La Hermandad de la Amargura de Ceuta denuncia un apedreamiento en el puerto

n la noche de este lunes miembros de la Amargura fueron apedreados en el puerto por inmigrantes cuando estaban ensayando el paso.
Tras los hechos ocurridos en la noche de este lunes, en la que miembros de la Amargura se vieron en medio de "una emboscada" en el puerto tendida por inmigrantes que había en la zona, que según los miembros de la misma, les apedrearon y les amenazaron con palos, la Hermandad de la Amargura ha denunciado a través de un comunicado los hechos y han lanzado "un mensaje de tranquilidad a todos los hermanos, costaleros y costaleras; y en definitiva al pueblo de Ceuta".



En el mismo describen con detalle los hechos ocurridos la pasada noche: "Anoche nuestra cuadrilla vivió una intensa amenaza por parte de los Menores Extranjeros no Acompañados en las inmediaciones de la zona, intimidándoles con palos, piedras y con amenazas varias. Enseguida se hicieron varias llamadas al 112 y acudió nuestra Policía Nacional, Policía portuaria y Guardia Civil para evitar males mayores. Queremos expresar públicamente nuestro total rechazo a la violencia que pudieron presenciar nuestros costaleros y costaleras, y decir que se han tomado cartas en el asunto".

Por estos hechos, desde la Amargura han solicitado "una reunión de manera urgente con la Delegada del Gobierno y el Presidente de la Ciudad Autónoma, para dar constancia de lo ocurrido y exigir soluciones", y han agradecido la actuación llevada a cabo por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado "Desde este espacio agradecemos la labora de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, así como la Autoridad Portuaria". Además, han defendido su labor "las Hermandades tenemos la importante tarea de mantener vivas nuestras tradiciones, para que nuestra Semana Mayor luzca como se merece, a pesar de tantos impedimentos como el de ayer. Ceuta y sus tradiciones merecen ser respetadas y amparadas por la Administración pública".

Uno de los costaleros allí presentes, Adán del Campo, denunciaba también estos hechos a través de las redes sociales: "Acabo de llegar a casa tras haber pasado más miedo que nunca en el Puerto", explicando que tras las amenazas recibidas por parte de menores inmigrantes decidieron suspender el ensayo y posteriormente volvieron a ser atacados: "La sorpresa ha sido cuando tras acabar el ensayo un grupo de unos 45-50 MENAS (sin exagerar), vienen corriendo hacia nosotros con palos y piedras, con la suerte de tener un portalón grande que pudimos cerrar agarrándolo por no tener pestillo. A continuación, al ver que no podían hacer nada han empezado a dar patadas a dicho portalón", destacando que es la primera vez que viven una situación así: "Un estado de tensión que nunca habíamos vivido en tantos años que llevamos allí".

elpueblodeceuta