Continúa la polémica de cara a la Semana Santa de Jerez



El Consejo Local de la Unión de Hermandades de Jerez incumple en la actualidad un acuerdo del Pleno de Hermanos Mayores aprobado durante la legislatura presidida como presidente de esta institución por Manuel Muñoz Natera, sin que haya habido otro acuerdo posterior que lo anule. Aprobación cuyo obligado cumplimiento abarcaba a todas las Hermandades de la ciudad, siendo la Hermandad de Jesús Nazareno la única que entonces sí manifestó que no estaba dispuesta a cumplir con dicho acuerdo, a pesar del voto favorable de todas las restantes corporaciones.

Continúa la polémica de cara a la Semana Santa de Jerez


¿En qué consistía esa normativa que es válida para todas las cofradías por igual sin excepción ninguna? En que delante de las cruces de guía no pueden figurar bandas de música de ninguna clase, salvo en las cofradías que procesionen en primer lugar. Se trata además de una realidad también de carácter preventivo, en evitación de que esta iniciativa, esta posibilidad, la de llevar bandas delante de las cruces de guía, pueda extenderse al anhelo de otras cofradías (ahora o en el futuro).

A mayor abundamiento, este acuerdo, que siempre estuvo vigente desde entonces, desde el año 2010, fue además ratificado y aprobado de nuevo por todos los Hermanos Mayores (a excepción de Froilán Solís, Hermano Mayor de Jesús Nazareno) en el primer Pleno de Toma de Horas del actual Consejo presidido por Dionisio Díaz. Pleno que tuvo lugar en la Santa Iglesia Catedral.

La nueva Junta de Gobierno de la Hermandad de las Cinco Llagas, la que actualmente preside los designios de esta cofradía de la Madrugada del Viernes Santo, “ha demostrado durante sus dos primeros años de mandato una alta dosis de condecesdencia”, según se desprende de una de las cartas cursadas al Consejo.

La banda colocada delante de la Cruz de Guía de Jesús Nazareno es una excepción que incumple la normativa aprobada en Pleno de Hermanos Mayores tanto en la legislatura de Manuel Muñoz Natera como ratificada posteriormente también en Pleno de Hermanos Mayores celebrado bajo el inicio de mandato del actual Consejo. Dicha banda de Jesús Nazareno perturba la idiosincrasia de la Hermandad de las Cinco Llagas en tanto porque se coloca justamente detrás de su silente paso de palio.

Paso de palio que, por esta razón, y en contra de la voluntad de la Hermandad, ya no puede procesionar acompañada de silencio. Pese a todo, y siempre con el respeto de formas que ha caracterizado a la corporación de San Francisco, se ha procurado proponer distintas fórmulas que solucionen esta situación creada además por el incumplimiento de un acuerdo de Pleno que afecta y perjudica sólo y exclusivamente a las Llagas.

Por un lado, la institución presidida por Rafael Cordero Jaén fue recibida, como es preceptivo, por el obispo monseñor José Mazuelos tras la toma de posesión de esta nueva Junta de Gobierno de la Hermandad franciscana. Entre otros asuntos, en dicho encuentro, en dicha audiencia, salió a la palestra el innecesariamente controvertido asunto de la banda que antecede a la Cruz de Guía de Jesús Nazareno. El obispo fue claro en su exposición al asegurar que era competencia única y directa del Consejo. Lo aseguró la máxima autoridad eclesiástica delante del amplio equipo dirigente allí presente.

Era competencia del Consejo. Como así debe ser. Entidad a quien por descontado corresponde estos pormenores. El Consejo además a priori no debía tampoco dirimir hacia ninguna de las Hermandades implicadas, habida cuenta ya existía y existe un acuerdo en vigor aprobado al menos por dos veces en Pleno de Hermanos Mayores. Y en ambos casos con el respaldo de todos los Hermanos Mayores, a excepción de Jesús Nazareno.


Tan respetable ha de ser el posicionamiento general y mayoritario de unos (de todos o casi todos) como el unilateral de la cofradía de San Juan de Letrán. Pero los acuerdos adoptados orgánica y legítimamente han de ser respetados. Pero abundando en este acuerdo, decir que no era necesario el mismo, ya que además existe una normativa que todos los años se les da a las Hermandades y que están obligadas a cumplir, donde viene reflejado claramente que en Carrera Oficial no puede llevar ninguna Hermandad bandas de música a no ser que sean las primeras del día y solo podrán llevarlas detrás de los pasos de sus titulares.

