«Descendimiento de Cádiz ha engrandecido el Viernes Santo»

El cambio de jornada de la cofradía del Santísimo Cristo del Descendimiento ha sido una de las circunstancias más positivas de esta pasada Semana Santa. Sobre la hermandad de San Lorenzo ha existido unanimidad a la hora de valorar su salida procesional por la tarde del Viernes Santo.

También la corporación hace balance. Su hermano mayor, Antonio Macías, se muestra contento por el desarrollo de la jornada. «Los comentarios que nos han llegado son positivos en todos los sentidos. El recorrido me ha gustado especialmente porque era una novedad para nosotros el entrar por la calle Columela y San Francisco y sobre todo ha sido muy especial el paso por la calle San Miguel ya que había mucho público allí mientras que el año pasado estaba desangelado».



Macías reunía a su junta de junta de gobierno recientemente para analizar el Viernes Santo. El máximo responsable de la corporación destaca varias cuestiones fundamentales con este cambio a la tarde. «Lo más positivo es que el recogimiento se ha mantenido aunque es verdad que el silecio de la tarde no es el de la noche. Pero también tengo que mencionar que hemos contado con un cortejo más amplio».




Desde la llegada de Macías a Descendimiento el máximo número de hermanos que ha procesionado fue en 2014 con 79 penitentes. A partir de ahí fue decreciendo. En 2018 se perdieron diez con respecto al año anterior y ahora se han recuperado ocho capirotes para el cortejo lo que significa mucho para esta corporación.

El hermano mayor comenta otros aspectos positivos del cambio y habla del respeto. «Con la novedad del cinturón de esparto se acentúa la sobriedad del cortejo. Tenemos que mantener nuestro carácter riguroso aunque es verdad que hay zonas como San Juan de Dios o Candelaria que no nos favorecen porque se pierde el sonido de la capilla y el rezo del rosario pero por Columela o San Francisco fuimos muy bien y además indirectamente nos favoreció el apagado del alumbrado de Buena Muerte porque somos hermanades del mismo corte».

Macías reconoce que ha recibido la felicitación de muchos compañeros y hermanos mayores. «Las sensaciones son todas muy buenas. Se ha dado el paso con todas las consecuencias y ha sido muy positivo. Pienso que Descendimiento ha engrandecido el Viernes Santo».

En cuanto a la situación de Jueves Santo y Madrugada afirma que «hay que replantear el Jueves. Sigo pensando que antes de moverse Descendimiento ya faltan dos hermandades y siguen faltando porque si Perdón quiere mantenerse en su hora el Consejo tiene que replantearse el tema porque no tiene sentido ese corte tan largo. Hay que mirar en pro de los intereses generales. Pero ojo, yo no pontifico. Lo único que veo es que la Carrera Oficial, que yo voté en contra, después del esfuerzo que se hace por parte de las hermandades debería terminar en Catedral para regresar por el camino más corto a casa y que se reagrupen los palcos».

lavozdigital

No hay comentarios

Deje su Opinión...