->
Redención de Sevilla se plantea el traslado a San Ildefonso

La iglesia de Santiago, sede de la hermandad del Beso de Judas, «necesita una restauración a corto plazo». Así lo aseguran los expertos que han revisado este templo, uno de los más históricos de la ciudad y que «tiene un grave problema en el estado de las cubiertas», como confirman desde las instituciones responsables del patrimonio: hermandad y Arzobispado.

Redención de Sevilla se plantea el traslado a San Ildefonso


La corporación de penitencia, que radica allí desde 1960 y que tiene en usufructo el templo desde 15 de mayo de 1970 por la concesión de Bueno Monreal, ya maneja los presupuestos de varios estudios de arquitectura que han valorado el estado actual del templo y en el que han encontrado graves problemas en los techos de la iglesia.

La hermandad, en estos momentos, permanece todavía inmersa en el anteproyecto y valoración de estudios presentados realizados hace dos meses, que varían entre los 360.000 y 800.000 euros con la intención de comenzar los trabajos tras la Semana Santa de 2019 y que tendrían con una duración aproximada de entre cuatro y diez «en el peor de los casos», como comenta su hermano mayor Manuel del Cuvillo. Así, «en el plazo de 10 a 15 días se harán unas catas que determinarán su estado real, para convocar después cabildo general de hermanos».

Para ello, la corporación baraja trasladar a sus titulares a la parroquia de San Ildefonso «con la que ya estamos en contactos con su párroco», asegura Cuvillo. En el caso de que le cogiera la Semana Santa de 2020, buscarían una alternativa para salir con sus pasos por las dimensiones de la puerta del templo parroquial. Así, la corporación baraja para este supuesto la iglesia de Santa Catalina que ya estará abierta al culto y que guarda una gran vinculación con la Redención; ya que fue su sede entre los años 1977 y 1980 y ha servido de refugio con la lluvia del Lunes Santo como en el último caso de 2003.

Desde el Arzobispado comentan que «se conoce la intención de la hermandad de hacer obras» pero que «aún no se ha iniciado ningún trámite preceptivo en la sede arzobispal» para iniciar estos trabajos. Por ello, a pesar de estar en el mes de noviembre, «aún estarían a tiempo para hacer los trámites y poder dar comienzo a la obra después de la Semana Santa de 2019, aunque dependería de las semanas o meses que permanezca en la administración y puedan dar permiso preceptivo». El hermano mayor asegura que las imágenes se trasladarían «tras el triduo de la Virgen del Rocío» en Pentecostés. Por ello, «para llegar a los plazos que deseamos, nos han pedido que entreguemos todos los papeles antes de final de año». Estos trámites podrán ser más ágiles ya que la iglesia de Santiago no está catalogada como de Bien de Interés Cultural, «teniendo únicamente el grado de protección A», por lo que no tendría que pasar por el control explícito de la Junta de Andalucía.







La intervención
El estudio engloba únicamente las cubiertas del templo que posee tres naves a dos aguas y dos cuerpos adosados de edificios en paralelo que dan a la plaza. El mayor problema se encuentra en las filtraciones de agua de los techos, que han podido agravarse con las fuertes lluvias de los últimos meses. Entre lo afectado se encuentra el tablero de madera de la cubierta y las vigas de la techumbre.

Los trabajos planteados pretenden reponer la cubierta, con un tablero nuevo y la sustitución de vigas. En las dos naves lateral, con vigas del siglo XVI y XVII que posee un dentellado de diamantes «que se buscan recuperar y restaurar», comenta Cuvillo.

Asimismo, los trabajos consistirían en sanear los muros de coronación, «por lo que habría que desalojar la iglesia porque se quedaría desprotegida al vacío», comentan los expertos.

Otro de los problemas se situaría en las tejas de curva árabe con cien años de antigüedad aproximada y que deberán ser sustituidas por unas nuevas con tratamiento de envejecimiento para armonizar el impacto visual. Las actuales son irrecuperables ya que en la intervención desarrollada entre 1977 y 1980, fueron unidas con caucho para disminuir estas filtraciones de agua, provocando que no puedan ser salvadas en esta intervención proyectada.

Fuente: ABCSevilla

No hay comentarios

Deje su Opinión...