El caso es que el presidente del Consejo, Dionisio Díaz, ha asegurado a una comisión de la Hermandad de las Cinco Llagas presidida por su Hermano Mayor que en efecto el Consejo es consciente de que está incumpliendo la normativa en vigor y que la voluntad del órgano de Curtidores es cumplirla libremente pero que “instancias superiores” no se lo permiten. Esto lo expresa el presidente del Consejo , en la sede de Curtidores, delante de varios cofrades de la Cinco Llagas.

Algo no cuadra. La pregunta es inmediata: si para estos temas sólo el obispo está por encima del Consejo y ya José Mazuelos ha asegurado a los cofrades de las Cinco Llagas que es decisión del Consejo, ¿por qué el Consejo no aplica la justicia “para todos por igual, sin excepción ninguna” derivada además de dos aprobaciones de Plenos de Hermanos Mayores con refrendo de todos los Hermanos Mayores excepto el del propio de Jesús Nazareno?

La Hermandad de las Cinco Llagas suscribe que no es su intención perjudicar a ninguna otra cofradía en la conservación de su idiosincrasia pero que igualmente exige que no se enturbie la propia idiosincrasia de la cofradía de blancos nazarenos en su espíritu penitencial del silencio. Y es público y notorio que la banda que antecede a la Cruz de Guía de Jesús Nazareno pone música al palio de la Esperanza. Como de hecho así incluso se hizo ver por los costaleros del palio franciscano en la igualá de la cuadrilla celebrada recientemente.

El Hermano Mayor de las Cinco Llagas ha declarado que “nunca hemos querido molestar a ninguna cofradía hermana, y de hecho hemos ofrecido varias alternativas para no perjudicar al Nazareno, pero ninguna ha sido aceptada. Por tanto es sensato pensar que nosotros estamos para exigir que no nos perjudiquen, porque tampoco estamos recibiendo comprensión, cuando además existe un acuerdo de Hermanos Mayores en vigor que se está aplicando con todas las Hermandades a excepción de la nuestra y que además adultera nuestra idiosincrasia en el discurrir penitencial”.

Según ha podido saber este medio, la Hermandad de las Cinco Llagas ha solicitado una opción intermedia para no perjudicar a Jesús Nazareno, tal es que se silencie la banda sólo durante el itinerario de la Carrera Oficial. Jesús Nazareno no ha aceptado esta opción. La Hermandad de las Cinco Llagas, para tampoco dañar la idiosincrasia de Jesús Nazareno, propone entonces una permuta en el orden de las cofradías de la Madrugada, aceptando cualquier combinatoria posible. Pero tampoco se acepta esta otra alternativa que solucionaría el problema para ambas partes.

Ante esta tesitura de absoluta indefensión y desamparo se opta por la convocatoria de un Pleno Extraordinario. Las Llagas aclara que nunca para “cargarse” la banda de Jesús Nazareno, como así se ha pretendido manipular malintencionadamente la verdad de los hechos, sino para, al abrigo de la norma vigente, reclamar que también se aplique a las Cinco Llagas el mismo rasero normativo por el que mide a las restantes Hermandades de Jerez.

Teniendo en cuenta que la cofradía de San Francisco acaba de finalizar sus cultos y que se ha adelantado el Pleno de Toma de Horas, el Hermano Mayor de las Cinco Llagas ha podido conseguir en tiempo récord las firmas suficientes (una más de las exigibles, es decir, 17 en total) para la convocatoria del referido Pleno que tendrá lugar el próximo viernes 1 de marzo. Ha recabado todas las firmas necesarias en apenas 24 horas.

El respaldo de los Hermanos Mayores ha sido instantáneo. Porque no se trata de una problemática entre dos cofradías sino que puede ser extensible a todas las restantes cofradías. Las Cinco Llagas sólo reclama el derecho que le corresponde en tanto ni el Consejo ni ninguna otra Hermandad puede enturbiar el espíritu de su estación penitencial. Eso es lo que pide las Cinco Llagas y no arremeter contra el sello de otra Hermandad.

Es al Consejo a quien corresponde la aplicación del cumplimiento del acuerdo del Pleno de Hermanos Mayores. Pero el Consejo no ha cumplido con el deber que le corresponde. No lo cumple al menos para con una cofradía. Creando conscientemente una situación de descomunal injusticia para una Hermandad a la que no se le permite hacer estación de penitencia conforme a su idiosincrasia fundacional. Otro cantar es que Jesús Nazareno tampoco siempre haya llevado la banda delante de la Cruz de Guía, como así, por ejemplo, entre los años 2003 y 2009.

elmira

No hay comentarios

Deje su Opinión...