El Martes Santo en Sevilla se queda como en 2019

Ell Martes Santo de este año será igual al de 2019, aunque no sin cierto revuelo. Cuando parecía que las aguas habían vuelto a la calma en esta jornada, que ha sufrido dos cambios de organización desde 2018, se atisba otra tempestad a poco más de dos meses para una nueva Semana Santa.

El esquema fijado el año pasado por el Consejo de Hermandades, en el que se volvía al sentido tradicional en la carrera oficial (de la Campana a la Catedral) tras el experimento de la Semana Santa anterior, colocaba a San Esteban la primera del día, lo que le llevaba a salir a una hora inusual para una cofradía de centro (en horario laboral) y a entrar cuando todavía no había anochecido.

La corporación de la puerta de Carmona asumió esta posición por las circunstancias que se produjeron en 2019, cuando en plena cuaresma el arzobispo, monseñor Asenjo, tuvo que llamar al orden a las cofradías de la jornada ante su negativa a aceptar la organización planteada por el Consejo.



El Martes Santo de 2019 resultó un éxito. Se acabó con los problemas tradicionales del día y se logró una puntualidad absoluta en la carrera oficial. Ahora, eso sí, la gran perjudicada había sido San Esteban, que desde entonces ha hecho varias gestiones para abandonar este puesto con el que se mostró disconforme desde un principio, entre otros motivos, por la antigüedad que tiene en la jornada.

San Esteban, la perjudicada de 2019
En un escrito publicado por el hermano mayor de esta corporación, Jesús Bustamante, se explican los pasos dados desde que acabara la Semana Santa del año pasado. Unos trámites que han caído en saco roto después de que el pasado miércoles 29 de enero en una reunión a la que asistieron las ocho cofradías del día y el delegado del Martes Santo, Daniel Perera, se rechazara el plan propuesto por San Esteban.

Las claves principales de esta iniciativa (respaldada por el cabildo de oficiales de la hermandad) consistían en retrasar el inicio de la jornada 20 minutos (a las 16:40) y en el orden de paso, que hubiera quedado de la siguiente manera: El Cerro, San Benito, la Candelaria, la Bofetá, San Esteban, los Javieres, los Estudiantes y Santa Cruz.

En el mencionado encuentro, según palabras de Bustamante, "la propuesta no fue estimada como asumible por las otras siete hermandades, al argumentarse diversos aspectos técnicos y particulares que afectaban a cada una de ellas". Por tal motivo, el delegado del día informó de que el Martes Santo de 2020 repetirá el mismo modelo del año pasado, aunque, eso sí, "con pequeñas correcciones técnicas que habrán de acordarse antes del Cabildo de Toma de Horas".

Salir y entrar con sol
Ante tal situación, como última súplica, San Esteban propuso cambiar su puesto por la segunda, es decir, por el Cerro, alternativa que también se descartó. Por lo que la cofradía de la Puerta de Carmona tendrá que ser, de nuevo, la primera el próximo Martes Santo. Salir a hora bastante temprana y entrar con luz solar.

La negativa a la propuesta de San Esteban ha provocado malestar en la jornada, hasta el punto de que la junta de gobierno de la referida hermandad ha decidido aplazar la convivencia de las cofradías del día prevista en su sede canónica.

diariodesevilla