-->

La revolución «Valle de Sevilla»

La revolución «Valle de Sevilla»

La revolución «Valle de Sevilla»

Imprescindible  para el repertorio de cualquier banda de música en las últimos lustros. Calificada por los expertos como  «una de las grand...
Comentarios julio 15, 2019
La revolución «Valle de Sevilla»
Imprescindible para el repertorio de cualquier banda de música en las últimos lustros. Calificada por los expertos como «una de las grandes composiciones para banda de la historia de la música», denostada por muchos en sus inicios e incluso olvidada en un principio por su propia hermandad. Desde su creación en 1990, pero sobre todo desde su impulso a principios del siglo XXI, «Valle de Sevilla» se ha convertido en pieza imprescindible del repertorio exquisito de cualquier cofradía. Los sones de la Andalucía más auténtica que idearon Albéniz o Fallatrasladados a una pieza que roza la perfección. Creada tras una vida que guardaba momentos sorprendentes y olvidado por el tiempo hasta su resurrección al final de sus días, José de la Vega regaló a la ciudad y a la música internacional lo que es para algunos «la mejor marcha compuesta en los últimos cincuenta años». La «Revolución Valle de Sevilla» contada en primera persona por sus impulsores. El respaldo a una obra que ha creado un hito contemporáneo en las voces de los mayores expertos en música del panorama nacional.
Una historia que arranca en 1990. José de la Vega se encontraba sumergido en el domicilio de suCórdoba natal, encerrado entre papeles y partituras de marchas o pasodobles. Su denostada vida y su recuerdo se guardaban entre las cuatro paredes de una habitación repleta de retratos que narraban una apasionante, y a la vez olvidada, trayectoria musical.

José de la Vega: el genio frustrado






Nacido el 12 de agosto de 1929 en la ciudad califal, su historia se cuenta a través de un currículum a la altura de los más grandes. Profesor Superior de Violín y de Armonía, Contrapunto, fuga, composición e instrumentación, a los 44 años tiene que abandonar su brillante carrera como violinista a causa de una operación que daña su brazo izquierdo, dedicándose entonces a la composición y a la radio. Trabajó en Radio Nacional de España como asesor musical en radio clásica y aprendió de Pedro Gámez Laserna en su etapa como trompa de la Banda Municipal de Córdoba cuando estaba dirigida por Gómez Camarero.
Su formación vivió a caballo entre Córdoba y Madrid como violinista, convirtiéndose en Premio Extraordinario de Fin de Carrera. Fue profesor de la Orquesta Sinfónica de RTVE.
Como compositor, tras sus estudios de contrapunto, fuga y composición con maestros como Victorino Echevarría, Julio Gómez y José Olmedo, obtuvo con su primera marcha; «Esperanza Divina Enfermera», una mención honorífica en el concurso de marchas procesionales organizado por el Ayuntamiento de Sevilla en 1981. Creador a su vez de piezas sinfónicas para la Orquesta Bética Filarmónica de Sevilla, la Orquesta de la RTVE, la Banda Sinfónica de Madrid y la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, murió en una residencia de Madrid el 28 de Abril de 2010 a la edad de 81, «conocido por algunos pero ninguneado por todos», como asegura el director de la banda Sinfónica Municipal, Francisco Javier Gutiérrez Juan.

El nacimiento de «Valle de Sevilla»

