Normas y recomendaciones del traslado de la Virgen del Rocío a Almonte

Como cada siete años, la Virgen del Rocío, es trasladada desde la aldea hasta el pueblo de Almonte en la madrugada del 19 al 20 de agosto. Por ello se ha preparado un plan de seguridad denominado el Plan Venida. Los responsables de este plan han publicado una serie de normas y recomendaciones para la misma.

Dado que el camino de la Venida de la Virgen del Rocío a Almonte se realiza fundamentalmente de noche, se instalarán señales lumínicas a cada kilómetro que informarán a los peregrinos del punto donde se encuentran y que favorecerán su localización en caso de necesidad de asistencia.
A lo largo del Camino de Los Llanos, se distribuirá una decena de puestos de avituallamiento de agua para los peregrinos con asistencia de voluntarios de Protección Civil en caso de necesidad de emergencia.
Normas de tránsito y seguridad en el camino.
Queda Prohibida la Circulación y estacionamiento en el Camino de los Llanos en ambas direcciones a partir de las 15:00 horas del 19 de agosto hasta el 20 de agosto a las 6:00 horas, pudiendo ser modificado a criterio de las Autoridades competentes por razones de seguridad.
Queda Prohibido en todo el recorrido de la Virgen el uso de animales de montura, salvo aquellos de uso exclusivo para avituallamiento y que vayan controlados por persona a pie y de reata. Asimismo, queda Prohibido en todo el recorrido el tránsito de vehículos de tracción animal y mecánica.
Los tractores podrán acceder al Camino de Los Llanos cuando las Autoridades competentes lo estimen conveniente por razones de seguridad.
Queda Prohibida la Circulación en el Camino los Puertos y Camino Tarajales sentido Almonte-El Rocío desde el 19 de agosto a las 18:00 horas hasta el 20 de agosto a las 6:00 horas, pudiendo ser modificado a criterio de las Autoridades competentes por razones de seguridad.
Consejos y recomendaciones.
Use ropa cómoda y holgada. Aunque el Traslado es por la noche, se esperan temperaturas elevadas propias del mes de agosto.
Beba agua con frecuencia: La hidratación es fundamental. Beba frecuentemente (sin esperar a tener mucha sed) e ingiera alimentos ricos en hidratos de carbono para disponer de fuerza y energía durante todo el camino. Tenemos que comer poco, pero muchas veces. No es recomendable tomar bebidas con alcohol en caso de tener temperaturas elevadas.




Comience a andar de forma paulatina. Así conseguirá que los músculos no sufran sobrecargas ni roturas. Cuando lleve un tiempo andando, ya podrá elevar su ritmo sin riesgos. Si tiene sensación de fatiga, pare. Tome aire fresco y no se ponga nervioso.
Pare en casos de mareo o malestar general. En caso de mantenerse esta sensación, avise a los servicios sanitarios de urgencia.
Utilice pañuelo de coco o mascarilla para evitar que el polvo entre dentro del sistema respiratorio.
Utilice repelente para los insectos. No olvide que está andando por el campo.
Los pies deben ser ciudados desde, al menos, un mes antes. Hidratarlos con una crema rica en urea es la mejor manera de evitar ampollas o heridas propias del roce del calzado y el calcetín.
No estrene calzado. Calcetines de algodón y calzados deportivo es lo recomendable. Por supuesto, se desaconseja el uso de botos.




Abandone la marcha si aparecen ampollas o heridas.

No hay comentarios

Deje su Opinión...