Jesús Coronado de Espinas, Nueva obra de Ana Rey

Con mucho gusto, medida y todo programado así ha sido el gran acto de bendición de la imagen de Ana Rey, Jesús Coronado de Espinas.


Presidiendo la parroquia en un altar con sumo gusto donde terciopelo y damascos rojos conjugaban en perfecta armonía con en el exorno floral dispuesto para ello. Flanqueando al cristo solo dos cirios, Salud y Coronado, ambas leyendas se podían leer en ambos. Nada más, todo para que el protagonista fuera el Señor.

La Eucaristía de bendición ha estado cargada de emotividad así como de simbolismo, participación en ella de la Hdad de Medinaceli, madrina de la Bendición, y del Señor Alcalde José Igancio Landaluce, socio honorario, en las lecturas. Las ofrendas han estado a cargo de los grupos parroquiales, padrinos de la bendición.

Con gran solemnidad y también gesto de satisfacción y emotividad procedía el Padre Ángel al acto de bendición, a continuación se dirigió a los fieles y a la ciudad para que veneraran y acogieran con cariño esta nueva imagen, así también de la misma forma un muy emocionado Andrés Maderal, coordinador de la Asociación daba buen testimonio del periplo que ha sido la llegada del cristo así como de la lucha de su junta para que todo llegará a buen puerto. Una gran muestra de agradecimiento que se ha visto materializada ,a aquellas personas que han luchado para ello, con pequeñas virutas a modo de relicario resultantes de la talla del Señor.

Una vez finalizada la Eucaristía, Algeciras pudo admirar de cerca la impresionante talla. Brazos maniatados ligeramente elevados hacia la izquierda sosteniendo la caña, sobre sus hombros la clámide púrpura… ensogado y maniatado, mirada cabizbaja y la corona de espinas a sus pies. El Señor aún no presenta las heridas de la corona en su cabeza puesto que el misterio representara justo el momento en el que es colocada.

San García, ahora sueña despierta, a la espera «por ahora» de un Viernes de Dolores no muy lejano que de seguro volverá hacer historia, ahora el testigo lo recoge Algeciras que sueña con ver por sus calles a una nueva Hermandad.