Nueva talla del imaginero Antonio Labrador

El imaginero Antonio Labrador ha dado a conocer su última obra, un busto de cristo con los cabellos rubios con destino a una colección particular.




Bajo el título «Gloria Nazarenorum» el artista sevillano ha dado forma a un busto modelado en terracota y policromado al óleo inspirado «en el canon de belleza impuesto durante el Quattrocento italiano, consistente en la palidez de la piel y los tonos claros y rubios del cabello desarrollado en la pintura; junto con la monumentalidad de las imágenes en la escultura, todo ello para acentuar la realeza de Jesús. Junto a esas premisas, he querido sumar parte de la esencia de lo Barroco; cómo es la teatralidad, la fuerza y la contundencia de la expresión». Para lograrlo, el autor «ha trabajado los efectos de los volúmenes, tanto en el rostro como en el resto del modelado hasta los hombros».




La obra «busca la catequesis y la conexión con los fieles». Para ello, ha querido plasmar en su rostro el instante en el que Jesús, ya coronado de espinas y cruelmente azotado, toma y abraza la Cruz ya casi moribundo pero con la decisión y la fortaleza del Hijo de Dios».

abc

No hay comentarios

Deje su Opinión...