->
La devoción de la Virgen del Carmen en Sevilla bajo el paso de los siglos

Cada mes de julio, mes carmelita por excelencia, procesionan por las calles de la ciudad de Sevilla numerosas imágenes que toman esta advocación. Pero a pesar de esto, cabe destacar que numerosas parroquias de la Diócesis guardan bajo sus techos, cúpulas y bóvedas tallas desconocidas. Por otra parte, hay otras que solo pueden verse en altares escondidos en sus parroquias, imposibilitando que la feligresía pueda admirarlas, pasando a un segundo plano o casi al olvido.


La devoción de la Virgen del Carmen
La advocación de Carmen está ligada al mar, a los pueblos costeros, pero, ¿de dónde viene la tradición en Sevilla de estas devociones de las Vírgenes del Carmen?.
Nos remontamos a tiempos pretéritos, cuando la ciudad de Sevilla se convirtió en centro neurálgico por tener un río navegable, el Guadalquivir, que destacó en el comercio, sirviendo también para la llegada de los navegantes de otros lugares que procedían de zonas costeras cuya guía y protectora era la Virgen del Carmen, pero que por distintas circunstancias tuvieron que establecer su residencia en Sevilla, lejos de su lugar de origen y comenzando a rendirle culto  en la ciudad, pero, ¿cómo le rendían culto?.
Imágenes ejecutadas para el culto

