Protección Civil mantendrá desalojadas las bocacalles de Larios durante las procesiones de Málaga

A ocho semanas del Domingo de Ramos, se intensifican las reuniones entre la Agrupación de Cofradías de Semana Santa y el Ayuntamiento para planificar las cuestiones relativas a los itinerarios de las procesiones. 2020 será la segunda edición para el nuevo recorrido oficial que se puso en marcha el año pasado y que generó no pocas críticas por las carencias que presentó en algunos de sus aspectos. Algunas de las quejas ciudadanas se dirigieron contra la medida adoptada por el Consistorio de mantener desalojadas las bocacalles de Larios durante el transcurso de los cortejos por esta vía, para facilitar la evacuación del público de las sillas en caso de avalancha y el acceso de los servicios de emergencias.

Este martes se produjo un encuentro entre directivos de la Agrupación y responsables de Protección Civil del Ayuntamiento en el que estos se ratificaron en mantener aforadas las calles que desembocan en Larios por seguridad. "Se colocarán unas vallas antivuelco más bajas, no como las que se dispusieron el Domingo de Ramos el año pasado, pero sí será necesario instalarlas a la misma distancia de la calle Larios para evitar que haya concentración de personas viendo las procesiones en esas bocacalles, que deben estar despejadas en caso de evacuación", expuso Juan Benítez, responsable municipal de Protección Civil.



Así, la calle Larios quedará limitada al público de las sillas y a los comerciantes y clientes de los negocios de la vía, que no podrán permanecer de pie viendo las procesiones. "Este nuevo recorrido oficial permite a los no abonados ver las cofradías detrás de las sillas en otros sitios como la Alameda Principal", argumentó Benítez.




Barajan aforar la calle Manuel José García Caparrós
Asimismo, admitió que, debido a las obras de la zona de Hoyo de Esparteros que cortarán la calle Prim, Protección Civil está barajando limitar igualmente la presencia de público en la calle Manuel José García Caparrós, que será la alternativa a Prim para conectar el puente de la Esperanza con el pasillo de Santa Isabel y la plaza de Arriola. Además, tampoco se descarta aforar la calle Torregorda, en función de la evolución de las obras de un edificio de viviendas que se construye en la esquina con la Alameda Principal. "Estas afecciones por las obras nos van a obligar a modificar las vías de evacuación del recorrido oficial, por lo que es probable que tengamos que desplazar a algunos abonados para poder habilitar las nuevas de este año", admitió el jefe de Protección Civil.

diariosur