Los pasos más populares de la Semana Santa de Andalucía: El «Abuelo» de Jaén

El «Abuelo» de Jaén en la Madrugada del Viernes Santo / IDEALEl Nazareno de Jaén, el «Abuelo», como así se le denomina a la imagen por su gran leyenda, es una de las tallas de mayor devoción popular en Andalucía y fuera de las fronteras. No ostenta el título de patrón de Jaén, pero sin serlo es la talla con más fieles y devotos en la ciudad y la provincia.
La hermandad no contiene ninguna documentación alguna fundacional, pero se calcula que debe estar entre 1588 y 1594, esta última, de la creación del «Abuelo». Fundada en el antiguo convento de los carmelitas descalzos. A lo largo de su historia ha estado en varias sedes más como el convento de la Merced, el convento de la Coronada, el convento de las Bernardas e incluso en la propia Catedral de Jáen.
En 2009, el Nazareno regresa al antiguo convento carmelitano de San José bajo la denominación de Santuario de Nuestro Padre Jesús Nazareno, lugar desde donde realiza su estación de penitencia en la Madrugada del Viernes Santo. 

Imagen

El Cristo es una obra anónima del siglo XVI aunque en aquella época, Jaén contaba con el taller de Sebastián de Solís y Salvador Cuéllar, siendo el primero al que se la podría atribuir la obra.
Los jiennenses prefieren mantener la leyenda del «Abuelo». Existen varias pero la principal decía que un anciano apareció en un caserío del Puente de la Sierra. Solicitó hospedarse al encontrarse en una mala situación de salud. Una familia lo acogió. Mientras cenaban, esta persona observó un gran tronco a lo que exclamó ¡Qué buen Nazareno saldría de ahí!
Como señal de agradecimiento, solicitó tallar a un Cristo con este tronco. Pidió que no le molestasen hasta acabar el trabajo. Habían pasado tres días y no había ninguna señal del anciano. La familia, decidió acceder a la habitación y pudieron admirar al Cristo finalizado y cubierto con un pequeño sudario. No encontraron al anciano pero sí una nota que decía: «A través de esta imagen, amadle con todo el corazón, en la seguridad de que nunca os abandonará».
Pasado el tiempo, el matrimonio falleció y el Cristo fue trasladado hasta el convento de las carmelitas descalzos. Asimismo, existe otra leyenda menos popular sucedida en un caserío de Jaén: Un animal dio una coz y derribó una pared. El mulero encontró tras el agujero abierto en la pared una habitación oculta donde encontró al Nazareno.
De esta primera leyenda es de donde proviene lo del «Abuelo» en Jaén. Una imagen tan popular que ha realizado varias salidas en rogativas a lo largo de su historia por sequías y epidemiasal tenerle atribuidos varios milagros como el ocurrido en el siglo XVII cuando se hace una procesión con el Señor hasta el hospital donde se trataban a los enfermos por la peste. A raíz de la visita, el hospital cerró por no existir enfermos. Por ello, en sus manos lleva unas llaves como copia de las que daban acceso. Además, el Nazareno posee la medalla de la ciudad y es hijo predilecto de Jaén.

Paso


El paso es obra del sevillano Antonio Sánchez González en 1949, de estilo barroco, dorado y con cuatro faroles en cada esquina.
El Señor con cabellera natural, porta una cruz de grandes dimensiones bajo el lema: «todas las cruces son flores si la sabemos llevar».



Le acompaña la imagen de Simón de Cirene, tallada por el escultor valenciano, Luis Montesinos. La congregación de soldados romanos fueron los encargados de la donación. El Cristo durante la noche es iluminado por luz artificial.

Cofradía


Actualmente, la hermandad saca hasta 4 pasos en la Madrugada del Viernes Santo. Esta corporación pone en la calle a Jesús Nazareno, la Virgen de los Dolores, San Juan Evangelista y Santa Marcela.
Cuenta con algo más de 5.000 hermanos de los que más de 3.000 forman parte del cortejo, siendo la mayor parte de ellos, penitentes. Al Señor le acompaña una banda de música. Siempre interpreta la misma composición musical, la de Nuestro Padre Jesús de Emilio Cebrián. La creó en 1932 cuando era director de la banda municipal de Jaén, tan interpretada en cualquier ciudad andaluza y dedicada al Nazareno. La marcha cuenta con estrofas del himno de la ciudad.
Una de las curiosidades es que en esta hermandad no es necesario ser hermano para salir de nazareno en la estación de penitencia. Cualquier persona que disponga de la túnica puede ser parte de la cofradía. La túnica es de tela negra con cíngulo amarillo. Antiguamente incluso, salían las personas vestidas de calle con un cirio en los primeros tramos.
El «Abuelo» de Jaén y Santa Marcela inician la procesión sin el paso de la Virgen de los Dolores y el de San Juan Evangelista. Sobre las 6 de la mañana, se produce uno de los momentos cumbres, el encuentro de ambos pasos en la plaza de Santa María, junto a la Catedral.
La salida es una estación de penitencia pero a su vez, se convierte en una romería por como se vive y por la masa de personas que le acompaña durante todo momento, procedentes de todos los rincones del país. Un sevillano muy conocido fue portador de esta imagen. Fue Manuel Jiménez Jiménez, futbolista y posterior entrenador del Sevilla Fútbol Club. En el Real Jaén acabó su carrera como jugador, le cogió una gran devoción e incluso llego a llevar al «Abuelo». En esta tierra, los pasos se llevan en líneas generales a doble trabajadera, andando de balcón a balcón, o lo que nosotros llamamos, de costero a costero.
Por último, tanto el paso de palio como el manto de salida de la Virgen de los Dolores perteneció a la Virgen de la Caridad de la hermandad del Baratillo.

http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/los-pasos-mas-populares-de-la-semana-santa-de-andalucia-el-abuelo-de-jaen-86159-1449109573.html

Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario

<