->
Una joya: la evolución del palio de Las Penas de San Vicente de Sevilla

Los procesos de restauración y conservación en la cofradías de Sevilla son fundamentales para que el patrimonio de las hermandades pervivan has el presente. Sin embargo, a no ser que haya un cambio radical en el seno de una corporación, o se trate de hermandades relativamente jóvenes, los procesos de creación de un nuevo paso o manto de salida, quedan para algunos muy lejos en la memoria.



A principios del siglo XX Sevilla vivió una metamorfosis en sus pasos de palio debido al aire regionalista que impuso Juan Manuel Rodríguez Ojeda. En esa nueva oleada de palios que comenzaron a ver la luz, la Hermandad de las Penas de San Vicente llevó a cabo el proyecto del paso de la Virgen de los Dolores. Su ejecución no fue fácil, pasó varias fases, varias iniciativas, incluso soportó la desaparición y la reorganización de una cofradía que hoy es santo y seña en Sevilla.

El palio fundacional (1878 – 1882)

Palio de Las Penas de San Vicente en 1927
Palio de Las Penas de San Vicente en 1927
El prioste de las Penas de San Vicente, Domingo Pozo, ha elaborado un estudio exhaustivo sobre la evolución del palio de la Virgen de los Dolores. En su primer año (1878) se realizó una parihuela, los faldones y techo de palio en terciopelo en color negro ornamentando con galones y flecos de plata, así como el llamador. Los varales, manto negro, peana y demás enseres para completar el mismo se obtuvieron prestados de otras cofradías.
A partir de 1882 comienza la decadencia de la hermandad, siendo el origen la mala situación económica. De dicha época no existen documentos gráficos aunque en Las Penas intuyen que la fisionomía del palio del siglo XIX no debía ser muy distinto al de la reorganización.

El palio de la reorganización (1924-1928)

El 12 de noviembre de 1923 en la parroquia de San Vicente Mártir, por orden del Señor Vicario General se hizo entrega a la comisión reorganizadora del juego de varales y manto negro liso de la época fundacional y que había sido conservado por el sacristán de la parroquia. En 1927 Las Penas estrena los respiraderos de Seco Imberg, autor del palio para los próximos años.

El palio de Eduardo Seco Imberg (1929 – 1935)

Paso de palio de la Virgen de los Dolores de las Penas en 1935. Obra de Seco Imberg.
Paso de palio de la Virgen de los Dolores de las Penas en 1935. Obra de Seco Imberg.
Según recoge Juan Carrero en su libro “La Hermandad de las Penas” de los Libros de Actas de la hermandad,«En la salida de la cofradía del año 1929 el paso de la Virgen de los Dolores estrena nuevo palio que se componía de techo bordado por Juan Manuel Rodríguez Ojeda en terciopelo negro que llevaba en su centro la Giralda en oro y rodeada de una orla de hojas de acanto y en las esquinas dispuestas de forma diagonal se ubicaban ánforas con azucenas. El conjunto se completa con caídas o bambalinas de metal plateado, de líneas ondulantes con ovas y ornamentación vegetal calada, todo ello ejecutado por Eduardo Seco Imberg». Sin embargo, el dibujo de la gloria no se correspondía con la imagen de la Giralda sino con el corazón atravesado por los siete puñales que representan los siete dolores de la Virgen.
En 1935, la hermandad obtendría para el Lunes Santo la cesión de un manto perteneciente a la viuda de Isern, Doña Luisa Llosent. Dicho manto fue bordado por Patrocinio López en 1879 para la Virgen del Loreto de San Isidoro. La hermandad del Viernes Santo no lo utilizaba debido a la realización de una nueva obra, en 1931, manto que posee en la actualidad.
Tras los años convulsos de la Républica, en los que la hermandad no salió, la corporación se plantea la ejecución de un nuevo palio para la Virgen de los Dolores. Este palio de Seco Imberg lo conserva a día de hoy la Hermandad de la Cena de Jerez que lo utiliza para dosel en sus cultos.

