La sonrisa de Nuestra Señora de los Ángeles vuelve a hacerse presente en la Plaza de San Pedro de Huelva



La plaza de San Pedro ya vuelve a lucir el azulejo de Nuestra Señora de los Ángeles. Tras varios años de ausencia, la obra bendecida el 25 de marzo de 2010 volvía a las calles de Huelva para que todos los viandantes puedan contemplar el sereno rostro de la imagen titular de la Hermandad de la Borriquita.




La emotiva jornada comenzaba en el interior de la Mayor de San Pedro, en cuyo coro se encuentra ya dispuesta la Virgen de los Ángeles para su besamanos con motivo de la festividad de la Inmaculada. Tras la celebración de la Función en honor a la Purísima Concepción, los músicos de la Banda de Música de Nuestra Señora de las Mercedes de Bollullos interpretaron desde lo alto del campanario de la Mayor los Gozos de la Inmaculada. A sus pies, en la plaza, numeroso público se congregaba para presenciar el momento del descubrimiento del azulejo.



Junto a hermanos y devotos, también quisieron acompañar al hermano mayor de la cofradía, Abraham Cruz, antiguos hermanos mayores como José Rodríguez, José Carrasco, Juan Carlos Longo o Fernando Velo, así como el alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz, junto a otros miembros de su equipo de gobierno. El pregonero de la Semana Santa de 2019 y hermano de la corporación, Manuel Jesús Rodríguez, fue el encargado de presentar el sencillo acto en el que el hermano mayor quiso agradecer a todos su asistencia y al alcalde las facilidades dadas para que de nuevo pueda volver a lucir en el callejero onubense el azulejo, mientras que el alcalde enfatizó en el sentimiento cofrade de la ciudad que se hace presente los 365 días del año en la calle con obras como el azulejo que se iba a descubrir.

Fueron el propio alcalde y el hermano mayor los encargados de correr la tela celeste que cubría la obra para descubrir ante el aplauso de los asistentes el retablo cerámico, obra de Emilio José Sánchez Palacios. En este nuevo emplazamiento, a los pies de la plaza, la obra ha sido instalada sobre una artística estructura de forja, diseñada por Ángel María Flichi Redondo y realizada por Tomás Escobar Gómez y Andrés Quintero Vázquez. Además, en su parte trasera luce otro azulejo que recoge la siguiente leyenda: “Al mayor honor y gloria de Nuestra Señora de los Ángeles. Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas en las necesidades que te presentamos. Antes bien, líbranos siempre de todo peligro, oh siempre Virgen, Gloriosa y Bendita“. Tras descubrirse el azulejo, se entonó una Salve a la Virgen dirigida por el director espiritual de la cofradía, D. José Arturo Domínguez.

Tras finalizar el acto, la Banda de Música de Nuestra Señora de las Mercedes de Bollullos interpretó un concierto de marchas procesionales en la plaza de San Pedro en el que pudieron oírse piezas como “Madre tu Dulce Nombre”, “Rocío”, “Reina de los Ángeles” o las dedicadas a la titular de la Hermandad de la Borriquita como son “Flor de San Pedro” y “A ti, Reina de los Ángeles”.

CuartoTramo

No hay comentarios

Deje su Opinión...