-->

La Policía desaloja una iglesia en Cádiz por no aplicarse las medidas de seguridad

La Policía desaloja una iglesia en Cádiz por no aplicarse las medidas de seguridad

La Policía desaloja una iglesia en Cádiz por no aplicarse las medidas de seguridad

La Policía Nacional procedió la tarde del viernes 3 de abril a desalojar la iglesia de San Servando y San Germán, situada en el barrio de La...
abril 05, 2020
La Policía desaloja una iglesia en Cádiz por no aplicarse las medidas de seguridad
La Policía Nacional procedió la tarde del viernes 3 de abril a desalojar la iglesia de San Servando y San Germán, situada en el barrio de La Laguna de Cádiz, cuando se estaba celebrando la misa ya que no se estaban guardando las medidas de seguridad estipuladas en el Real Decreto aprobado por el Gobierno central por el que se declara el estado de alarma por la crisis del coronavirus.



Según estipula el artículo 11 de este R.D. 463, las misas no se suspenden aunque hay que cumplir una serie de medidas de prevención y autoprotección establecidas para evitar el contagio, como la distancia de seguridad de al menos un metro entre las personas y contar con material preventivo (ya sean guantes o mascarillas).

Al parecer estas medidas no se estaban cumpliendo por parte de los feligreses que acudieron al templo -unos quince aproximadamente- a escuchar misa, por lo que se procedió al desalojo del mismo.

Este desalojo no implicó sanción alguna, según fuentes policiales.




Prohibición de velatorios

Recordar que aunque las misas están permitidas cumpliendo estas medidas básicas, desde el Ministerio de Sanidad sí que se han prohibido los velatorios y restringido las ceremonias fúnebres para limitar la propagación y el contagio por el COVID-19.

Así, desde el Gobierno se asegura que se pospondrá la celebración de cultos religiosos o ceremonias civiles fúnebres hasta que finalice el estado de alarma.

No obstante, en el enterramiento o despedida para la cremación de la persona fallecida, se permitirá la asistencia de tres familiares o allegados, además, en su caso, de la persona asimilada de la confesión respectiva para la práctica de los ritos funerarios de despedida del difunto. Estas personas deberán respetar siempre la distancia de uno a dos metros entre ellas.

lavozdigital

Comentarios

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->