Cuatro años que cambiarán a la Conversión de Córdoba



La sede de la fundación Miguel Castillejo acogía, en 2016, la presentación en sociedad del Cristo de la Oración y Caridad. Un acto que, pese a cerrar un largo proceso que venía sustituir al anterior titular (cedido por un particular para el culto), era el primero de una serie que tendrá su colofón en 2020, para la hermandad cordobesa de la Conversión.



Días después de aquel acontecimiento, otro iba a ser aún más significado. Y es que el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, iba a bendecir al nuevo titular cristífero en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, ubicada en el popular barrio de Electromecánicas. El prelado iba a ser decisivo en la historia de la entonces prohermandad, puesto que en marzo de 2017 la iba a nombrar hermandad de pleno derecho y la cofradía iba a seguir creciendo de forma exponencial.






2017 iba a ser un año cargado de momentos históricos para la Conversión. Así, en el mes de octubre Rafael Dorado Gutiérrez iba a ser el primer hermano mayor de la cofradía con tal título. Mientras que en el mes de diciembre entraba, como miembro de pleno derecho en la Agrupación de Hermandades y Cofradías.

Pasos de gigante que, en los próximos dos años, seguirán dándose en la corporación de Electromecánicas. Y es que, en 2019, llegará la imagen de San Dimas (el Buen Ladrón) llegará en los próximos meses a la iglesia del Rosario. La misma será realizada por Pedro García Velasco (autor del Cristo), quien en 2020 hará entrega de la talla de Gestas, para cerrar un ciclo que, en septiembre del año próximo, tendrá otro de sus hitos, cuando el Cristo de la Oración y Caridad esté presente en la magna exposición que la Agrupación de Cofradías de Córdoba organizará en la Catedral.

lavozdecordoba

No hay comentarios

Deje su Opinión...