Los donativos para la corona de la Virgen del Rocío de 1919

El cardenal arzobispo Enrique Almaraz y Santos, al anunciar la coronación canónica de la Virgen del Rocío en mayo de 1919 dio a conocer en el Boletín del Arzobispado de Sevilla (del que tomamos referencia en el Archivo Diocesano de Huelva) las listas de donativos y no solo da cuenta de la junta “encargada de recibir los donativos y joyas para la confección de la corona”, sino que le da las gracias, a la vez que “pedimos a Dios Nuestro Señor por la intercesión de la Virgen Santísima que derrame bendiciones abundantes sobre los devotos de la Virgen del Rocío y sobre la Diócesis Hispalense”.

Se trata de una larga lista de donativos que se publica en dos números distintos que abre el propio cardenal con un “valioso anillo de oro con riquísimas piedras”. Un repaso por estas páginas que aparecen divididas por los pueblos y en algunos casos por las entidades que la realizan, ofrece una idea clara de la dimensión de la devoción a la Virgen del Rocío cuyas muestras de amor se manifestaban en estos donativos que venían de puntos muy distintos y de personas con un nivel económico también absolutamente diferentes. Por eso lo importante es saber que la Virgen cubre a todos por igual en su manto. Con donativos que iban desde 0,05 pesetas a las 500, además de joyas de distinto valor, según aparece en estas listas.



El Nuncio de Su Santidad ofreció valioso anillo de oro con riquísimas perlas y el cardenal anillo de oro con una amatista y brillantes. Al igual aparecen aportaciones de los obispos de Vitoria, Ciudad Real, Málaga, Salamanca, Barcelona, Córdoba, Madrid-Alcalá, Jaén, Palencia, Sión, Olimpo y Cádiz. Sin olvidar los párrocos de localidades de Huelva y Sevilla y arciprestes.

La aristocracia también estará presente con las aportaciones del Infante don Carlos y doña Luisa, la condesa de París, duques de Tarifa, condes de Colombí, duque de Montpensier, o el marqueses de Yanduri,

Como institución participante en esta lista de donativos está la Diputación de Huelva, que realiza una de las aportaciones más altas con 494, solo superada por las 500 pesetas que aportan desde Moguer Manuel Flores e Iñiguez.

No hay muchas aportaciones de hermandades, sí destacan la de Huelva con 100 pesetas y la de Triana con una onza de oro.

Hay regalos como un manto de tisú de plata que usado en unos desposorios se ofrece para hacer una saya y vestido al Niño.

Los donativos no solo eran en metálicos, sino en joyas, rosarios, crucifijos de oro y diamantes, cadenas de oro, pendientes, pulseras. Así como monedas de oro de Carlos III, onzas de oro; aparecen también alguna moneda de 20 francos, una libra esterlina o una peseta en sellos de correos.

Manuel Siurot aporta lo recaudado en la venta de su libro La Romería del Rocío. Mientras hay quien ofrece el salario de un mes.

En esta lista aparecen además de los donativos divididos por localidades aunque muchos de ellas están en listas generales, Almonte, Aznalcazar, Benacazón, Coria del Río, Moguer, La Palma, Pilas, Umbrete, Triana, Sanlúcar de Barrameda, Niebla, Trigueros, Bollullos de la Mitación, Bonares, Herrera, Galaroza o Huelva.

Igualmente participan la Escuela Nacional de Niñas, la de niñas y la privada de Niebla.

ETIQUETAS
huelvainformacion