El paso de la Santa Faz de Córdoba ganará 30 centímetros de largo y más altura con su reforma

En esencia será el mismo paso, pero con nuevas dimensiones y con algunos de los problemas que presentaba hasta ahora ya solucionados. La hermandad de la Santa Faz presentará el próximo Martes Santo la reforma del paso de misterio, que se ha sometido a un proceso de reforma en el taller de talla de Miguel Ortiz y Manuel Jurado.



Como explicó Miguel Ortiz, lo que más se percibirá será que ahora será que ahora el paso será más largo, ya que tendrá 30 centímetros más. «De ancho no se puede tocar, porque tiene el máximo para poder atravesar la puerta», afirmó. Las proporciones se consiguen con la creación de nuevos elementos que se añaden al paso actual, como una crestería superior, tallada en el mismo estilo que el resto del paso, y que conseguirá que el conjunto sea más alto. Sustituirá a una franja de menor tamaño y lisa que formaba parte del proyecto original.

La cofradía persigue hacer al Señor más visible, y entre otras medidas irá más alto en el paso

El aumento de la longitud vendrá dado también un baquetón tallado que se pondrá justo encima de los respiraderos actuales. Así, el espectador podrá percibir que la zona inferior, que antes era muy breve, no sólo ganará en presencia visual, sino que además cumplirá su función de armonizar las nuevas dimensiones del paso. El tallista recordó que también se añadirán otros elementos como unas esquinas talladas, sobre las que ahora se situarán los ángeles que realizó en el año 2000 Antonio Salto, y que muestran atributos de la pasión. Se persigue sobre todo, según el tallista, que en el futuro la imagen de Jesús Nazareno fuera más visible, ya que el reducido tamaño del paso y las figuras podían antes dificultarlo.






El proyecto que presentó la cofradía el año pasado se mostrará el próximo Martes Santo ya terminado, en una sola fase, con la nueva talla integrada y barnizada en el mismo color. Será el aspecto definitivo que tenga un trono salido del taller de Manuel Guzmán Bejarano, estrenado en 1992 en madera y parcialmente culminado a partir de 2000. «El Señor irá también más alto sobre el paso a partir de ahora», según el relato de Miguel Ortiz, que detalló que se está preparando un sistema para que pueda atravesar la puerta y después se eleve. No se hundirá, pero sí estará algo más bajo para salvar el la puerta, de forma que para los costaleros será un trabajo más fácil y cómodo. Los trabajos se completarán con una nueva mesa.


abc

No hay comentarios

Deje su Opinión...