Santa Faz presenta sus estrenos en Córdoba

La hermandad de la Santa Faz continúa avanzando sin descanso en la renovación de su patrimonio. En los cultos anuales que dedica a María Santísima de la Trinidad ha presentado la bambalina trasera del paso de palio, obra de Jesús Rosado sobre un proyecto de Rafael de Rueda. La pieza sigue el diseño de la delantera, que fue presentada al público en el mandato del anterior hermano mayor Rafael Soto, y estrenada el año pasado, junto con el respiradero frontal, unos laterales provisionales, la mesa y la reforma de los varales. El trabajo, de elevada calidad artística, se caracteriza por el estilo rococó y el uso de la rocalla como elemento decorativo. Está realizada en sus dos caras sobre terciopelo de un original color azul plomo, y contiene en su parte central una cartela en sedas que representa el anuncio del arcángel Gabriel a la Virgen María.





La obra de arte será bendecida en la fiesta de regla de la cofradía trinitaria por Santiago Gómez Sierra, actual obispo auxiliar de Sevilla y anterior párroco de la Trinidad y consiliario de la hermandad, junto con un nuevo juego de ciriales y pértiga que el orfebre José Manuel Bernet ha realizado para el cuerpo de acólitos de la Virgen de la Trinidad.






Cuando reciclar es un arte. Los ciriales

El actual paso de palio apunta a una gran altura artística, pero el modesto anterior contenía algunas piezas que atesoraban el cariño y la entrega de sus hermanos, por lo que la cofradía no quiso que desaparecieran del todo, sino que ha procurado reutilizar algunos elementos. Así, cuando los varales se modificaron sustancialmente, se decidió que las bases de los antiguos, que en su momento fueron donados por diversos hermanos, deberían tener un nuevo uso. Fruto de esa idea, y del buen hacer del orfebre Bernet, ha surgido el nuevo juego de ciriales al servicio de la Virgen de la Trinidad.

Las bases de los antiguos varales han sido reutilizadas como capiteles, completándose su decoración con alegorías referidas a la Virgen, siendo esta decoración diferente en cada cirial. Así, en cada una de sus caras una estrella, una torre, un espejo o un pozo, por citar algunos, harán una simbólica alusión a María como Estrella de la mañana, Torre de David, espejo de justicia, y fuente de Sabiduría.

Los ciriales combinan el dorado y el plateado, siguiendo la línea del resto de enseres de palio. Es intención de la cofradía continuar, cuando la economía lo permita, con el juego de ciriales correspondiente al paso de misterio. Además, la hermandad se plantea utilizar las cuatro bases sobrantes para realizar en un futuro un juego de fanales para usar en cultos, y provisionalmente, también como iluminación trasera del palio, hasta que en un futuro se ejecuten los candelabros de cola.

LaVozdeCordoba

Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario

<