Seiscientos hermanos de la Exaltación acompañarán a sus titulares en el regreso a Santa Catalina de Sevilla

Los titulares del Cristo de la Exaltación estarán acompañados por seiscientos hermanos en su regreso a Santa Catalina, catorce años y cinco meses después. Ese es el número de papeletas de sitios sacadas tras finalizar los días de reparto que han tenido lugar en las últimas semanas. El sábado 24 de noviembre será la fecha marcada para este acto ansiado por los miembros de esta corporación, y de las otras dos que reciben culto en este templo, que participarán con su hermandad en el traslado desde San Román a Santa Catalina.

Así, los datos facilitados por la hermandad esgrimen que participarán 65 cirios infantiles y 142 de adulto en el crucificado, 146 en la dolorosa, 70 serán los portadores del Señor y 49 de la Virgen, 33 son de varas e insignias, 23 de acólitos, 5 de servidores, 5 de fotógrafos y redes sociales, 33 simbólicas y el resto, el gobierno de la cofradía.

El traslado

El cortejo saldrá de San Román a las 18:15h. El Cristo de la Exaltación será portado en las andas del Cristo de la Expiración del Museo estrenadas en el Vía Crucis del Consejo de 2014, y estrenará juego de potencias en plata donadas por la familia López Camacho, portando los remates más antiguos que posee de principios del siglo XX.

Seiscientos hermanos de la Exaltación acompañarán a sus titulares en el regreso a Santa Catalina


Por otro lado, el acompañamiento musical correrá a cargo de la Coral de San Felipe Neri, que además interpretará algunos motetes a la salida y entrada del cortejo; igualmente, un cuarteto de viento-metal de la Banda de Música Municipal de Arahal acompañará a al crucificado.

En cuanto a la Virgen de las Lágrimas, la hermandad de la Exaltación ha confirmado que «será portada en las andas que posee la Esperanza de Triana. En dichas andas, irán catorce puntos de luz, uno por cada año en el exilio de nuestra casa. Uno de estos candeleros lucirá el lema por los donantes de órganos; mientras que en los demás serán colocados los nombres de todos los fallecidos en el seno de la hermandad durante estos catorce años, un pequeño homenaje que la priostía de la Exaltación ha querido tener con aquellos que ya no podrán ver nuestro regreso», confirma la corporación del Jueves Santo en un comunicado.





Por otro lado, la Virgen de las Lágrimas llevará el manto de traslado de terciopelo verde bordado en oro de la Esperanza de Triana; la toca de sobremanto bordada en oro y sedas sobre malla de oro por Grande de León para la Virgen del Amor de Pino Montano y la saya blanca de tisú bordada en oro por Jesús Rosado, perteneciente a la Virgen de las Lágrimas. Contará con el estreno de un tocado donado por la Juventud de la Hermandad y por la familia López Camacho; tratándose de un chal de tul egipcio bordado en plata. Por último,la dolorosa será acompañada por las voces de la Escolanía Salesiana de María Auxiliadora.

Fuente: ABC

No hay comentarios

Deje su Opinión...