¿Una nueva Hermandad en Cádiz para el 2020?

La Semana Santa actual cuenta, tras el regreso este año del San Juan de Las Aguas, con un total de 54 pasos procesionales. Y en el horizonte asoma ya el paso número 55. La cofradía de la Merced ha asumido de manera decidida el camino para incorporarse a la Semana Santa gaditana procesionando al Nazareno de la Obediencia, que desde hace unos días se encuentra en el taller de Luis González Rey para ser sometido a un profundo proceso de reforma tras el que sólo conservará su cabeza, que se atribuye a Cosme Velázquez; tallando el imaginero gaditano un nuevo cuerpo, manos y brazos articulados.



El hermano mayor de la corporación, Jesús Fernández, ha explicado que en paralelo a esta restauración la cofradía va a solicitar ya al Obispado de manera formal la incorporación a la Semana Santa, dando cumplimiento así al mandato del cabildo de hermanos que para este fin se celebró el pasado año. Y al mismo tiempo, “vamos a ir viendo qué necesita la hermandad” para esa salida procesional.



Uno de los aspectos principales, lógicamente, es el de la formación del cortejo. En este sentido, la hermandad cuenta con un reglamento que indica que el hábito procesional debe seguir los colores y características mercedarias (blancos con un escapulario y una esclavina, lo cual habría que adaptar a un hábito procesional, incorporando el antifaz), “pero tenemos que comprobar que tenga validez o no esa normal, para en caso contrario aprobar el diseño definitivo en un cabildo de hermanos”, explica Fernández.

La imagen del Nazareno de la Obediencia se despide este sábado de La Merced
Otro elemento imprescindible para salir en procesión es el del paso sobre el que irá el Nazareno. En este sentido, el hermano mayor asegura que la cofradía tiene abiertas todas las vías posibles. De un lado, procesionar en el paso de la Virgen de la Merced (sin el palio, lógicamente); en segundo lugar, solicitar la cesión de un paso a alguna hermandad; y en tercer lugar, encargar la talla de un nuevo paso que se iría haciendo por fases como es habitual en las hermandades de la ciudad. “Estamos barajando todas las opciones, porque tienen sus pros y sus contras cada una”, indica Jesús Fernández.

Con todo este trabajo por delante, el hermano mayor no descarta que la salida se produzca incluso en la Semana Santa de 2020, “si damos en unos plazos razonables todos los pasos que hay que dar”. Pero en cualquier caso, constata que la Merced ya está trabajando de manera decidida para incorporar a la Semana Santa el paso número 55.



Un proceso que arranca en el año 2015 y finalizaría en el mes de enero.

El proyecto de ver al Nazareno de la Obediencia procesionando en la Semana Santa tomó visos de realidad en el año 2015, cuando la hermandad incorpora al título esta advocación (como sección de penitencia). Desde entonces se han venido dando pasos hasta el momento actual, en el que la imagen está siendo transformada precisamente para asegurar su salida procesional.

Ahora, la hermandad va a solicitar al Obispado la incorporación a la Semana Santa; cuestión sobre la que tiene que resolver el obispo diocesano, Rafael Zornoza, o bien su delegado episcopal de Hermandades, Juan Enrique Sánchez.

Si llegara esa autorización, el siguiente paso será comunicar al Consejo de Hermandades esa decisión del Obispado, indicando qué jornada es la deseada por la cofradía para hacer estación en la Catedral (Jueves Santo o Madrugada). Esta comunicación al Consejo debe hacerse antes del pleno del mes de octubre, según la normativa actual.

Cuando se reciba este trámite, el Consejo procurará reuniones con las cofradías del día elegido para ver las posibilidades o dificultades de encaje de la hermandad en esa jornada. Y el paso final llegaría en el mes de enero, cuando el preceptivo pleno de hermanos mayores votaría (en su totalidad, incluidas las hermandades de Gloria) la incorporación al día determinado.

diariodecadiz

No hay comentarios

Deje su Opinión...