->
Una Semana Santa sin Piedad en Cádiz

La noticia que se conoció el jueves evidencia lo que hace semanas era ya una realidad a la que sólo quedaba un fleco de esperanza al que se agarraban, entre otros, el presidente del Consejo. La cofradía no estará en la calle el próximo Martes Santo. La ruptura del contrato con la banda de cornetas y tambores de la Victoria, de León, que la propia formación anunciaba el jueves, indica a las claras el propósito del comisariado y del Secretariado de que la hermandad no procesione en 2019.

Una Semana Santa sin Piedad en Cádiz


La ruptura de contrato (que finalizaba este próximo Martes Santo) ha sido pactada con el propio Juan Manuel Alcedo, indican desde León, afirmando que la medida “resulta la menos perjudicial para ambas partes, ante tanta incertidumbre e inseguridad”. Queda pendiente ahora (si no ha ocurrido ya) resolver el contrato con la banda de Gerena, que en diciembre de 2016 se firmó por cuatro años (esto es, hasta el Martes Santo de 2020).





En paralelo, cuentan que el comiariado ya ha iniciado los primeros contactos con hermanos de cara a intentar arreglar los problemas internos que hayan podido surgir entre las dos listas –¿y si los hay, piensa alguien que eso se arregla en tres semanas o seis meses?–.En fin, que Cádiz se queda sin Piedad en 2019, y el Secretariado es en parte culpable por haber demorado lo que se veía venir desde hacía mucho tiempo.

Tanto, que hay miembros del Secretariado que ya han confesado en público su desacuerdo con la gestión realizada en esta cofradía (primero con el nombramiento del delegado electoral que no sirvió para nada, y luego con la decisión de intervenir la hermandad).

Una Semana Santa sin Piedad en Cádiz

No hay comentarios

Deje su Opinión...