El Cristo de Burgos, una nueva orfebrería para el palio y el próximo Miércoles santo

La hermandad del Cristo de Burgos lleva en los últimos años acometiendo la renovación y restauración del paso de palio de Madre de Dios de la Palma. Para los tres próximos años, la hermandad que gobierna la junta que preside José Antonio Manzano tiene en mente renovar y armonizar la orfebrería del paso de palio progresivamente.

En la actualidad, los varales de Seco Velasco son las únicas piezas que forman parte del origen del palio en 1928, mientras que los faroles de cola, la candelaría, peana, juego de jarras y demás piezas fueron acometiéndose poco a poco en talleres como el de Viuda de Villarreal, Villarreal o Eduardo Seco Imberg. De esta forma, el Cristo de Burgos trabaja en un nuevo diseño de orfebrería que pasa más por la renovación que por el cambio estético del paso. Con este proyecto en fase de estudio, el aspecto del paso de palio no mutará pero sí presentará una piezas de orfebrería restauradas y unificadas estéticamente. Tal y como ha podido conocer Pasión en Sevilla, el moldurón será la primera pieza que se acometerá en estos tres años de mandato. El resto de la orfebrería será un trabajo para juntas venideras, siempre y cuando el diseño se aprueba en la hermandad. El moldurón es la pieza más desgastada y data de 1954 por Javier Sánchez Torres.




En 2004, el palio de Juan Manuel Rodríguez Ojeda en 1928, se pasó a nuevo terciopelo en el taller de José Ramón Paleteiro recuperando el diseño original.

En la Semana Santa de 2019, el taller astigitano de Jesús Rosado restauró el manto de salida de madre de Dios de la Palma. Desde la hermandad se tenía claro que se recuperaría el 95% de las piezas originales. Se trataba la primera gran restauración del manto desde su hechura. El pasado mes de marzo, la pieza quedó expuesta en el Círculo Mercantil antes de estrenarse el Miércoles Santo del pasado año.

El Miércoles Santo
El anuncio del cambio de recorrido de ida de Los Panaderos ha sorprendido en el seno del Cristo de Burgos. De hecho, gran parte de los oficiales de junta conocieron la notica a través de los medios de comunicación, y todavía no tienen notificación oficial alguna. Antes del anuncio, la corporación de la Plaza de San Pedro barajaba la posibilidad de adelantar la salida para dejar más tiempo libre los Panaderos.

Sin embargo, tras la noticia en el cambio de recorrido de ida en el seno de la corporación de la calle Orfila, en el Cristo de Burgos sí creen que puede afectar a su hora de salida. En estos momentos, la cofradía de negro sale a las 19,45 horas para dejar expedita la puerta de Los Panaderos y que puedan realizar su salida. Con este cambio de la última hermandad del Miércoles Santo, el Cristo de Burgos tiene que estudiar en los próximos días el horario de salida, y la posibilidad de retrasarla. De esta forma, el Cristo de Burgos recuperaría un ritmo de paso normal y evitaría un posible parón que puede sufrir por retrasos en su salida, o, el tiempo que fuera necesario para evacuar las aglomeración de público en las calles Orfila y Javier Lasso De la Vega.

abc