La Historia de la Hermandad de la Esperanza de Triana

La Hermandad se encuentra entroncada desde sus orígenes en el barrio de Triana por medio de corporaciones de marcado carácter popular como los ceramistas, gremio que fundase en 1418 en la Real Parroquia de Señora Santa Ana la Hermandad de Luz de Nuestra Señora de la Esperanza, fusionándose en 1542 con la de San Juan Evangelista, del gremio de pescadores, aprobándose la fusión de ambas el 24 de noviembre de 1595.





En 1608, Francisco de Lara, clérigo de evangelio, fundó en el Convento de las Mínimas de Triana la Hermandad de las Tres Caídas de Cristo y Nuestra Señora de la Salud. Años más tarde, en 1616, se fusionarían la Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza y San Juan Evangelista con la de las Tres Caídas, formada esta última por gentes de la mar. Asimismo, la imagen de la Virgen de la Salud, al producirse estas uniones corporativas, se pierde como Titular.

Y finalmente, la Hermandad resultante se fusionó en 1971 con la Hermandad Sacramental de la Parroquia de Santa Ana, siendo aprobada esta fusión el 7 de febrero de 1972 por el Cardenal José María Bueno Monreal.

La Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza se fundó en 1418 en la Parroquia de Santa Ana, donde se hallaba en 1523. En el siglo XVII se inicia una época de gran esplendor, aunque con un constante cambio de residencia por diversas vicisitudes, de forma que la corporación va a residir en el Convento del Espíritu Santo –donde poseía capilla propia llamada de San Cayetano–, desde el que realizaba su estación penitencial a la Real Parroquia de Santa Ana, pues recordemos que los pasos aún no cruzaban el río para hacer estación en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla; en la propia Parroquia de Santa Ana, de la que se marcharía ante su cierre por los daños causados en el llamado “Terremoto de Lisboa”, acaecido en 1755; en la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios; y en la Iglesia del Hospital de la Encarnación hasta que, en 1815, se traslada a una capilla que construyó por mediación de sus cofrades marineros en la antigua calle Larga (actual Pureza), efectuando desde aquí, al año siguiente, su primera salida procesional, que aún se efectuaba a Santa Ana, pues no sería hasta 1845 cuando se cruzaría por vez primera el temeroso puente de barcas (el actual Puente de Isabel II, popularmente conocido como el de Triana, se construiría en 1852).

En 1868 la Junta Revolucionaria enajena y cierra el templo propiedad de la Hermandad, sacándolo a pública subasta, y adjudicándoselo a dos súbditos ingleses que la dedicaron al culto de la religión anglicana y, posteriormente, a otros menesteres, tales como almacén de corcho, de carbones, etcétera... Así, hasta que la finca pasa a poder de Carlos Jorge Welton Niño, que la cede a la Hermandad en 1939, gracias a la mediación del que fuera su Director Espiritual José Sebastián y Bandarán, en escritura notarial y por la cantidad simbólica de 19.300 pesetas.



Durante el período de enajenación de la Capilla de los Marineros, la Hermandad se trasladó con sus Sagradas Imágenes a la Iglesia Conventual de San Jacinto, donde permaneció cerca de un siglo, pues llegado el Viernes Santo de 1962, la estación de penitencia a la Catedral se efectuaría desde el citado convento, pero concluiría entrando en la capilla de la calle Pureza, en la que en 1959 se habían comenzado las obras de reconstrucción y acondicionamiento, siendo aún hoy su sede actual, a la espera de la finalización del proyecto de ampliación de la misma, iniciado en 2003, que conlleva, entre otras mejoras, la creación de dos naves más.

Efemérides


1418 Funda el gremio de los ceramistas la Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza en la Real Parroquial de Santa Ana.

1523 Capellanía de Gonzalo de Herrera para el altar de Nuestra Señora de la Esperanza.

1542 La Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza se fusiona con la de San Juan Evangelista, fundada por el gremio de los pescadores.

1579 Acompaña corporativamente a la traslación de la imagen de la Virgen de los Reyes y los restos de San Fernando a su nueva Capilla.

1595 Se aprueban las Reglas de fusión de las Hermandades de Nuestra Señora de la Esperanza y de San Juan Evangelista.

1608 Se aprueban las Reglas de la Cofradía de las Tres Caídas de Nuestro Señor Jesucristo, fundada por "gentes de la mar".

1616 Se aprueban las Reglas de fusión de las Hermandades de Nuestra Señora de la Esperanza y San Juan Evangelista y la de las Tres Caídas de Nuestro Señor Jesucristo.

