-->

El Santo Cristo de Málaga en tiempos de epidemias

El Santo Cristo de Málaga en tiempos de epidemias

El Santo Cristo de Málaga en tiempos de epidemias

La imagen de Jesús Cautivo está considerada por muchos como el principal icono devocional de Málaga en la actualidad. Pero hubo otra ima...
Comentarios mayo 30, 2020
El Santo Cristo de Málaga en tiempos de epidemias


La imagen de Jesús Cautivo está considerada por muchos como el principal icono devocional de Málaga en la actualidad. Pero hubo otra imagen cristífera que le precedió con una fama e importancia semejante, siglos atrás. Se trata del Santo Cristo de la Salud, que se venera en el altar mayor de la iglesia a la que da nombre en la calle Compañía, primitiva casa de la orden jesuita recientemente restaurada por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. Muchos malagueños desconocen la historia de esta escultura, realizada por José Micael y Alfaro en torno al año 1633 y que guarda una estrecha vinculación con el Ayuntamiento de la capital, que la considera como parte de su patrimonio.

Este domingo día 31 se celebrará la festividad de este Cristo en su iglesia con una eucaristía que será oficiada a las diez de la mañana por el párroco de los Santos Mártires y San Juan, Felipe Reina. Está previsto que asista el concejal de Derechos Sociales, Francisco Pomares, en representación del alcalde, Francisco de la Torre. Se renovará de este modo la especial veneración a la imagen como patrono de Málaga por un suceso que aconteció justo un 31 de mayo de 1649.

La escultura fue realizada inicialmente para una hermandad que existía en el convento de la Trinidad, pero tras varias vicisitudes pasó a manos de particulares. Cuando era transportada en una mudanza sobre una carreta tirada por bueyes, estos animales se negaron a seguir avanzado al pasar junto a la antigua casa consistorial, en la fachada oeste de lo que hoy es la plaza de la Constitución. Málaga atravesaba en aquellos años de la mitad del siglo XVII una de las pestes más mortíferas de cuantas se recuerdan. Así, la efigie de este Cristo atado a la columna fue colocada en el primitivo Consistorio y la peste remitió, lo que fue atribuido a su poder milagroso.

La devoción al Santo Cristo de la Salud se fue acrecentando con el paso de los años hasta el punto de que era una de las imágenes a la que los malagueños se encomendaban de manera reiterada, junto con la Virgen de la Victoria y los santos Ciriaco y Paula, también patronos, en tiempos de epidemias y calamidades, protagonizando procesiones y cultos de rogativas en la Catedral. Del gran fervor que concitó quedan numerosos testimonios documentales y en formas de grabados, pinturas y reproducciones escultóricas.

Nuevo libro

No son pocos los historiadores que han reparado en rescatar la memoria de esta imagen justo en este año en el que azota la pandemia del coronavirus, y de ello se ha encargado la Fundación Málaga, que ha editado un libro bajo el título 'El Santo Cristo de la Salud. Patrón y protector de Málaga' que llegará a las librerías el próximo 5 de junio. Aunque esta publicación estaba prevista desde hace más de un año, finalmente va a ver la luz en un momento de crisis sanitaria que, desgraciadamente, viene a poner de actualidad la historia del Santo Cristo.

Se trata de un libro coordinado por el historiador del arte Francisco Jesús Flores Matute en el que han participado investigadores malagueños especializados en sus respectivas temáticas. Así, han intervenido la historiadora del arte y autora del prólogo Reyes Escalera, Almudena Marín Hueso, Salvador Marín Hueso, Juan Cristóbal Jurado Vela, Aldo Jesús Durán Accino, José Mª Muñoz-Poy Sánchez, Alberto J. Palomo Cruz y el propio coordinador de la edición, Francisco Jesús Flores Matute.

La publicación desvela numerosos datos históricos totalmente inéditos que han sido hallados gracias a una rigurosa investigación. Uno de los logros ha sido dar explicación al porqué de la vinculación de la imagen del Santo Cristo de la Salud con el Ayuntamiento de Málaga o con los episodios epidémicos, y a cómo su devoción llegó a traspasar las fronteras continentales llegando a América.

La iglesia del Santo Cristo de la Salud ha vuelto a abrir sus puertas, con aforo limitado por la pandemia, y los malagueños que lo deseen tienen este domingo una cita con uno de los patronos de la ciudad al que sus antecesores se encomendaron especialmente en épocas de pestes y epidemias. El templo estará abierto ese día hasta la una de la tarde, y de cinco a ocho y media de la tarde.

diariosur

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->