El Perdón de Jaén anima a sus cofrades a poner a sus Titulares en el balcón

El Cristo de los Estudiantes presidirá el 28 de marzo el vía crucis de los jóvenes en la Catedral de Sevilla

Con motivo del cuarto centenario de la hechura de la imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, la vicaría de la Nueva Evangelización, la Hermandad de Los Estudiantes, la Pastoral Juvenil y la Pastoral Universitaria, convocan la "Misión de los Jóvenes". Como acto central de esta, el día 28 de marzo, el Cristo de la Buena Muerte presidirá el llamado Vía Crucis de los Jóvenes hasta la Santa Iglesia Catedral, "un acto de piedad enmarcado dentro la misión evangelizadora del IV centenario de la hechura del Crucificado, con el fin último de hacer presente a Cristo en el ámbito universitario y juvenil", tal y como ha informado la hermandad universitaria.

La imagen del Crucificado, esculpida por Juan de Mesa en 1620, será portada en andas desde la Capilla Universitaria hasta la Catedral por universitarios y estudiantes de toda la Archidiócesis, rezándose durante el recorrido las catorce estaciones de este culto piadoso, en el que se invitará a toda la juventud creyente de Sevilla a meditar sobre los misterios de la pasión y muerte del Señor.




A su llegada a la Catedral, el Cristo de la Buena Muerte presidirá una liturgia de la Palabra, que estará a cargo del vicario de la Nueva Evangelización, Óscar Díaz Malaver, quien meditará sobre la Resurrección como parte esencial de la catequesis kerigmática. Este acto de piedad contará con la presencia del arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, quien acompañará a la imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte en su estancia en la Catedral de Sevilla.

De forma secular, y en especial a partir de la fundación de la hermandad universitaria en 1924, el Cristo de la Buena Muerte se ha erigido en símbolo y expresión de los sentimientos católicos de los estudiantes sevillanos. Es por ello que, siguiendo las indicaciones de la orientación pastoral del arzobispo, especialmente en lo indicado a la piedad popular al servicio de la evangelización, la Hermandad de Los Estudiantes ha querido promover, en un año tan especial para nuestra corporación, un acto de piedad que movilice a la juventud católica sevillana, afiance su identidad cristiana y contribuya a compartir su fe en comunidad.



De hecho, una de las acciones que está llevando a cabo la Hermandad de los Estudiantes por el IV centenario del Cristo es la devolver la imagen a las aulas de los colegios. Por ello, la hermandad está haciendo entrega de unas reproducciones de la pintura del Cristo realizada por Francisco Maireles para que siga siendo símbolo y "expresión de los sentimientos católicos de los estudiantes sevillanos".

diariodesevilla