En el Convento del Santo Ángel, perteneciente a la Orden de los Carmelitas Descalzos, nació la primera Hermandad carmelita de Sevilla ya que sus primeros datos aparecen en el año 1591. Buscaron el patronazgo que costeara los gastos y entraron en trámites con la colonia genovesa que residía en la capital hispalense. Es la única Archicofradía, surgiendo a partir de ella más corporaciones dónde se rinde culto a la Virgen del Carmen tanto en el resto de la ciudad, como en la provincia y en Andalucía.
En el siglo XIX crece con fuerza su devoción, contando entre sus fieles a personas tan destacadas de la época como Joaquín de Urbina, cuya mujer se convierte en camarera y bienhechora de la imagen, procesionando por las de la feligresía. El Padre José Luis Zurita, Prior del Convento Carmelitano del Santo Ángel, estaba interesado en conseguir que la Virgen del Carmen tuviese su propia cofradía consiguiendo en 1994. junto a un numeroso grupo de personas y de jóvenes, la primera salida procesional de la imagen por las calles del casco histórico de la ciudad acompañada musicalmente por la Banda de Música ´Ntra. Sra. de la Soledad´ de Cantillana, contando en esta salida con numerosos estrenos.
En el 2004, con motivo de la reorganización de la cofradía, visitó elConvento de San José del Carmen, conocido de forma popular como Las Teresas en pleno Barrio de Santa Cruz. Al año siguiente, se fusiona con la cofradía del Milagroso Niño Jesús de Praga, ejecutándose una nueva imagen del mismo por Fernando Aguadoen 2007. La imagen de la Virgen y el Niño que porta en brazos fueron restaurados por Javier Roán siendo la imagen tal y como la conocemos hoy en día. El ajuar de la Virgen del Carmen es muy rico, destacando dos coronas que posee, una del siglo XIX en plata sobredorada, así como la capa fluvial con la cuál procesiona desde 2007 realizada porMercedes Castro con el diseño de Fray Juan Dobado y Sergio Cornejo.
Carmen Calatrava Carlos Iglesia
Carmen de Calatrava/ Carlos Iglesia
En la Capilla del Carmen de la Calle Calatrava, se comenzó a rendir culto por el año 1752 a una Virgen del Carmen tras un traslado efectuado desde la Ermita de San Blas, aunque ya se conocían lasreglas de la hermandad desde 1502, época en la que se reunían los feligreses en torno a una Cruz llamada ‘El Rodeo’ y que se encontraba situada al final de la Alameda.
Los comienzos de la Corporación están ligados al servicio de la comunidad para el entierro de los familiares difuntos, aportándoles todo aquello que necesitasen. Era considerado Humilladero, dónde las hermandades realizaban su Estación de Penitencia.
Finalmente, las reglas fueron aprobadas en 1755, año del terremoto de Lisboa, la cual la Capilla de la corporación quedó casi destruída en su totalidad.
Además, la hermandad pasaba por una delicada situación económica agravándose con las las epidemias que asolaron la ciudad. Los sucesos de la Guerra Civil obligaron a llevar a la imagen de la Virgen del Carmen a casa de un miembro de junta aquel 18 de julio de 1936 para salvarla de la quema de Iglesias que se estaba llevando a cabo.
No fue hasta este nuevo siglo cuando se asienta la procesión recuperándose la fluvial en 2010 y cumpliéndose en este 2016 la sexta edición de su navegar por el Río Guadalquivir.
El patrimonio de la imagen es escaso, casi todo lo que posee es nuevo, exceptuando un cetro de metal plateado de 1938, un escapulario del cual no se conoce la fecha de ejecución y una presea de plata contemporánea a la imagen o de finales del siglo XVIII.
Carmen Puente Triana Carlos Iglesia
Carmen del Puente de Triana/Carlos Iglesia
En Santa Ana y aunque no realice aún su salida procesional, la imagen del Nuestra Señora del Carmen tiene gran devoción en el viejo arrabal por la vinculación tan cercana con el río.
Su origen puede considerarse desconocido aunque residió en el Convento de Carmelitas Descalzos del vecino Barrio de Los Remedios, realizando su procesión tanto fluvial y como sobre un paso de gloria.
Sus últimas reglas datan del 1957 y aunque la actividad de de la corporación ha decrecido mucho en las últimas décadas, hay intención de reactivarla de nuevo y que vuelva a salir en procesión como realizó en 2014 de forma extraordinaria.
Probablemente la imagen pertenezca al siglo XVIII, de escuela sevillana. Posee un patrimonio escaso por las diferentes circunstancias que ha sufrido a lo largo de la historia, contado con una corona de plata del siglo XVIII y una media luna e estilo rocalla de finales del siglo XVIII. Desde 1971, preside la Capilla de Ánimas de la Parroquia de Santa Ana hasta hoy día.
También en Triana, se encuentra la Hermandad de la Capillita del Carmen. Al pasar el Puente de Triana existía devoción hacia un lienzo que ya había recibido culto cuando aún estaba el antiguo puente de barcas, teniéndose constancia por el grabado de la Hermandad de la O cruzándolo para hacer Estación de Penitencia a la Catedral de Sevilla.
En 1852, tras la construcción del puente actual, volvió a su anterior emplazamiento en el Altozano donde estuvo hasta 1924, cuando se demolió la capilla para ampliar la calzada trasladándose el lienzo a Santa Ana, y siendo entonces cuándo Aníbal González proyectó el edificio actual, de arquitectura regionalista, con la consideración emblemática de “faro mariano sobre el río”.
La hermandad fue erigida canónicamente el 28 de Julio de 1928. El pintor Juan Antonio Rodríguez Hernándezremozó el lienzo primitivo, que se hallaba muy ennegrecido y casi irreconocible por el humo de las velas y se realizó una nueva imagen, la cuál procesiona por las calles del arrabal desde la Parroquia de Nuestra Señora de la O en fechas cercanas a la festividad, con una procesión fluvial donde se rinde honor a los marineros que perdieron la vida en el último año.
Carmen Santa Catalina, ÁlvaroAguilar (2)
Carmen de Santa Catalina/Álvaro Aguilar
