El Perdón de Jaén anima a sus cofrades a poner a sus Titulares en el balcón

Asta, remate y perillas nuevas para el Simpecado de Huelva

El Simpecado de las Hermandad de Huelva estrenará para la próxima romería del Rocío un conjunto de asta, remate y perillas de orfebrería. La junta de gobierno de la corporación rociera sigue así en la línea de mejora del patrimonio artístico y aprobó por unanimidad la realización de este proyecto.

Esta necesidad viene dada del escaso valor artístico que poseen dichas piezas en la actualidad, no sólo en los materiales, sino además, en su diseño y ejecución, no estando a la altura de la magnífica pieza de bordado que supone el Simpecado. Fue el artista, Javier Sánchez de los Reyes, quien en una visita realizada a la Hermandad en 2017 para evaluar el patrimonio de la misma, vino a resaltar la necesidad imperante de realizarle al Simpecado un asta y remate a la altura del bordado.

El proyecto será realizado en plata repujada por el taller de orfebrería Delgado López. En el diseño de la cruz podemos ver la silueta sinuosa en sus extremos, levemente inspirada en la arquitectura de la carroza de orfebrería que porta el Simpecado, rematadas por perillas. En sus centros se alojan cartelas con escudos y símbolos relacionados con la hermandad. Arriba del estipe podemos ver el Espíritu Santo, la Paloma derramando la gracia desde el cielo en relación directa con la festividad del pentecostés, en la parte baja, se aprecia el escudo de la Casa Real Española, recordando claramente el título de Real que otorga a la hermandad S. M. El Rey Alfonso XIII en el año 1928.




Un total de ocho tubos de cañón y ocho nudetes componen el asta. Los tubos son decorados con dibujo fantástico de dos ramas entrelazadas entre sí de rosas y azucenas que simbolizan la pureza de virgen y la rosa mística como letanía. En los nudetes podremos leer el estribillo de la reconocida Salve de la Hermandad que irá cincelada y repartida en los ocho nudetes.

Las perillas de la cruceta del Simpecado son unas piezas muy sutiles en el conjunto. Se trata de una pieza compartida en ocho partes, en cuatro de ellas se alojan unas especie de cartelillas dispuestas de forma frontal para las que el artista se ha querido inspirar en los arcos de flores de los tradicionales carros de la Hermandad, dejando así un guiño a la especial idiosincrasia de la misma a lo largo de su historia.



larebujina