1623 Primer manto en oro y plata para Nuestra Señora de la Esperanza.

1630 Primera corona de plata para Nuestra Señora de la Esperanza.

1678 Retablo en madera de pino y cedro tallado para el Altar Mayor de la Capilla de San Cayetano, en el Convento del Espíritu Santo.

1735 La Hermandad con sus Imágenes Titulares se traslada a la Capilla de los Montes, en la Parroquia de Santa Ana.

1744 La Hermandad vuelve a trasladarse al Convento del Espíritu Santo.

1745 De nuevo se encuentra en la Parroquia de Santa Ana.

1755 La Hermandad se traslada a la Iglesia del Convento de la Encarnación, situado en la calle Pagés del Corro, al cerrarse la Parroquia de Santa Ana por los destrozos del terremoto conocido como el "de Portugal".

1756 Nuevamente vuelve al Convento del Espíritu Santo.

1758 Vuelve por un período de cuatro años al Convento de Nuestra Señora de los Remedios. Este año se adquieren las casas que conformarían la actual Capilla de los Marineros en la calle Larga, hoy Pureza, que eran propiedad de la Parroquia de Santa Ana, bajo licencia eclesiástica.

1761 Se traslada nuevamente al Convento del Espíritu Santo.

1769 Reside en el Convento de Nuestra Señora de los Remedios.

1780 La Hermandad se halla establecida nuevamente en el Convento del Espíritu Santo y desde allí hace estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo a la Real Parroquia de Santa Ana. Se inicia así, el último período de estancia en este Convento.

1816 Primera salida procesional desde la Capilla de los Marineros. Procesiona por primera vez con la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza, atribuida a Juan de Astorga Moyano.

1845 Por primera vez, cruzando el puente de barcas que había sobre el Guadalquivir, hace Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral de Sevilla, en lugar de hacerlo, como solía, a la Real Parroquia de Santa Ana.

1868 La junta revolucionaria enajena y saca posteriormente a pública subasta -1871- su Capilla de los Marineros de la calle Larga, actual Pureza. La Hermandad se traslada a la Iglesia de San Jacinto.

1889 Primera Estación de Penitencia en la madrugada del Viernes Santo. La imagen de la Santísima Virgen iba acompañada por las de la Magdalena y San Juan Evangelista, que fueron adquiridas a la Hermandad del Santo Entierro.

1898 Se prende fuego en su altar de San Jacinto, sufriendo desperfectos la imagen de Nuestra Señora, que fue restaurada ese mismo año por Gumersindo Jiménez Astorga.

1899 Por decreto, la Hermandad se ve relegada un puesto en el orden de la madrugada del Viernes Santo, en beneficio de la Hermandad del Calvario, que queda ubicada entre la de la Macarena y la nuestra, y poco más de un siglo después, sigue manteniéndose.

1902 En la Estación de Penitencia los hermanos llevan túnicas de cola moradas y antifaces negros, sustituyendo a las de color blanco y capirotes negros.

1909 La Hermandad vuelve a reclamar su puesto en la madrugada del Viernes Santo, pero sin éxito.

1913 Nueva restauración de la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza, esta vez a cargo de José Ordóñez.

1920 El paso del Cristo de las Tres Caídas procesionaría en la tarde del Viernes Santo para participar en el Santo Entierro Grande organizado en esta ocasión.

1921 Con motivo de la festividad de Santiago y Santa Ana, y en la Velá del mismo nombre, tiene lugar una procesión de gloria con la Santísima Virgen. La procesión volvió a repetirse en 1923 y posteriormente en 1939, pero no llegó a perdurar.

1926 Se estrenan túnicas de capa y antifaces nuevos.

1927 Primer Besamano documentado de Nuestra Señora de la Esperanza.

1928 Los nazarenos del paso de la Virgen lucen túnica y capa de color blanco y antifaz de raso verde.

1929 Nuestra Señora es sacada en procesión en su paso de palio para asistir a la Exposición del Congreso Mariano, que se celebraba en el Templo Parroquial del Divino Salvador. Igualmente, este año es restaurada por Antonio Castillo Lastrucci.

1931 Los nazarenos del paso de Virgen lucen túnicas y antifaz de terciopelo verde y capas blancas de lana.

1935 Renovación de las Reglas vigentes desde 1616.

1936 Se celebra Besamano en honor de Nuestra Señora de la Esperanza en la Real Parroquia de Santa Ana, por encontrarse provisionalmente las Imágenes Titulares en el citado templo.

