Los Hábitos de las Cofradías Gaditanas (II)

En Cádiz se produjo en el siglo pasado una importante revitalización de las cofradías; primero, en los años 50 y luego en los 60. Fue la época del acogimiento a los patrocinios (Matagorda, Junta del Puerto, Tabacalera, etc.) y esto se reflejó en los hábitos penitenciales. Mientras que Afligidos, Piedad y Nazareno aún conservaban algunas de las túnicas de raso de seda, que habían sobrevivido a la guerra civil, otras cofradías, por lógica imitación decidieron vestir también de raso, pero este, de los años 50 eran de muy poca calidad, y como algunos aún se conservan, no necesito citarlos. Afortunadamente hoy, según leo, varias cofradías van a sustituir el raso por la sarga o tergal y esto es una buena noticia. La que empezó fue la Cofradía de las Cigarreras y luego, la Piedad, que además quitó la capa blanca que era un añadido de los años 50. 





Ha seguido Afligidos y aunque yo no soy muy partidario del raso, creo que a una cofradía de porte tan romántico, no le sobraría volver al raso de seda de los hábitos antiguos, aunque sin repetir el tono del morado de las túnicas de los últimos años (que era morado puro y no el morado guinda, que tuvo con anterioridad) y, por supuesto, sin el añadido de la capa. Ya sé, amigo Ramón que los actuales están más que bien y que has cuidado todos los detalles: escudo en el antifaz, cíngulo dorado y hasta el pañuelito, al cinto, con los corazones bordados. Leo que el Nazareno de Santa María no piensa cambiar el raso y hacen muy bien, porque es una de sus señas de identidad y tienen, con los de la Virgen uno de los hábitos más destacados.
Buena-Muerte_3Vamos ahora a comentar dos cosas que tienen fácil arreglo. Una es que si una cofradía tiene hábitos distintos para las secciones del Cristo y de la Virgen es para algo y no deben, como de ordinario sucede, que los del Cristo ocupen la presidencia en la Virgen y ni siquiera que los fiscales de procesión o los jefes de sección con hábitos del Cristo se paseen o vayan en la Virgen. Otra es que las cofradías se lo piensen mucho antes de cambiar sus hábitos. Que yo recuerde, en esos 70 años a los que me refería han cambiado:
Borriquita: originalmente la túnica era roja caldera y el capirote blanco, sin raso y llegó a llevar, capas azules. Hoy, los colores se disponen al revés y anuncian un cambio en los tejidos.
Humildad y Paciencia: antes del patrocinio era morada la túnica, negro el capirote y en la Virgen todo morado. Luego con la reforma, que diseñó magistralmente Pérez Calvo, sus hermanos vestirían de morado con capas amarillas y de rojo burdeo en la Virgen. Parece que van a sustituir el raso actual y deberían tener cuidado con el color de las capas.
El Nazareno del Amor: inicialmente las túnicas no eran de raso. Luego si lo fueron y se añadió la capa. Un par de años, los penitentes de la Virgen llevaron túnicas verdes.
Ecce Homo: Ha sustituido el antiguo hábito de capa, tan cromático, por unos de colores acertados (burdeos, azul, blanco), con cola, pero confeccionados tan mal, con telas de escasa calidad (se supone que es terciopelo), sin escudos en el antifaz, que el cambio no ha merecido la pena.
El Caido: también va a sustituir el raso por la sarga, quitar la capa y añadir el cinturón de esparto. La Columna: los hábitos primitivos negros, con ancho cinturón de esparto, única en usarlos en Cádiz, con el añadido de la capa blanca en la Virgen, se cambió primero por unas túnicas de color leonado y capirotes morados y ahora, túnicas y capirotes morados con algunos cinturones de esparto. La Sentencia: cuando salía de la Castrense y del Rosario vestían túnica y capirote negro, con la beca roja a la cintura y capirote blanco en la Virgen. Los hábitos actuales de raso, con capirotes morados o rojos, en la Virgen y túnicas crema con capas negras, van a ser sustituidos por otros confeccionados en sarga, con los mismos colores. Por nostalgia, me hubiera gustado que hubieran vuelto a los primitivos. A juzgar por la foto publicada en el Diario deberán verificar el corte de los antifaces.
La Cigarrera: fue la primera que cambió el raso por el tergal. Solo añadió las capas y yo recuerdo los hábitos anteriores (antes de los de raso), cuyos antifaces eran los mejor cortados, luciendo el escudo de la cofradía, que ahora no aparece.

La Sanidad: no ha cambiado nada en sus hábitos, aunque en su primera salida llevaban capirote amarillo y túnica morada. Están estudiando el cambio que se integra en uno más amplio.
El Perdón y la Expiración: no han cambiado de colores, solo han añadido capas y la Expiración hábitos para las secciones de la Virgen que, antaño no procesionaba en pasos separados.
El Santo Entierro: tenía pocos penitentes propios, pero algunos llevaban túnica de terciopelo. En la Virgen lucían capirotes blancos y ahora se pretende volver a ellos, a mi juicio, acertadamente porque es tradición, aunque esta vuelta no le guste a mi amigo Alarcón.
Los Servitas: Cambiaron para mejor con el añadido del escapulario sobre la túnica y el corazón bordado con los siete puñales en el antifaz, amén de la correa. Lastima que no hayan conservado, como tampoco lo ha hecho Afligidos, el capirote corto.
Obvió es decir que el resto de cofradías no mencionadas no han experimentado cambio alguno en sus hábitos. Lo hasta aquí escrito es para deleite propio y por si aprovecha esta información a jóvenes cofrades. No hay animo de critica negativa y, si así no se estima, solicito su perdón. ¿Ves, querido Carlos, como no había motivo alguno para la expectación que tu anunciabas?

gentedecadiz

No hay comentarios

Deje su Opinión...