1925: La petición de la Macarena al Vaticano para cambiar su Función

Los hechos que tuvieron lugar en el pasado llegan a nuestros días gracias a los documentos que se guardan en las bibliotecas, en los archivos o en los cajones de un armario. A principios del siglo XX, los oficiales de las juntas de gobierno guardaban muchos documentos de las hermandades en sus propias casas. En tiempos agitados, era normal pensar que los documentos importantes estarían más seguros en la casa de uno que en la propia iglesia.

En 1925 pasó exactamente eso. Francisco Pareja Muñoz era uno de esos hermanos de la Macarena que desempeñó varios cargos en la Junta de Gobierno. «Mi tío siempre era algo, decía mi padre», comenta José María Pareja Marcano, otro macareno que hace poco tiempo ha tenido acceso a un documento singular. «Mi hermano me dio unos documentos que estaban en su casa y que pertenecieron a la hermandad de la Macarena. En concreto se trata de una petición de la corporación y la correspondiente respuesta del Vaticano», señala José María Pareja Marcano mientras se toma el té. De una carpeta plastificada, José María saca un documento que data de 1925. El mismo está bastante bien conservado, con el grabado pontificio en seco en ambas carillas y con el sello del Arzobispado de Sevilla y de la Sacra Rituum Congregatio, o lo que es lo mismo, la Sagrada Congregación de los Ritos del Vaticano.
Petición de la Macarena al Vaticano para cambiar el día de su Función en 1925.
Petición de la Macarena al Vaticano para cambiar el día de su Función en 1925.




Por aquel entonces, la Función Principal de la Macarena se celebraba el día de 18 de diciembre por la mañana porque no había misas por la tarde. Mediante este documento, la corporación que entonces residía en San Gil, solicita al Vaticano un permiso para celebrar la misa el cuarto domingo de adviento. En principal problema radicaba en que había pocos hermanos que podían acudir a la Función por motivos laborales, por ello la hermandad solicita a la Sagrada Congregación de los ritos del Vaticano, cambiar la Función Principal. «En 1925 no había tantos jubilados por las calles como hay ahora», señala entre risas José María Pareja Marcano. En aquel año, el Papa Pío XI era la cabeza visible de la Iglesia Católica.
Petición de la Macarena al Vaticano para cambiar el día de su Función en 1925.
Petición de la Macarena al Vaticano para cambiar el día de su Función en 1925.




Así las cosas, este documento es la contestación de la Santa Sede a la Macarena que llegó al Arzobispado de Sevilla. En la hoja aparecen las rúbricas de Jerónimo Armario, representante de la Iglesia hispalense, y de Alejandro Verde, secretario de la Sagrada Congregación de los Ritos del Vaticano. Finalmente, Roma accedió a la petición de la Macarena dándole un indulto durante 10 años. «El valor presente otorgado durante la próxima década. 10 de octubre de 1925», reza el documento.De esta forma, la Macarena pudo celebrar su Función Principal el cuarto domingo de adviento durante 10 años. Este cambio se puede comprobar en la propia prensa de la época. En las páginas del diario ABC del jueves 18 de diciembre de 1930, cinco años después de la solicitud, se decía los siguiente: «Parroquia de San Gil Abad. El domingo a las once, Función solemne en honor a la Santísima Virgen de la Esperanza, predicando el señor doctor. D. Bartolomé Romero Gago, canónigo de la Catedral».
A partir de este sábado comenzarán los días grandes de la Macarena. Tal y como señaló la corporación, habrá un turno exclusivo para sus hermanos en el próximo besamanos a la Virgen de la Esperanza, cuyo horario será de 7 a 9 horas los días 15, 16, 17 y 18 de diciembre. Esta novedad surge del compromiso de situar al hermano en el centro de la hermandad y prestar especial atención a sus necesidades. El turno, cuyo acceso estará controlado, es solo y exclusivamente para los hermanos, permitiendo a muchos de ellos, que por razones de trabajo, familiares y de otra índole no podían asistir al besamanos, hacerlo de una manera más cómoda e íntima. De esta manera, la hermandad pone a disposición de sus hermanos un total de ocho horas -dos por cada día- para que puedan besar la mano de la Virgen de la Esperanza antes de retomar sus quehaceres diarios.  
A día de hoy, basta con una comunicación en la web de la corporación para darle su espacio a los hermanos. En 1925, los medios eran otros.
Páginas del diario ABC en el 18 de diciembre de 1925.
Páginas del diario ABC en el 18 de diciembre de 1925.
abc