Por causa de la guerra civil española, la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza es guardada con gran secreto en la casa de José Percio por un cofrade conocido por "Canito".

Con respecto a la imagen del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, éste fue trasladado en un carro por José Medina, hermano de la corporación y carrero de oficio, e iba envuelta la talla del Señor entre patatas para ocultarla de los grupos revolucionarios, siendo escondido en el hueco de una escalera del domicilio particular del entonces Hermano Mayor de la Hermandad, Francisco Gordillo, en la calle Betis.

Francisca Medina de los Santos relata que su abuelo, su padre –el carrero– y su padrino, el citado Francisco Gordillo, se hicieron la promesa de que el primero de los tres que falleciera sería envuelto con la misma sábana que cubrió al Cristo en su traslado, honor que le correspondió a este último. Y testimonia que, pasado el tiempo, cuando su padre, José Medina, ya no podía acompañar al Señor de las Tres Caídas en la Estación de Penitencia por los años, lo esperaba siempre en el Altozano para rezar, una y otra vez: "Señor, gracias por el honor con que me premiaste. Pocos hombres pueden decir como yo que, un día cualquiera, di un paseo en mi carro con el Hijo de Dios".

1939 Se levanta escritura pública de la readquisición de la Capilla de los Marineros de la calle Pureza. Igualmente, se inicia el estreno de las figuras secundarias de Antonio Castillo Lastrucci, procesionando por primera vez la actual talla de Simón de Cirene.

1940 El paso de Cristo seguirá estrenando las figuras de su grupo escultórico, siendo novedad este año las esculturas de una mujer judía que tiene a su hijo en brazos y a su hija de pie a su lado, y la de un esclavo etíope que, con una soga, tiraba del Señor. Esta última talla dejaría de procesionar en a finales de la década de los 50.

1941 Se agranda el paso de Cristo y se estrena la figura de un centurión a caballo.

1947 Se estrena nuevo manto de salida, ejecutado en los talleres de Esperanza Elena Caro. Esta pieza sigue en posesión de la Hermandad, y continúa siendo utilizada, y es popularmente conocida como “el manto de los dragones”

1948 El paso del Santísimo Cristo de las Tres Caídas procesiona en la tarde del Viernes Santo en el Santo Entierro Grande de este año, si bien hubo de refugiarse por lluvias en la Catedral, de donde regresaría en la mañana del Domingo de Resurrección debido a las adversidades meteorológicas.

1950 Procesión de Nuestra Señora de la Esperanza en el paso de la Divina Pastora de Triana con motivo de la Proclamación del Dogma de la Asunción de la Santísima Virgen a los Cielos en Cuerpo y Alma por parte de Su Santidad Pío XII. (+info)

Cabe recalcar la fecha del 31 de octubre de 1950, que fue cuando procesionó Nuestra Señora de la Esperanza, que iba vestida de blanco sobre el paso de la Hermandad de Gloria de la Divina Pastora de Triana, desde su entonces sede en la Iglesia de San Jacinto, para así hacer estación a la Parroquia de Nuestra Señora de la O en la trianera calle Castilla y a la de Señora Santa Ana, donde al día siguiente, 1 de noviembre, a la misma hora en que Su Santidad Pío XII proclamaba en Roma la definición del Dogma Asuncionista, se celebraba una Solemne Función religiosa a los pies de Nuestra Señora, seguida de un triunfal recorrido por el barrio para volver a la Iglesia de San Jacinto.



De esta efeméride comenta el Padre Cué en su Libro "Viva la Esperanza de Triana":

Triana anda revuelta
¡¡Qué revolución!!
Hasta las monjitas
salen al balcón

O aquella otra que dice:

"Porque Señora Santa Ana
goce también de la fiesta
¡Vaya la Virgen y pase
toda la noche con Ella!"


1955 Se bendice un retablo en cerámica de Nuestra Señora de la Esperanza en la esquina de la calle Pastor y Landero. Rememora el lugar que ocupó la cárcel del Pópulo, ante la que la cofradía detenía sus pasos para que los presos cantasen saetas a los Titulares.





1959 Se inician las obras de reconstrucción y acondicionamiento de la Capilla de los Marineros de la calle Pureza.





1961 Se instala el artesonado de la Capilla procedente de la Iglesia del Colegio Villasís.


1962 En la mañana del Viernes Santo, al regreso de la Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral, la Hermandad, que la había iniciado por última vez desde la Iglesia de San Jacinto, regresa definitivamente a su Capilla de los Marineros, en la calle Pureza.


