El Buen Fin de Cabra inicia un nuevo sueño cofrade

La hermandad y cofradía escolapia de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima del Buen Fin de la localidad cordobesa de Cabra, convocó a sus hermanos en el día de hoy a las 13.00 horas en primera convocatoria y a las 13.30, en segunda convocatoria, al cabildo general extraordinario. Se decidió por unanimidad la aprobación de uno de los proyectos más ilusionantes y esperados para dicha Cofradía, el encargo de la Talla de Nuestro Padre Jesús Caído y del Grupo Escultórico del Paso de Misterio de su Sagrado Titular, que estará a cargo del escultor–imaginero Fernando Murciano Abad.

Buen Fin


Momento del cabildo general extraordinario. /Foto: Cofradía del Buen Fin
Fernando Murciano Abad, es uno de los más significativos representantes de las nuevas generaciones de Imagineros con formación académica y de taller, combinación suficiente, como para garantizar la práctica de la estatuaria religiosa al nivel que se merece la Escultura de nuestros tiempos. Sus obras de pequeño formato poseen equilibrio formal y exquisito refinamiento en el acabado, fruto de un cuidado estudio de la anatomía y la proporción. El dominio, tanto de la arcilla como de la madera, le permiten dotar a sus creaciones de un esmerado análisis de formas, tanto en la representación del desnudo como en el perfecto drapeado de las vestiduras. En las imágenes de tamaño natural mantiene el mismo nivel, pero en estos casos la mayor dimensión le permiten expresarse con mayor rotundidad y verismo; alejado, sin embargo, del barroquismo cursi que tanto se lleva. En sus creaciones se aprecia una fuerte dosis de sabia síntesis. En la resolución de las cabezas, rostros y paños, pondera el expresionismo y el movimiento de grandes masas y planos, siempre por encima del detalle anecdótico. En resumen, la obra de Fernando Murciano, es un canto al volumen y a la forma como resultado del estudio de las fuerzas interiores y del desarrollo de la figura en el espacio. Por lo tanto, en ellas, la superficie solo es consecuencia natural de un elaborado proceso de construcción y no el único fin plástico, como sucede tristemente en la mayoría de la imaginería moderna.




La Cofradía, también conocida “Los Estudiantes” fue fundada el 1 de abril de 1991 por un grupo de jóvenes cofrades de la localidad que apenas superaba la mayoría de edad. Jóvenes que, involucrados en otras Cofradías a través de sus devociones familiares, buscaban un espacio propio dentro del panorama cofradiero Egabrense. Uno de los grandes pasos a cumplir de esta Cofradía en sus inicios, fue cumplir lo establecido por sus Reglas y procesionar la noche del Miércoles Santo por Carrera Oficial. En este punto acontece el hecho más decisivo en el futuro de la Cofradía: el contacto con la Congregación Escolapia de nuestra localidad que nos permite iniciar y terminar nuestra Estación de Penitencia desde la Capilla de Capuchinos del Colegio San José; lo cual se produce desde 1994, constituyendo uno de los momentos de mayor emoción de nuestra Semana Mayor por las dimensiones de la puerta que da acceso al patio.

https://www.lavozdecordoba.es/religion-y-cofradias/2018/09/16/buen-fin-de-cabra/

Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario