El Cristo de la Expiración saldrá en su paso en el Vía Crucis oficial y volverá el 16 de marzo en extraordinaria



El Cristo de la Expiración saldrá en su paso en el Vía Crucis oficial y volverá el 16 de marzo en extraordinaria


Esta es la advocación del primer titular. Salido de la gubia del granadino Domingo Sánchez Mesa en el año 1943, representa a Cristo crucificado en el momento de expirar.

Es por ello informamos que, tras encontrarnos inmersos en el 75 aniversario de la bendición del Santísimo Cristo de la Expiración, por acuerdo de la Junta de Gobierno de esta Hermandad y recibida la aprobación por parte de la autoridad eclesiástica de Granada para que una vez concluido el acto piadoso del rezo del Santo Vía Crucis en la Santa Iglesia Catedral Metropolitana de la Encarnación de Granada el próximo día 15 de marzo, el Santísimo Cristo de la Expiración quede en el templo catedralicio; le hacemos saber que al siguiente día, 16 de marzo y de forma extraordinaria a las 19.30 horas, la Hermandad celebrará la Función Principal de Instituto en la S.I. Catedral.

Una vez finalizada la Santa Misa, se procederá al traslado, en salida extraordinaria, del Santísimo Cristo de la Expiración en su paso procesional hasta nuestro templo parroquial de San José de Calasanz.

En los próximos días se hará saber a los Hermanos de todos los detalles de estos importantes actos que la Hermandad va a celebrar.





La imagen es de grandes proporciones, llegando a alcanzar los 2 metros aproximadamente. Tiene la cabeza levantada, ligeramente inclinada a la derecha, mirando hacia arriba, con la boca abierta y mechones de pelo que caen sobre los hombros; su tronco bien ejecutado y proporcionado, algo pronunciada la caja torácica (en gesto de grito y dolor), con amplios pectorales; las extremidades muy tensas, manos avispadas, piernas ligeramente flexionadas que reflejan tensión y gesto de subir. Alrededor de la cintura hay un paño de cuerda con pequeño nudo a la derecha y al viento la izquierda, de tonos terrizos. Su policromía es de tonos claros para destacar en el espacio abierto de la calle; apenas tiene sangre. Se halla crucificado por tres clavos, montando el pie derecho sobre el izquierdo. La cruz era en un principio de madera cuadrada, siendo sustituida en 1956 por una cilíndrica, arbórea, con vetas doradas.

No necesita que nadie le cante, ni que se hagan comentarios elogiosos al arte de las manos que le dieron forma, pues el aliento se contiene al ver la impresionante expresión de quien tras horas de padecimiento esta clamando a lo alto por la paz y ofreciendo su postrer suspiro para que el perdón se derrame a manos llenas por el mundo. Su imagen representa el momento sublime en que Jesús, al límite de su resistencia humana, implorando al cielo, todavía tiene aliento para acordarse de quienes lo han humillado y maltratado, de los que le han escupido, azotado y herido, de quienes se burlan de El a los pies de la Cruz: "Padre, perdónales porque no saben lo que hacen". Es un instante supremo de amor, una muestra increíble de generosidad, un ejemplo que jamás los hombres sabríamos igualar en toda su extensión.

Ya se conocen algunos detalles como la banda que acompañará el 16 de marzo al Señor en su regreso, será la Banda de Cornetas y Tambores de las Tres Caídas de Granada, la cual acompaña cada Viernes Santo al Cristo de la Expiración en su estación de penitencia.

No hay comentarios

Deje su Opinión...