1963 Se bendice el retablo para el Santísimo Cristo, procedente del Convento de San Antonio de Padua de Sevilla, siendo donado por los condes de Gálvez, y que es obra de Blas de Santamaría en 1643.

1965 La Imagen de la Santísima Virgen es traslada al Colegio San José de Calasanz para presidir las Santas Misiones.


Se adquiere el retablo para el Altar Mayor de la Capilla, que había estado ubicado en el Convento de la Merced de la localidad sevillana de Osuna. Se trata de una obra de Francisco María de Ceiba realizada en 1717, estando documentada por escritura pública de su contratación de fecha 26 de septiembre de 1716.

1966 Se bendice la Casa de Hermandad, situada en el lateral izquierdo de la Capilla.

1970 Se estrena el nuevo paso procesional del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, obra de Manuel Guzmán Bejarano. No obstante, saldría aún sin dorar.

1971 Se inicia un nuevo pleito por el orden de prelación en la madrugada del Viernes Santo, pero nuevamente sin éxito alguno.

1972 El Cardenal Bueno Monreal decreta la fusión de la Hermandad con la Sacramental de Santa Ana.

Se cede a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras la talla del esclavo etíope que había procesionado en el misterio del Cristo de las Tres Caídas para que a partir de este momento lo hiciese en el de esta corporación recientemente reorganizada por aquellas fechas.

1973 Sale completamente dorado y finalizado el paso estrenado para el Santísimo Cristo tres años antes.

Se produce la creación de un colectivo dedicado para los hermanos más zagales de la Hermandad, y que sería denominado “Grupo Joven”.

1976 Se adquiere la casa adjunta a la parte derecha de la capilla.

1979 Por primera vez, los dos pasos de la Hermandad son sacados en la madrugada del Viernes Santo por hermanos costaleros.

1980 La Hermandad recibe para Nuestra Señora de la Esperanza el fajín de Capitán General de los Ejércitos de Su Majestad el Rey, Juan Carlos I de España.

Se aprueba la creación de la Banda de Cornetas y Tambores "Santísimo Cristo de las Tres Caídas", que con el tiempo, se ha consolidado como una de las de mayor prestigio, estilo y calidad de Sevilla, habiendo llegado a participar en eventos internacionales.

Juan Martín Pérez, Párroco de Santa Ana y Director Espiritual de la Hermandad, bendice la ampliación de la Capilla y las nuevas dependencias de la Hermandad. Para ello, con anterioridad, las imágenes fueron trasladadas a Santa Ana en el mes de noviembre, donde permanecerían hasta poco después de la festividad de la Inmaculada Concepción, y así efectuar la referida ampliación.

1981 La Imagen de Nuestra Señora de la Esperanza es restaurada por Luis Álvarez Duarte, hermano de la Corporación.

1983 El Cardenal Agostino Casaroli, Secretario de Estado del Vaticano, en nombre de Su Santidad Juan Pablo II, autoriza por Bula Pontificia la Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Esperanza con fecha de 7 de abril, primer jueves de la Pascua de Resurrección.

Se restaura la imagen del Santísimo Cristo de las Tres Caídas por Luís Álvarez Duarte, que le añade cuerpo de talla.

1984 La Familia Real visita la Capilla en la mañana del Viernes Santo, una vez finalizada la Estación de Penitencia.

El día 2 de junio tuvo lugar la Solemne Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Esperanza. La Virgen estrenó corona de oro de ley sufragada por los hermanos, vecinos y devotos, siendo ejecutada en los talleres de Orfebrería Triana. Se concede la réplica de la Medalla de Oro de la Ciudad de Sevilla a Nuestra Señora de la Esperanza, siendo Alcalde Manuel del Valle Arévalo, quien se la impuso personalmente a la Virgen en la mañana del 1 de junio, cuando la Señora se hallaba ya en su paso procesional para ser trasladada en esa misma tarde hasta la Santa Iglesia Catedral, donde se produciría la coronación. (+info)

Ha de destacarse como hecho reciente la Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Esperanza, acto que se produciría el 2 de junio de 1984 en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla, siendo presidida la ceremonia religiosa y posterior coronación por Su Eminencia Reverendísima el Cardenal Bueno Monreal, auxiliado por el Excelentísimo y Reverendísimo Fray Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla, quien, tiempo después, en una Función Principal de Instituto de la Hermandad, desvelaría que ésta había sido la primera ceremonia de Coronación Canónica de su vida sacerdotal.