Semana Santa de 2015. La Virgen del Valle se acerca a la plaza de la Campana. Momentos antes de su entrada en la carrera oficial, un oficial de la junta de gobierno pide al director de laBanda de Música del Maestro Tejera, José Manuel Tristán, interpretarla. Un año atrás, en 2014, se tocó por primera vez en el lugar señalado. Se eliminaba así una especie de veto mediático por parte de la corporación en lugares señalados. Ya no solo sería «Virgen del Valle» de Gómez Zarzuela, José de la Vega entraba de lleno en el ideario emocional de los hermanos del Jueves Santo, 24 años después de su creación. Tristán comenta que la hermandad «pidió en 2015 que se tocara para entrar en la Campana, yo no estaba seguro y volví a preguntarlo, me lo volvieron a confirmar inmediatamente. Siempre se entraba con la de Zarzuela. Yo recuerdo que la hermandad repetía Virgen del Valle, tanto en la Campana como en los Palcos. Durante el recorrido era, una marcha, y Virgen del Valle. Así todo el tiempo. Les dije que esa composición era larga y que el palio, si corría mucho perdería Virgen del Valle».
En el año 2002 la Virgen del Valle era coronada en la Catedral. Problemas burocráticos impidieron a la Banda Municipal tocar tras la dolorosa en aquel mes de noviembre. La opción de la hermandad era clara: Tejera. Cuenta Tristán que «cuando cogimos la hermandad en la coronación canónica, al año siguiente, hicimos un concierto antes de Semana Santa y tocamos ‘Valle de Sevilla’. Mi padre y entonces director (Pepín Tristán Tejera) preguntó a la hermandad que por qué no se tocaba. Les dijo que no se había ni planteado. No le dieron la importancia oportuna en aquel momento. Todo sabemos que la hermandad del Valle es reacia a cambios».
José Manuel Tristán, actual director de Maestro Tejera, junto a su padre, Pepín Tristán
José Manuel Tristán, actual director de Maestro Tejera, junto a su padre, Pepín Tristán
Manuel Palomino, prioste de priostes en el Valle y, por aquel entonces, mayordomo de la corporación, recibió las partituras. «Allí todo el mundo requería la de Zarzuela, entonces había otra marcha que le hizo Albero para la frustrada coronación del año 1990 que se llamaba ‘Marcha para una coronación’, pero esa no se puede tocar en Semana Santa porque tiene los compases del ‘Regina Celis’, no se puede interpretar en penitencia. Sin embargo, la de ‘Valle de Sevilla’ era bastante bonita. Igual que se metían de otras hermandades, ¿por qué no íbamos a poder incorporar alguna dedicada a nuestra cofradía?Aunque para nosotros el himno de la hermandad es la de Zarzuela, Para el Valle es un orgullo tener la marcha de José de la Vega»., sentencia Palomino.
«Murió muy contento de que una hermandad como el Valle hubiera cedido a que su música sonara. Tenía esa espina clavada. Él pensaba que su música no era apropiada para el corte de la cofradía», asegura Tristán. ‘Valle de Sevilla’ resucitó al gran José de la Vega.
Carta de José de la Vega a Gutiérrez Juan fechada el 1/09/2005, fechas antes de la grabación del disco que dio a conocer la marcha 'Valle de Sevilla'
Carta de José de la Vega a Gutiérrez Juan fechada el 1/09/2005, días antes de la grabación del disco que dio a conocer la marcha ‘Valle de Sevilla’

El reconocimiento, al final de sus días

La vida le devolvió a José de la Vega en el final de sus días todo lo que en 81 años no pudo entregarle. ‘Valle de Sevilla’ fue el regalo que consagró a uno de los grandes compositores españoles del siglo XX en España. Una sola marcha que encumbró a un genio de la música.
Comenta Tristán que «José estaba algo molesto con las hermandades, pero sobre todo con su tierra, Córdoba. Él decía que su música no era reconocida. Es verdad que Francisco Javier Gutiérrez se da cuenta de que había un compositor ahí y empieza a poner su música en la Banda Municipal. Ahí es cuando empieza a conocer la gente a José de la Vega, no hay otra realidad».
El disco editado por la Banda Municipal en el año 2005 bajo el título ‘Maestros de la Pasión’ fue toda una apuesta personal de Francisco Javier Gutiérrez Juan en el campo de la investigación. Rescatar del olvido marchas con una calidad infravalorada y que, años más tarde, se convirtieron en emblemas de sus hermandades. Ahí estaba ‘Valle de Sevilla’. Ahí renace José de la Vega.
Carta de José de la Vega a Gutiérrez Juan fechada el 1/09/2005, fechas antes de la grabación del disco que dio a conocer la marcha 'Valle de Sevilla'
Carta de José de la Vega a Gutiérrez Juan fechada el 1/09/2005, fechas antes de la grabación del disco que dio a conocer la marcha ‘Valle de Sevilla’
«Estaba siendo ninguneado a nivel nacional. Cuando yo oí su música antes de ser director pensé que ese hombre no estaba reconocido. Al llegar al cargo, lo llame y le dije que iba a grabar un disco donde metería Valle de Sevilla, convirtiéndose al tiempo en una figura a nivel nacional.Para mí ha sido el triunfo a una de mis apuestas a nivel internacional. Puse en valor su saber, su carrera y su historia. Es como cuando un hijo se saca la carrera; la saca el hijo pero ¡qué alegría se siente de haber colaborado!» comenta Gutiérrez Juan.
Francisco Javier Gutiérrez Juan y su hijo, Francisco Javier Gutiérrez Jiménez, junto a José de la Vega tras un concierto celebrado el 7 de Octubre de 2007 en Madrid.
Francisco Javier Gutiérrez Juan y su hijo, Francisco Javier Gutiérrez Jiménez, junto a José de la Vega tras un concierto celebrado el 7 de Octubre de 2007 en Madrid.
Tristán destaca que lo conoció «en los últimos días de su vida. Era muy educado y reflexivo. Terminó en una residencia de ancianos años después de haberse separado de su mujer. Su gran ilusión, en la recta final, era la música».
Sus dos grandes valedores en la ciudad que lo devolvería a lo más alto: Gutiérrez Juan y la Banda del Maestro Tejera. Una vida ligada a la música procesional y al mundo del pasodoble.
Carta de José de la Vega a Gutiérrez Juan fechada el 24/01/2006, día después de la presentación del disco 'Maestros de la Pasión' en el Teatro de la Maestranza
Carta de José de la Vega a Gutiérrez Juan fechada el 24/01/2006, día después de la presentación del disco ‘Maestros de la Pasión’ en el Teatro de la Maestranza



