-->

¿El fin de las bullas en la Semana Santa de Sevilla?

¿El fin de las bullas en la Semana Santa de Sevilla?

¿El fin de las bullas en la Semana Santa de Sevilla?

Es Domingo de Resurrección. Ha terminado la Semana Santa del vacío. Nadie nunca había vivido una experiencia igual en los últimos cien añ...
Comentarios abril 12, 2020
¿El fin de las bullas en la Semana Santa de Sevilla?

Es Domingo de Resurrección. Ha terminado la Semana Santa del vacío. Nadie nunca había vivido una experiencia igual en los últimos cien años. Tras veinticinco cuestionándonos un modelo de fiesta primero masificado (años noventa) y que después se volvió inseguro (a partir de 2000), ha llegado el momento de preguntarnos si el coronavirus ha terminado con las bullas tal como las hemos conocido tradicionalmente. A lo Daniel Bell en los años sesenta, que se preguntó por el fin de las ideologías, cabría analizar en clave cofradiera si la pandemia que nos mantiene confinados ha acabado con la Semana Santa que hemos conocido hasta ahora.

La carrera oficial

La Semana Santa ha llegado a nuestros días más videovigilada que nunca. En 2020 no se han podido probar los drones para aumentar el control, sobre todo en la Madrugada. Pero la carrera oficial ha seguido siendo un verdadero avispero que resulta muy difícil de defender estos días. El problema del hacinamiento (literal) en la carrera es patente e incompatible con los nuevos tiempos. Será complicado mantener su actual esquema en un mundo que exige distancia e higiene.

El público en la calle

Con las bullas ocurre lo mismo. O la vacuna llega rápido, o habrá que apostar por numerosos aforamientos, lo que sin duda enfriará el ambiente. Ya se ha visto lo importantes que son los planes de prevención. Primero queda salir de la pandemia, después volver a la vida cotidiana y posteriormente plantearnos cómo serán nuestras concentraciones multitudinarias (o no) a partir de ahora. En octubre tendremos la primera gran prueba con el traslado del Gran Poder a las periferias. Ahora todo es implanteable por exigencias del guión, pero no debemos ni ser pesimistas por vocación ni tampoco abonarnos a esquemas frívolos y banales. Las dos posturas son peligrosas.

diariodesevilla

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->