Santa Catalina, vivió la erección canónica de su hermandad el 28 de octubre de 1869 por decreto del Prior Provincial de los Carmelitas de Andalucía, teniendo lugar la bendición en el Convento de las Carmelitas Descalzas de Santa Ana con un posterior traslado multitudinario con antorchas y rezo del Santo Rosario hasta su parroquia.
La imagen del Carmen data de 1867 y fue realizada por José Gutiérrez Cano, con facciones aniñadas, así como las que presenta el Niño que porta en su brazo izquierdo de Manuel Gutiérrez Cano de 1871.
Es la única imagen que tiene la ‘Gran Cruz del Mérito Marítimo’ entregada en 2001, una condecoración concedida por la Real Liga Naval Española que simboliza el homenaje que le hacen a la Virgen del Carmen. La hermandad obtiene el título de Real al ser recibida como hermana la Reina Isabel II y la Duquesa de Montpensier en 1880 le otorga el título de Ilustre.
Se fusionó con la Hermandad del Santo Rosario en el año 2002 por motivos que atentaban a las diferentes dificultades que sufrían las dos corporaciones para poder salir adelante y realizar los cultos según marcasen las reglas de ambas. La Virgen del Carmen procesiona bajo palio de metal plateado diseñado por Dubé de Luque y realizado por losHermanos Celís, portando la conjunto de manto y saya de Patrocinio López, realizados en 1880, en los inicios de la corporación, la ráfaga es de Juan del Castillo de 1872, mientras que la corona, cetro y media luna son de plata sobredorada de Manuel de los Ríos de reciente ejecución.
Carmen de San Gil
Carmen de San Gil/Tomás Quifes
En el barrio de la Macarena, en la Parroquia de San Gil, surgió hace aproximadamente 135 años la devoción hacia la Virgen del Carmen, aunque no fue hasta 1940 cuando se le encarga una talla al escultorJosé Ordóñez, siendo el Niño Jesús obra deFrancisco Buiza de 1966; y posterior remodelación de la imagen mariana en 1975 por el propio Buiza.
Esta Corporación fue erigida en el año 1905, posiblemente precedida por alguna otra asociación o grupo devocional carmelitano. Pertenecieron a ella la reina Amelia de Portugal y la infanta María Luisa. Durante los sucesos del año 1936, como muchas otras hermandades, perdieron la mayor parte de los enseres que poseían así como la vida de hermandad quedándose inactiva.
Se reorganizó en 1940 en la Iglesia del Hospital Central por un grupo de hermanos que sobrevivieron a la Guerra Civil Española, volviendo tres años después a la Parroquia de San Gil. Es una de las pocas imágenes que procesionan en Sevilla con el atuendo carmelita original: manto blanco caído a manera de capa, y saya marrón, sobrepuesta por escapulario rectangular de igual tono.
El paso sobre el cuál procesiona es de los talleres de Salas y Vázquez de 1961, alumbrado por candelabros que ofrecen gran valentía y versatilidad de líneas, dejando espacios muy abiertos dónde se puede vislumbrar la imagen desde cualquier posición y que fueron comprados en 1958 a la Macarena, dónde habían servido indistintamente para los pasos de Ntro. Padre Jesús de la Sentencia y de Ntra. Sra. del Santo Rosario. Sobre el arbotante trasero de la peana va un arcángel recogiendo el manto de la Virgen del Carmen. Los querubines niños que exornan estas andas son factura deFrancisco Buiza.
Otra devoción más reciente carmelita se encuentra muy cercana a la Parroquia de San Gil, en el barrio de las Huertas del Carmen, en la Parroquia de San Leandro, erigiéndose la hermandad en 1961.
Carmen de San Leandro
Virgen del Carmen de San Leandro/ Tomás Quifes
La imagen fue ejecutada por Francisco Buiza y bendecida por el Cardenal Bueno Monreal el 17 de Julio del 1962, realizando su primera salida procesional esa misma tarde.
El 14 de Julio de 1963, el Cardenal bendijo e impuso la Corona a la Virgen del Carmen y además se colocó la primera piedra de la actual iglesia dónde se forjaría la hermandad que es actualmente.
El 14 de Julio de 1964, fueron aprobadas las primeras reglas de la hermandad para un periodo de cinco años teniéndose que renovar por las definitivas cumplido ese plazo, pero en 1970 no se renuevan.,
En 1995, el párroco de San Leandro, Carlos Martínez Pérez, gestionó todo lo referente a la reorganización de la hermandad,proponiendo el nombramiento de una Junta Gestora que aprueba el Arzobispo de Sevilla. Pero no es hasta el 26 de marzo de 1998 cuando se aprueba el título de ” Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo de la Bondad, Nuestra Señora del Carmen y San Leandro”.
Además se incorporó la imagen del Cristo de la Bondad, un nazareno con Cruz al hombro de tamaño académico, como titular de la hermandad.
En 2006 se aprobaron las reglas definitivas, tal y como las conocemos actualmente, teniendo la primera Junta de Gobierno electa en 2009.
El paso sobre el cuál procesiona la imagen está en proceso de ejecución, siendo en tonos caobas, con una candelería y jarras de metal plateado. Cuenta con saya marrón bordada en oro, así como un manto brocado de color crema.
Carmen Su Eminencia, Santa Teresa y Polígono San Pablo
Una devoción en auge
Además de las mencionadas anteriormente, en la capital existen imágenes de la Virgen del Carmen repartidas por numerosos barrios de la ciudad que están emergiendo como pueden ser Polígono San Pablo, Su Eminencia o Santa Teresa, entre otras.
También están presentes en los templos de las cuales se desconocen si pertenecieron a alguna hermandad de gloria extinta, quedándose en el olvido, o imágenes a las cuáles las diferentes hermandades de penitencia o gloria le rinden culto como cotitular de la corporación como en el caso de la Hermandad de la Redención o como la Hermandad del Carmen de Omnium Sanctorum.
A día de hoy la devoción hacia la imagen de la Virgen del Carmen es más universal por la proliferación de numerosas asociaciones, grupos de fieles, así como la existencia previa de Hermandades de Penitencia y de Gloria que viven su apogeo en el mes de julio.

No hay comentarios

Deje su Opinión...