde en Roma por el Papa Pío IX, en 1854.

En junio de 1919 es coronada por el Cardemal Almaraz,tras haber sido aprobada el 8 de septiembre de 1918 en Roma esta coronación.


EL PAPA SAN JUAN PABLO II, UN PEREGRINO MÁS EN LA ALDEA DEL ROCÍO

El 14 de junio de 1993San Juan Pablo IIpisaba por primera vez las arenas de la aldea del Rocío, como un peregrino más. San Juan Pablo II llegó andando al Santuario del Rocío para después, una vez dentro, postrarse a los pies de la Blanca Paloma y rezar ante ella.

Más tarde el Papa se asomaba al balcón del Santuario para bendecir y dar un mensaje a todos los peregrinos mientras le gritaban: “¡Qué poderío, el Papa en el Rocío”.

cope

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->