El Despojado de Cádiz irá a la Catedral el lunes en una parihuela de orfebrería

El Despojado ha salido a la calle en un paso dorado (el antiguo de Misericordia, actualmente propiedad de Salesianos para las procesiones de Don Bosco), en una sencilla parihuela (en las visitas a algunos templos que ha realizado años anteriores), en su actual paso de misterio (que el primer año salió en carpintería y que poco a poco va ampliando su talla, estrenando este año la totalidad del canasto). Y este próximo lunes, lo hará sobre una parihuela de orfebrería iluminada por cuatro faroles. La hermandad ha dado a conocer que el Soberano Poder de Alcalá de Guadaira ha cedido su parihuela con motivo de su traslado a la Catedral para presidir el vía crucis general de hermandades.



Parihuela del Soberano Poder de Alcalá de Guadaira que se ha cedido al Despojado
Se mantiene así la tónica de estos últimos años de que las hermandades busquen cuidadas y artísticas parihuelas para el traslado de sus imágenes titulares al vía crucis de la Catedral el primer lunes de Cuaresma.

Sin embargo, no podrá estrenar el Señor Despojado la nueva túnica bordada que hace meses anunció la cofradía que iba a donar la cuadrilla de cargadores. El bordador gaditano Alberto Florido ya ha anunciado que no podrá terminar el encargo a tiempo, como estaba previsto, por lo que será el Domingo de Ramos cuando la imagen luzca esta nueva túnica bordada (segunda que poseerá la hermandad, tras la que estrenó en el año 2014). Sí estrenará las potencias que ha donado un grupo de hermanos y que ha realizado el taller de orfebrería de Raúl Cejas, en Puente Genil, con diseño de Miguel Ángel Caballero (autor de la imaginería menor del paso de misterio); así como un nuevo cíngulo.

A las seis de la tarde del lunes será cuando la última imagen titular que se incorporó a la Semana Santa de Cádiz salga por la puerta del pabellón del colegio de Salesianos camino de Catedral. Esa mañana, los alumnos del centro visitarán al Despojado, quedando abierto el colegio para las visitas del público en general de dos a cinco de la tarde (una vez finalice la jornada escolar).

La música que acompañe al titular de la cofradía salesiana durante este lunes será la que interprete la capilla musical San Pablo y las cuatro voces del coro Real Capilla, que interpretarán diversas piezas (algunas de ellas de manera conjunta). En el interior de la Catedral, el director del coro de Salesianos, Daniel Millán, interpretará varias piezas a órgano.

Este acto penitencial en el interior de la Catedral será retransmitido en directo por parte del Consejo a través de las redes sociales, tal y como ha anunciado el presidente de la institución, Juan Carlos Jurado, que ha indicado que la permanente está trabajando para retransmitir también en directo imágenes de los traslados de la imagen hasta el templo diocesano. Además de esto, Jurado indicó que la Catedral conservará la iluminación tenue de estos últimos años, para propiciar un ambiente de mayor recogimiento, y destacó la amplia presencia de jóvenes que habrá en el cortejo y en el rezo de las estaciones.

“Estamos muy ilusionados con este día; estamos trabajando mucho y esperamos que la hermandad esté a la altura de las circunstancias”, ha afirmado el hermano mayor del Despojado, Alfonso Cortés, en estos días previos al acto del lunes.

El cortejo estará formado por cerca de 250 personas

Una de las novedades que ha destacado el presidente del Consejo en relación al vía crucis es la ampliación del número de hermanos del Despojado que acompañarán con un cirio a la imagen. Establecido el número en veinte hermanos, el Consejo ha dado el visto bueno para que sean alrededor de setenta los que formen en las filas. “La idea es aumentar cada año ese número para que en los traslados de ida y vuelta tomen protagonismo los hermanos”, ha indicado Jurado, que calculó que el cortejo puede alcanzar las 250 personas.

Además de estos setenta hermanos, Alfonso Cortés indicó que otro grupo numeroso marchará detrás de la parihuela.

mundocofrade