«Mi relación con él viene a través del pasodoble ‘Fiesta taurina’. Es una maravilla. Lo escuché en Radio Sevilla, antes de la corrida ya que la tenían como sintonía. Ahí empezó mi interés por José de la Vega. Cada vez que venía a Sevilla nos veíamos. Se alojaba siempre en el Hotel América y en la cafetería del Duque tomábamos café. Un día estrené su pasodoble en los toros, lo invité y para él fue muy grande», comenta Tristán que recuerda que «su primera marcha que hace para Córdoba con el nombre de «Ángeles Reina» la estrenamos en la plaza de Capuchinos en un concierto de marchas y pasodobles de su autoría, donde Francisco Javier dirigió una marcha. José de la Vega, al final de su vida ya se sintió más reconocido en su tierra  y en Sevilla».
De la Vega es autor de marchas como «Triana, tu Esperanza», «Niña Guadalupe» o «Santa Ana», compuesta para el pregón de las glorias de José Antonio Rodríguez de 2007 y que jamás se volvió a interpretar. Tristán refuerza su idea: «compuso muchas cosas más para Sevilla, pero Valle de Sevilla está por encima de todo lo que hizo».
Carta de José de la Vega a Gutiérrez Juan fechada el 24/01/2006, día después de la presentación del disco 'Maestros de la Pasión' en el Teatro de la Maestranza
Carta de José de la Vega a Gutiérrez Juan fechada el 24/01/2006, día después de la presentación del disco ‘Maestros de la Pasión’ en el Teatro de la Maestranza

La marcha, parte por parte

Partitura de la Versión de 'Valle de Sevilla' para piano
Partitura de la Versión de ‘Valle de Sevilla’ para piano
“Marcha compuesta en 1990 y dedicada a la Hdad. del Valle de Sevilla por José De la Vega”.
Así reza la partitura original de la marcha que compuso el maestro en 1990. La petición de un amigo cercano hizo posible su creación, José de la Vega se puso manos a la obra. Así es la marcha ‘Valle de Sevilla’, parte por parte.
Comenta Gutiérrez Juan que «fue compuesta a petición de su amigo Francisco Melguizo, crítico musical cordobés afincado en Sevilla, quien le pidió una marcha para esta hermandad. Cuando De la Vega tuvo compuesta la marcha la registro con el nombre de ‘Madre Dolorosa’ a la espera de que entre tanto la marcha fuese aceptada por el Valle. La aceptación se produjo un tiempo con algunas reticencias, entonces el compositor cambió el nombre a la marcha y la tituló ‘Valle de Sevilla’».
Primera página de la versión para banda sinfónica «que utilicé en la grabación.Versión que tuvo importantes retoques que le pedí al compositor. Para nuestra grabación el compositor me hizo caso y se amplió la instrumentación para la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla en el verano-otoño de 2005 con partes para timbal, contrabajo y con rectificación en parte de trompetas», comenta Gutiérrez Juan.
Primera página de la versión para banda sinfónica utilizada en la grabación. «Tuvo importantes retoques que le pedí al compositor. Para nuestra grabación el compositor me hizo caso y se amplió la instrumentación para la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla en el verano-otoño de 2005 con partes para timbal, contrabajo y con rectificación en parte de trompetas», comenta Gutiérrez Juan.



