Gran estreno para el Martes Santo gaditano

La junta de gobierno de la archicofradía de Columna lleva varios meses en la opción de estrenar un sobretecho para el palio de María Santisima de las Lágrimas, algo que completara el conjunto desde todas las perspectivas.

Para emprender tan ardua tarea, se decidió hablar con Juan Antonio Verdía, incansable colaborador de la archicofradía del Martes Santo gaditano y encargarle un diseño artístico del mismo, obteniendo este gran resultado.



Para el sobretecho del palio de la Virgen de las Lágrimas se ha realizado un montaje fotográfico sobre un repostero del siglo XVIII. Asimismo se han añadido las leyendas con citas del Stabat Mater.

En el centro se ha colocado un dibujo que se ha elaborado solo para este trabajo inspirado en el primer escudo de la archicofradía, del que se conservan varios ejemplos en la casa de hermandad.

El diseño y digitalización fueron ejecutados por Juan Antonio Verdia y los ajustes e impresión fueron labor de la empresa gaditana BABBLA.

Hay que recordar que la archicofradía de Columna convocaba hace meses a sus hermanos con carácter de urgencia con el objetivo de presentar el proyecto de restauración de María Santísima de las Lágrimas, titular de la corporación con sede en San Antonio.




La imagen de la Virgen de las Lágrimas es una preciosa talla del genovés Domenico Giscardi que data de 1776 y que solo ha sido restaurada en una ocasión, en 1985 por Antonio Dubé de Luque. Desde entonces ha pasado el tiempo y se ha detectado que la titular precisa algunos retoques concretos. Es por ello que consultó a los hermanos sobre la intervención.

Lo expuso en su día la restauradora gaditana Pilar Morillo en una conferencia que se celebró en 2016 con motivo del 250 aniversario de la talla. Con esta base y un reciente proyecto elaborado por Morillo, la junta de gobierno presentó un proyecto que fue respaldado por los hermanos.

elmira