La Sed de Sevilla estrenará el Guión de la Caridad el 3 de marzo

El Arzobispado Castrense de España concede la Cruz Fidelitas a la Congregación de Mena

El Arzobispado Castrense de España, dada la vinculación militar que tiene la Congregación de Mena con la Legión y la Armada, ha concedido la Cruz Fidelitas a la cofradía durante una misa celebrada la pasada semana en la Catedral Castrense en Madrid, en la que se bendijo una pintura del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas, obra del pintor malagueño Raúl Berzosa, y que ha donado la propia hermandad.



El arzobispo castrense de España, monseñor Juan del Río, presidió la eucaristía celebrada en honor de la Inmaculada Concepción, patrona de los capellanes y la posterior entrega de condecoraciones. La misa comenzó con la bendición del cuadro de grandes dimensiones de Berzosa y fue concelebrada por el vicario general, los vicarios episcopales del Ministerio de Defensa, del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil, de la Armada, del Ejército del Aire y de la Policía Nacional, el secretario general, el rector del Seminario y capellanes castrenses y el director espiritual de la congregación y párroco de la iglesia de Santo Domingo, Antonio Jesús Carrasco. A continuación, tras los ritos iniciales de la santa misa y en la homilía el prelado disertó sobre ‘María, regalo de Dios, sueño de la humanidad’. Tras la eucaristía se impusieron condecoraciones en sus diversas categorías tras la lectura del artículo primero del decreto de creación de la medalla que dice: “La Cruz Fidelitas se crea para premiar el tiempo de fidelidad y dedicación ministerial de los capellanes castrenses en las Fuerzas Armadas de España y para recompensar acciones notables y meritorias, tanto de capellanes como del personal militar o civil y también instituciones, en referencia a la Iglesia y al evangelio en el ámbito del Arzobispado Castrense de España”.

Entre los condecorados se encuentran instituciones como la Armada, en la persona de Teodoro López, almirante jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA); la Congregación de Mena, que se impuso en la bandera de la cofradía; el hermano mayor, Antonio de la Morena, y la Oficina de Protocolo de la Guardia Civil, y autoridades como Alfredo Martínez, jefe de Protocolo de la Secretaría General de la Casa de Su Majestad el Rey; Antonio Pelayo, asesor de Asuntos Religiosos en la Embajada de España ante la Santa Sede; además de capellanes, personal civil, de las Fuerzas Armadas, de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, como el general y consejero de Mena Julio Salom. Al acto también asistieron por parte de Mena el secretario general, Eduardo González; el responsable de Relaciones Institucionales, Manuel Gordillo, y la consejera Rocío Pérez. La conmemoración terminó con la intervención de monseñor Juan del Río, arzobispo castrense de España.

La nueva obra de Raúl Berzosa, titulada ‘Cristo de la Buena Muerte’, es un óleo sobre lienzo, cuyas dimensiones son 114 x 162 centímetros, realizada para el palacio episcopal castrense en Madrid, y que ha sido donada por la Congregación de Mena.

El centro de la composición lo ocupa el Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas, sobre un fondo que permite el realce del Señor. En la parte alta el sol eclipsado hace referencia al momento de la muerte de Jesús y en la parte baja dos elementos: a la izquierda la Catedral Castrense y a la derecha la capilla de la congregación perteneciente a la iglesia de Santo Domingo, siendo el Cristo de Mena el enlace entre ambos lugares. Para realizar la pintura del Señor el autor se ha basado en una magnífica fotografía de Juanma Sánchez.




Fuente:Congregación de Mena