Francisco Javier deja claro el difícil tránsito de la marcha desde el ostracismo hasta el éxito más rotundo, pasando incluso por cuñas publicitarias. «Un trozo de esta marcha fue utilizado por el compositor en una cuña publicitaria con el título de ‘Fervor Sevillano’. Tras hablar con el compositor nos aseguró el título de la marcha y además de la existencia de una versión para piano (me mandó dos ejemplares bellamente editados) y otra versión para orquesta sinfónica (firmada en ‘Los Molinos` en Julio de 1995), todas realizadas por el propio compositor».
Todo el sabor de la Andalucía del regionalismo enmarcada en una composición. «Es una marcha singular que no se parece a ninguna. Es una de las grandes composiciones enmarcadas en la ‘Forma Marcha’ a nivel internacional. Envidia de compositores sinfónicos de renombre. Gracia, técnica, conocimiento y talento andaluz» asegura Gutiérrez Juan.
Por otro lado, Tristán valora de la composición «el no tener una estructura clásica, innova y mete dos o tres temas de corte nacionalista andaluz. Música enraizada en nuestra tierra como por ejemplo lo tiene ‘Soleá dame la mano’».
Primera página de la partitura definitiva de 'Valle de Sevilla' para Orquesta Sinfónica
Primera página de la partitura definitiva de ‘Valle de Sevilla’ para Orquesta Sinfónica
Con una duración de 5 minutos y 20 segundos, Gutiérrez Juan comenta que «la marcha está compuesta en el modo de Sol Andaluz, le terminología es mía pero ya es aceptada a nivel nacional e internacional. Es de estructura Binaria. Comienza con una introducción de 16 compases. Tras ello, 4 compases a ritmo de marcha dan la entrada al material temático que da sentido a la exposición. La exposición está en re menor y funciona como dominante de la segunda sección de la marcha o trío, construido sobre una saeta en sol Andaluz». Valora que «el trío es sobrecogedor. Va in crescendo desde la saeta desnuda del principio del trío hasta un final apoteósico. En medio del trío hay un puente de 12 compases que servirá para pasar del recogimiento de la saeta en piano hasta el más brillante de losfortesEs el fiel reflejo de nuestra Semana Santa».

La explosión «Valle de Sevilla»

Hoy día no se entendería la Semana Santa sin esta marcha. Los expertos la incluyen entre Amarguras, Soleá dame la mano, Virgen del Valle, Quinta Angustia o La Estrella Sublime que «la abrazan» en su particular top ten y que salió de las manos de un genio a finales del siglo XX.
Tristán recalca que «no es fúnebre como se menciona siempre, rompe con todo. El componía muchos temas andaluces, compases que suenan en la marcha, por eso al Valle cuando lo escuchó, le chocó. Aun así, musicalmente hablando, está a la altura de las mejores que se han compuesto».
Gutiérrez Juan va a más: «es una de las grandes marchas de la historia. Si la comparamos con la producción internacional histórica; donde tú puedes comparar marchas de Wagner, Beethoven,…, entre las grandes está esta marcha. Las marchas que hizo Beethoven para banda son un juguete al lado de Valle de Sevilla. Pero no solo esta, Amargura, Soleá dame la mano o Virgen del Valle son mejores marchas que las que hizo Beethoven».
Una crítica basada en el pensamiento que se obtiene de la marchas de Semana Santa ya que «en Sevilla se puede ser muy chovinista, partiendo de la ignorancia o muy ‘snobista’ y despreciar a los sevillanos por folclórica, pero cuando de manera científica y documentada se hace un estudio serio, todo es distinto. Esto lo he defendido en Estados Unidos en conferenciaslas mejores marchas del mundo son las que se han hecho para la Semana Santa de Sevilla. Hay algunas que no, pero la riqueza más grande está aquí. Estamos hablando de en lo que somos buenos de verdad. ¿Se hará mejor el gazpacho en Sevilla que en Silicon Valley? Pues en esto igual. También tenemos otro problema. Aquí parece que lo que sea culto no puede ser cofrade. Una escultura a la que tú le tienes mucha devoción también se puede estudiar como obra de arte». Teoría que defiende también en su libro «La forma marcha», que puede ser consultado en conservatorios de todo el mundo.



Gutiérrez Juan remata que «si entre las buenas está Valle de Sevilla, siendo objetivos estamos hablando de una joya que excede de lo cofrade».
La historia de José de la Vega se encierra en ‘Valle de Sevilla’. Obra que ha sido versionada para piano, órgano, orquesta sinfónica o incluso en sintonías publicitarias. Uno de los himnos actuales de la Semana Santa creado para paladares selectos. El resurgir de la buena música es posible en estos tiempos. La Semana Santa ya no sería la misma si no existiera ‘Valle de Sevilla’.
abc

Comentarios


No hay comentarios

Deje su Opinión...

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->