Primer proyecto de palio de Cayetano González (1935)

En el año 1935 se presenta un boceto de bambalina delantera para el techo de palio según diseño Cayetano González. Este no llegó a ejecutarse al tener la hermandad la oportunidad de obtener el palio de San Isidoro que iba a juego con el manto.
Las siete maravillas de Cayetano González que nunca vieron la luz
Bambalina delantera que Cayetano diseñó para las Penas

El palio de Patrocinio López (1936-1945)

Si años atrás Las Penas había adquirido el manto de Patrocinio López a la cofradía de San Isidoro, en 1936 la corporación del Lunes Santo adquiere las caídas de la misma hermandad que años más tarde pasarían a ser propiedad de la Vera Cruz. El lunes Santo de 1939 se estrenaron unos
Las Penas adquirió las bambalinas de San Isidoro en 1936 obra de Patrocinio López. Posteriormente pasarían a Vera Cruz
Las Penas adquirió las bambalinas de San Isidoro en 1936 obra de Patrocinio López. Posteriormente pasarían a Vera Cruz
respiraderos obra de Andrés Contreras en metal plateado para el paso de palio. Eran de líneas rectas e ingleteado y con un relieve de la Asunción de la Virgen en el frontal. Desde 1970 los posee la hermandad de la Coronación de Espinas de la localidad de Carmona.

El palio frustrado de Cayetano González (1953)

Tras un proceso de restauración del manto de Patrocinio López por los talleres de Caro,Cayetano González realiza un nuevo proyecto de palio adaptando las bambalinas exteriores. El diseño contempla dejar los bordados de las caídas del adquirido en 1936 a la hermandad de San Isidoro y dándosele una estructura de palio de cajón, para ello se suprimiría la crestería bordada y las líneas sinuosas de la parte inferior. A las caídas interiores se les aplicaría una ornamentación de orfebrería en metal plateado. Sin embargo, a comienzos de 1953 la hermandad entendió que le proyecto estaba retrasado en su ejecución y desestimó el nuevo palio. En 1954, Joaquín Castilla diseña un palio con estilo similar al de los Estudiantes que no termina de convencer a la hermandad.

El proyecto de palio de Cayetano González con orfebrería de Villarreal y bordados del taller de Manuel Elena Caro (1955-1969)

A mediados del año 1953 se decide recurrir a Cayetano González Gómez para realizar un nuevo diseño de techo de palio. Este tenía un debito económico pendiente con la Hermandad a raíz del palio anterior y que debía liquidar aportando dibujos para la corporación. Al mismo tiempo se acuerda que la ejecución del
Foto mediados de los 60. Palio de Las Penas a la salida de la Catedral. Diseño del paso de Cayetano González.
Foto mediados de los 60. Palio de Las Penas a la salida de la Catedral. Diseño del paso de Cayetano González.
palio de lleve a cabo en cuatro años y que el color del mismo se cambiaría de negro a carmesí.

Los faldones respiraderos. La personalidad del paso de palio (1978 -1992)

El diseño de estos faldones-respiraderos los aporta Juan Carrero Rodríguez y para ello se apoya en el proyecto de palio presentado porCayetano González en el año 1935 y en los faldones realizados para el paso del Señor estrenados en 1962. En la Semana Santa de 1978 se estrenaría el faldón-respiradero delantero del paso de palio. Estos se contrataron con el taller de bordados de Esperanza Elena Caro. El resto de respiraderos y faldones se estrenarían en años posteriores. A comienzos de los noventa, la hermandad iniciará el proceso de renovación de la orfebrería del palio bajo un estilo renacentista. En 1995, la restauración del manto de Patrocinio López se enriqueció con una cenefa para el exterior y agregándose piezas centrales a modo de entorchado. Esta reforma del manto fue diseñada por Juan Carrero Rodríguez y para ello se basó en el centro que presenta el manto de la Virgen de Monserrat e igualmente ejecutado porPatrocinio López García.
Foto del Palio de Las Penas en los años 80
Foto del Palio de Las Penas en los años 80




Foto tras la restauración del manto de Las Penas, año 95
Foto tras la restauración del manto de Las Penas, año 95






http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/una-joya-la-evolucion-del-palio-de-las-penas-de-san-vicente-90366-1456542822.html

No hay comentarios

Deje su Opinión...