LA BANDA GADITANA DE TROMPETAS. Un deseo de Ramón de Carranza

LA BANDA GADITANA DE TROMPETAS. Un deseo de Ramón de CarranzaEn el año 1929 el entonces alcalde de la ciudad de Cádiz, Ramón de Carranza, tenía un deseo: organizar una Banda de Trompetas, al objeto de dar mayor esplendor a las fiestas de Semana Santa.Por este motivo, encargó la preparación y formación necesaria de la misma al empleado municipal Emilio García Rodríguez, subalterno clarinero del Ayuntamiento, el cual dando un alto ejemplo de laboriosidad y tesón, puso todo su empeño y entusiasmo en la tarea encomendada a su persona. Emilio García consiguió con solamente un plazo de 15 días dar forma y realidad plena a los deseos del alcalde Carranza.
Llegado el día y la hora convenida para la presentación, la ciudad entera acogió con gran entusiasmo la puesta de largo de esta recién constituida Banda. Frente a la Casa Consistorial se situó como saludo obligado a la Corporación y, en particular, al alcalde.Más tarde, durante el recorrido de las cofradías, la actuación de la Banda era premiada constantemente con los aplausos de un público muy respetuoso que religiosamente admiraba su paso y veía con orgullo tener dentro de casa este conjunto verdaderamente admirable.
LA BANDA GADITANA DE TROMPETAS. Un deseo de Ramón de CarranzaEn el año 1935, además de García Rodríguez, los componentes de la banda eran otros once: Narciso Camacho, Salvador Seoane López, Aurelio Monterde, Manuel Otero, Felipe Helmo Torre, Pedro Requejo, José Guerrero Puyana, Manuel Arjona García, José Rodríguez Sergio, Agustín Díaz Collantes y Francisco Háñez Miranda.
(Ramón de Carranza, alcalde de Cádiz)
Los señores componentes de la banda se comprometieron con el organizador de la misma, Emilio García Rodríguez, para la salida precediendo a las cofradías que veían la luz pública, los días 17, 18 y 19 de abril de 1935 y por lo cual percibirían los honorarios anteriormente pactados.
Dos horas antes de la salida procesional debían de estar en el lugar donde habían de recoger los caballos. Los honorarios por los tres días de salida ascendieron a 1.185 pesetas para los componentes de la banda a excepción de García Rodríguez. De estos honorarios existe el documento original firmado por cada uno de los componentes de la banda.
Pasaron los años y después de un lapsus de tiempo obligado por las circunstancias, fue otro hombre, incansable y enamorado de su Cádiz, el que poniendo toda su alma al servicio de su ciudad quiso dar a las fiestas religiosas (así la denominaban algunos antes) toda la grandeza, solemnidad y auge que se merecían. Este hombre era Eladio Campe. Venciendo dificultades varias, también solicitó la ayuda del inestimable García Rodríguez y éste, al igual que hiciera con Ramón de Carranza, pone cuanto tiene y recorriendo un calvario logra reorganizar la Banda con un mayor número de componentes y consiguiendo la gran colaboración de otro valor destacadísimo, Narciso Camacho.
LA BANDA GADITANA DE TROMPETAS. Un deseo de Ramón de Carranza
Honorarios que recibieron los miembros de la banda (Colección Juan Torres)
La presentación de la recién organizada Banda se celebró en el marco incomparable del Gran Teatro Falla, en el cual Camacho, unido a Requejo, Seoane y otros tuvieron una actuación destacadísima. Durante las solemnidades en la Semana Santa y a su paso por las calles de los recorridos serían acogidos como se merecen y como sabe hacerlo el pueblo de Cádiz. También fue parte importante en el resurgir de esta Banda el alcalde Joaquín Fernández Repeto, que desde un primer momento dio toda clase de facilidades y puso cuanto estuvo en su mano al jefe de la Guardia Municipal de Cádiz, Manuel Baras Artes, y a todo el personal de oficinas de la Comandancia de la Guardia Municipal, que se superaron y cooperaron grandemente a fin de que la Banda alcanzara el mayor esplendor posible.

http://www.gentedecadiz.com/?p=4473

Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario