La Sed de Sevilla estrenará el Guión de la Caridad el 3 de marzo

Un Domingo de Ramos y un Miércoles Santo sin cambios en Sevilla este 2020

El Domingo de Ramos de la Semana Santa de 2020 será igual que el de 2019. Por lo menos, en cuanto a orden de llegada a Campana, horarios de procesionar e itinerarios por las calles de Sevilla. La reunión entre las corporaciones de la jornada inaugural no ha traído cambios.





El Miércoles Santo mantendrá el mismo orden de paso para la Semana Santa de 2020
La modificación más demandada del Domingo de Ramos era el cambio de posición de Jesús Despojado. La corporación de Molviedro, actualmente segunda, podría haber modificado su lugar para procesionar entre la Cena y la Hiniesta. Esto la ubicaría en cuarto lugar y evitaría que discurrieran tres cofradías seguidas por la calle Francos durante el Domingo de Ramos.


El Miércoles Santo tampoco cambia

El Miércoles Santo de 2020 será igual que en los últimos años. Así lo han acordado las hermandades del día que, pese a las opciones de reforma que había sobre la mesa, han adoptado una solución conservadora y mantener la misma configuración de los últimos años.

Las nueve cofradías del día y el delegado, Eduardo Carrera, ya desecharon en el mes de marzo una reforma para la pasada Semana Santa, emplazando los posibles cambios a la Semana Santa de 2020. Pese a que se han puesto propuesta sobre la mesa, fundamentalmente adelantar a las Siete Palabras o a los Panaderos, han preferido dejar las cosas igual. "Había opciones, pero las hermandades han preferido quedarse como están. Las propuestas se han quedado en propuestas", ha explicado Carrera.

El Consejo, según ha abundado el delegado, no tiene intención alguna de imponer cambios en esta jornada para solucionar los problemas, como sí ha hecho el Martes Santo, por ejemplo: "No vamos a imponer nada. Tampoco es una jornada muy problemática".

Las hermandades y el Consejo sí seguirán trabajando para mejorar otros aspectos que van más allá del orden de paso por la carrera oficial, como recorridos u horarios.

El principal problema del Miércoles Santo es la situación de los Panaderos, hermandad que sale desde la calle Orfila, calle por la que transitan cinco hermandades, por lo que no pueden formar la cofradía con la necesaria tranquilidad.

El Miércoles Santo es una de las jornadas más díficiles de organizar de la Semana Santa, sobre todo por ese nudo gordiano de la calle Orfila. Ha cambiado en varias ocasiones su orden. En el año 1989 se adelantó a los Panaderos desde el penúltimo puesto y se retrasó al Baratillo y a las Siete Palabras. El orden aquel año fue: la Sed, San Bernardo, el Buen Fin, los Panaderos, el Baratillo, el Cristo de Burgos, las Siete Palabras y la Lanzada.

Esta configuración cambió de nuevo en 1992: la Sed, San Bernardo, el Buen Fin, la Lanzada, el Baratillo, el Cristo de Burgos, las Siete Palabras y los Panaderos. La más perjudicada entonces fue la de los Panaderos. Desde entonces, con más o menos intensidad, reclama un sitio más adecuado.

diariodesevilla