La Coronación había sido aprobada el 7 de abril de 1983 por Su Santidad Juan Pablo II mediante Bula Pontificia rubricada con el "sello del Pescador", aceptando así la petición que había sido elevada al Cabildo de San Pedro por el Excelentísimo Cardenal de Sevilla José María Bueno Monreal, produciéndose meses más tarde, concretamente el día 12 de septiembre de 1983 , la entrega de la citada bula en la Capilla de los Marineros, en una ceremonia religiosa presidida por el Excelentísimo y Reverendísimo Fray Carlos Amigo. Cabe destacar que la Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Esperanza es la única aprobada mediante Bula Pontificia, lo que la hace poseedora del más algo rango existente dentro de los distintas maneras en que puede ser concedida una coronación. De hecho, en la Archidiócesis Hispalense es la única Coronación Canónica Pontificia que se ha producido.



1987 Se da sepultura, a los pies del Altar Mayor de la Capilla de los Marineros, a los restos del que fuera Director Espiritual de la Hermandad y Capellán Real José Sebastián y Bandarán, fallecido en 1972.

1988 El paso de Nuestra Señora de la Esperanza luce nuevos varales de plata, obra de Orfebrería Triana.

1989 Tiene lugar la restauración de Nuestra Señora de la Esperanza por el imaginero-escultor Luís Álvarez Duarte. Este año estrenaría nueva saya y toca.

1990 Se bendice por el Párroco de Santa Ana y Director Espiritual de la Hermandad el salón de exposición de enseres, ubicado en las dependencias de la calle Pureza aledañas a la Capilla.

1991 El paso de Nuestra Señora de la Esperanza estrena candelería de plata, obra de los talleres de Orfebrería Triana.

1992 El paso del Santísimo Cristo de las Tres Caídas procesiona en la tarde del Sábado Santo con motivo del Santo Entierro Grande.

Se producen los Hermanamientos con las Islas de Madeira (Portugal), con el barrio homónimo de Triana (Las Palmas de Gran Canaria) y con la ciudad de Guetaria, de la que Nuestra Señora de la Esperanza sería nombrada Alcaldesa de Honor de los Pueblos Vascos.

1993 Estrena el Santísimo Cristo de las Tres Caídas en la Estación de Penitencia una túnica bordada en terciopelo color burdeos, realizada por José Ramón Paleteiro, y que fue donada por el Grupo Joven.

1994 Se estrena un nuevo manto de salida para Nuestra Señora de la Esperanza, obra de los talleres de Sobrinos de Elena Caro, bajo diseño del hermano de la corporación Juan Antonio Borrero.

Se crea la Banda Juvenil de Cornetas y Tambores “Santísimo Cristo de las Tres Caídas”.

Se presenta en la Capilla el libro titulado Viva la Esperanza de Triana del Padre Ramón Cué, S.J., en versión reeditada bajo los auspicios de la Hermandad.

1995 En la madrugada del Viernes Santo se encuentran en la Santa Iglesia Catedral los pasos de Nuestra Señora de la Esperanza de Triana y de María Santísima de la Esperanza Macarena, refugiada allí ésta última por causa de la lluvia.

En el mes de agosto, las imágenes son trasladadas a Santa Ana para poder efectuar una obras de limpieza, remozamiento y mejora de la Capilla de los Marineros.

1996 En el taller de Manuel Calvo se realiza el nuevo dorado del paso del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, que estrenaría, además, nuevos angelitos para las esquinas, obra del imaginero-escultor Luís Álvarez Duarte.

1997 Para la futura ampliación de la actual Capilla se adquieren un local en la calle Betis número 28 y una casa en la calle Pureza número 57.

Se estrenan nuevos faldones y se restauran las bambalinas del paso de Nuestra Señora de la Esperanza.

Se aprueba la creación de la Banda de Música "Nuestra Señora de la Esperanza de Triana".

1998 Se adquiere la casa de calle Pureza número 51.

Se restaura la talla de la Pura y Limpia Concepción de la Santísima Virgen María, titular de la Hermandad que se encuentra ubicada en la Capilla Sacramental de la Real Parroquia de Santa Ana. La restauración es obra de Carmen Álvarez.





