El Santo Sepulcro en 1987 de Córdoba



En 1986, como muchos medios se han encargado de recordar recientemente, la Hermandad del Santo Sepulcro recuperó la estación de penitencia en la Catedral para las cofradías cordobesas. La Cofradía de la Compañía pretendió hacerlo un año antes pero, como bien saben los cofrades más veteranos y los jóvenes eruditos, la lluvia se encargó de frustrar aquella primera tentativa.


Evidentemente el cartel de la Semana Santa de 1987 no podía ser otro que el ilustra este artículo. Una fotografía que captaba esa histórica presencia en la Santa Iglesia Catedral. Ya me gustaría decirles quién fue el autor de la instantánea, pero entonces las únicas moscas que los fotógrafos incluían en sus obras eran los insectos y los responsables de la Agrupación no dejaban constancia del autor del cartel en los "libritos" de itinerarios. No obstante dicha circunstancia no evita que podamos disfrutar de muchísimos detalles curiosos. El paso del Señor del Santo Sepulcro es el antiguo que fue sustituido en 2007 por el actual. La urna que cobijaba al Titular de la Hermandad fue donada por el Ayuntamiento de la ciudad (dicen por ahí que Pedro García e Isabel Ambrosio están ahorrando para regalar otra al final de su actual mandato a la corporación). La misma se ha podido ver en algunos cultos de la Cofradía al igual que los magníficos e inconfundibles faroles que remataban en la Cruz de Jerusalén, escudo de la corporación. Nuestra Señora del Desconsuelo en Su Soledad aún no procesionaba (se incorporaría en 1995 a la Estación de Penitencia), por lo que ése era entonces el único paso de la Cofradía. Otro detalle más: como se puede apreciar perfectamente en el instante en que el paso de la Cofradía transita ante la Cruz Guiona, el Cabildo permitió la presencia de público en el interior del primer templo de la ciudad, práctica que se extendió hasta la primera mitad de la década de los años 90.








¿Qué itinerario tenía previsto seguir la Hermandad en 1987 para llegar a la Santa Iglesia Catedral? Pues ahí tienen: según se indicaba en los itinerarios, tras dejar la Plaza de Benavente (actual Plaza de la Agrupación de Cofradías) la Hermandad tomaba... ¡la calle Céspedes! ¡La estrechísima calle Céspedes! ¿Pudo un paso como el del Señor del Sepulcro atravesar la angostísima calle Céspedes o se trata de un error en la edición de los libritos? Lamento no poder serles de ayuda aunque un servidor se decanta por la segunda opción. No obstante no nos encontramos ante la única curiosidad del itinerario del Sepulcro. Como pueden observar, al abandonar la Catedral por Santa Catalina, la Hermandad no buscaba Cardenal González por Magistral González Francés, sino que seguía recta atravesando la plaza de Santa Catalina, Martínez Rücker, plaza de Abades y Alfayatas. Calles también estrechas pero cuyo tránsito sí parece más factible para la Hermandad. Imágenes impagables se debieron tomar por tan hermoso recorrido. Lo de Céspedes, en cambio, a mí más bien me da que no debió producirse, aunque quién sabe.



http://gentedepaz1940.blogspot.com.es/2016/12/candelabro-de-cola-el-santo-sepulcro-en.html

No hay comentarios

Deje su Opinión...