El Vía Crucis del próximo febrero en Zamora colocará 16 pasos entre la Catedral y la Plaza Mayor

La banda de cornetas Ciudad de Zamora, el Barandales vestido con el traje de la Junta Pro Semana Santa, el Campanil del Espíritu Santo, la corona de espinas de Coomonte y, delante de la Santa Cruz, el pebetero del cimborrio de la Catedral abrirán el Vía Crucis que tendrá lugar la mañana del próximo 24 de febrero en el VII Congreso Nacional de Hermandades y Cofradías.



El itinerario, que realizará únicamente Santa Cruz, partirá de la Catedral, en cuya plaza serán rezadas la I y II estación acompañadas de una reflexión a la vera de La Sentencia (ubicado delante del Museo Baltasar Lobo) y de Jesús del Vía Crucis. La procesión, salvo modificaciones, proseguirá por Puerta del Obispo donde se rezará la III estación, Jesús cae por primera vez, materializado en el Nazareno de la Vera Cruz, mientras que en la plaza de Arias Gonzalo estarán situados los pasos La Despedida y Redención, rezándose la IV y V estación a la altura de la Casa de Ejercicios.



La Verónica irá situada en la calle San Bernabé dado que la VI estación será en la plaza de los Ciento, mientras que en la plaza de San Ildefonso, a la altura del templo, está previsto la pronunciación de la VII estación acompañada del paso de La Caída. La procesión, que contará con las estaciones del Vía Crucis, las banderas de todas las cofradías situadas en orden de salida y las dos bandas de música de la ciudad que efectuará cada una parte del recorrido, proseguirá por la rúa de los Francos para entre el convento del Tránsito y la Magdalena ubicarse Las tres Marías y rezarse la VIII estación.





Hasta Viriato la organización prevé situar los grupos de Jesús en su Tercera Caída, la Desnudez y la Crucifixión. Bajo la mirada del pastor lusitano se rezarán las IX, la X y la XI estación en tanto que la esquina con el Teatro Ramos Carrión la ocupará Longinos y allí será el rezo de la XII estación. El desfile continuará hacia la Plaza Mayor, donde junto a San Juan, se colocarán Nuestra Madre, Yacente, Soledad, y Jesús Resucitado. En este espacio la organización prevé el rezo de las tres últimas estaciones y de la reflexión ante la Soledad de los Dolores de la Virgen antes de concluir en el Museo de Semana Santa donde, al acceso de la procesión, todas las estaciones del Vía Crucis estarán situadas sobre una tarina ubicada en el ábside Santa María la Nueva.

laopiniondezamora

No hay comentarios

Deje su Opinión...