-->

Santa María de Guadalupe, el nuevo hogar franciscano para la Soledad de Córdoba

Santa María de Guadalupe, el nuevo hogar franciscano para la Soledad de Córdoba

Santa María de Guadalupe, el nuevo hogar franciscano para la Soledad de Córdoba

La hermandad de la Soledad se instalará a lo largo de este 2020 en su nueva casa, la parroquia de Santa María de Guadalupe. En el ámbito...
Comentarios mayo 06, 2020
Santa María de Guadalupe, el nuevo hogar franciscano para la Soledad de Córdoba


La hermandad de la Soledad se instalará a lo largo de este 2020 en su nueva casa, la parroquia de Santa María de Guadalupe. En el ámbito cofrade, poco se sabe de este templo, más allá de protagonizar una de las procesiones infantiles, organizada también en parte por la hermandad de la Soledad. Esta procesión se sucede el Domingo de Pasión. Ahora, con la llegada de la Soledad, tanto la hermandad como la parroquia ganarán más vida, pero, ¿qué más se sabe de este templo?

La parroquia está ligada al colegio, regido por la orden franciscana, el mismo carácter que marca a la cofradía que pronto formará parte activa de ese territorio. Este hecho consuma además un asentamiento de los franciscanos en la ciudad. La presencia franciscana en Córdoba comenzó, según apunta Juan José Primo Jurado en su libro Iglesias de Córdoba, en el 1236 y se prolongó hasta la desamortización del siglo XIX con cuatro conventos masculinos: San Pedro el Real, San Francisco de la Arruzafa, San Pedro de Alcántara y Madre de Dios.

Esta presencia no regresaría hasta 1970, cuando se fundó el colegio Santa María de Guadalupe, en el mismo sitio que continúa ahora, la avenida 28 de febrero, a espaldas entonces del Cuartel de Lepanto. El colegio quedó ubicado en una barriada que carecía de instituciones educativas cristianas y le dieron, además, un carácter popular, funcionando su capilla desde entonces como parroquia.

El interior del templo tiene planta rectangular, cuenta con tres naves separadas. En el presbiterio preside un crucificado de tamaño algo menor al natural, junto a a una escultura de San Francisco de Asís y una imagen de vestir de Santa María de Guadalupe, advocación mariana que da nombre al templo.

Con este cambio, la hermandad va a ganar mucha más actividad. La vinculación con el colegio le hará rejuvenecerse además de ganar nuevos hermanos. Busca también incrementar las actividades, fomentando los valores con los que ya cuentan ambas entidades. Quizá el único pero va a ser el cambio en el Viernes Santo, donde tendrán que estar más horas en la calle puesto que su nueva casa está más alejada de la Catedral de lo que lo estaba Santiago.

abc

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->