Visita la Capilla de los Marineros Su Alteza Real María de las Mercedes de Borbón y Orleáns, Condesa de Barcelona, para hacer entrega a la Hermandad, por delegación de su hijo, Su Majestad el Rey Juan Carlos I, del fajín de Almirante de la Marina Española de su difunto esposo, Conde de Barcelona, Su Alteza Real Juan de Borbón y Battemberg, Conde de Barcelona. Para tal ocasión, fue bajada de su camarín del Altar Mayor Nuestra Señora de la Esperanza, imponiéndosele dicho presente durante el ofertorio de la Santa Misa que con este motivo se celebró. Ver video

1999 El Jefe de la Casa de Su Majestad el Rey remite escrito de aprobación de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias del nombramiento como Teniente de Hermano Mayor Honorario de la Hermandad.

Se inicia la restauración del manto de salida de Nuestra Señora de la Esperanza realizado en 1947 en los talleres de Elena Caro. La restauración se encarga a los talleres de Fernández y Enríquez, de la sevillana localidad de Brenes.

Por remodelación de su paso de misterio, la Hermandad de Jesús Despojado devuelve la figura del esclavo etíope que, cedido en 1972, venía procesionando desde 1975 con dicha Hermandad y era propiedad de la Esperanza de Triana. La devolución tiene lugar en un acto de confraternidad y la figura vuelve a quedar depositada en las dependencias de la Hermandad, junto con otras imágenes secundarias.

2000 En la Estación de Penitencia se suceden unos tristes y desagradables acontecimientos que estropearon el discurrir procesional, no ya sólo de esta Hermandad, sino de todas las corporaciones de la madrugada del Viernes Santo, produciéndose el pánico en las calles del centro de la ciudad al correrse la falsa alarma de que se estaban produciendo disparos y otro tipo de altercados. La Hermandad se hallaba en ese momento en plena carrera oficial, con el paso de Cristo en Sierpes y el de la Virgen en O´Donnell. Afortunadamente, no hubo que lamentar grandes daños personales ni entre los miembros de esta cofradía, ni entre los componentes de las restantes de la jornada, ni entre el público que presenciaba las procesiones de aquella noche.

En el año 2000, la Hermandad celebró el cincuentenario de la Proclamación del Dogma de la Asunción de la Virgen María a los Cielos en Cuerpo y Alma con una serie de actos y cultos, y entre ellos podemos destacar la Función Solemne y la salida procesional de Nuestra Señora de la Esperanza por las calles de Triana en su paso de Semana Santa pero sin palio. La Virgen fue llevada a Santa Ana la noche del 3 de noviembre, rezándose en silencio los misterios del Santo Rosario, para luego verificar su jubilosa procesión en la tarde del domingo 5 de noviembre, y ya regresar de nuevo a su capilla.

Nuestra Señora de la Esperanza procesiona por el barrio en su paso de Semana Santa pero sin palio el día 5 de noviembre desde la Real Parroquia de Señora Santa Ana, en conmemoración del cincuenta aniversario de la Proclamación del Dogma de la Asunción de la Santísima Virgen a los Cielos en Cuerpo y Alma.

2001 La Junta de Gobierno presenta al Cabildo General de hermanos el anteproyecto de ampliación de la Capilla de los Marineros, realizado por el arquitecto José Ramón Rodríguez Gautier, aprobándose la realización del proyecto definitivo.

2002 El Santísimo Cristo de las Tres Caídas es nombrado Patrón de la Cámara de Mareantes de Sevilla.

2003 El Cabildo General que las hermanas participen en la Estación de Penitencia vistiendo la túnica nazarena, e igualmente, que se inicien las obras de ampliación y remodelación de la Capilla de los Marineros.

Recientemente,la Hermandad ha celebrado con gran brillantez el XXV Aniversario de la Coronación Canónica de Ntra Sra de la Esperanza de Triana,el 31 de Mayo fue llevada en solemne procesión a la Catedral para conmemorar dichos actos,regresando a la Capilla de los Marineros en la tarde-noche del 6 de Junio,no sin antes vivir momentos de incertidumbre ya que,al igual que hace veinticinco años,la lluvia hizo acto de presencia,aunque al final se despejó la tarde luciendo un hermoso arco iris lo que permitió a la Virgen lucirse como nunca,regresando triunfalmente a su barrio tras 14 h de procesión en las que miles de sevillanos se volcaron ante tal extraordinario acontecimiento.
Finalmente,hay que destacar la concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad,aunque aún se desconoce si la Esperanza irá al Ayuntamiento en solemne procesión,así como la finalización de las obras de ampliación de la Capilla de los Marineros y el regreso de las imagénes desde Sta Ana el 19 de Marzo del presente año 2010 Dios mediante.

http://cofrades.sevilla.abc.es/profiles/blogs/historia-de-las-hermandades-de-46