El templete del Rosario de Santo Domingo de Jerez, una joya en peligro

La Hermandad del Rosario de los Montañeses, con sede en el convento de Santo Domingo, ha iniciado ya una campaña de captación de fondos con los que poder afrontar la restauración del templete que encargara al platero jerezano Manuel Mariscal a finales del siglo XVIII. Se trata de una pieza singular de gran valía histórica y artística cuyo estado de conservación es tan precario que impide ya que pueda ser utilizada para los fines que fue concebida.






El problema se encuentra en la estructura interna de madera que soporta el trabajo de orfebrería. El material está desgastado por el uso y el paso del tiempo, existiendo riesgo manifiesto de que el templete pueda venirse abajo. Tras consultar a tres orfebres, la hermandad ha optado por no volver a utilizar esta pieza en tanto en cuanto no sea recuperada.

Esa ausencia ya se hizo evidente en el Corpus de San Miguel del pasado domingo 10 de junio, ya que la corporación con sede en Santo Domingo no pudo cederla tal y como venía siendo habitual. La Virgen del Rosario tampoco podrá utilizar su templete en la procesión anual del 12 de octubre, barajando la hermandad varias alternativas.

El templete del Rosario de Santo Domingo de Jerez


Todavía no hay presupuesto cerrado para la restauración de este exponente de la platería jerezana del XVIII, pero ya se asume que la restauración será costosa. Con idea de no perder el tiempo la hermandad ha convocado para el próximo sábado 7 de julio una particular “fiesta de San Fermín” que se celebrará en la sede de la Hermandad del Rocío de la calle Chancillería a partir de las 13.00 horas. Será un evento temático en el que no faltarán guiños a las fiestas pamplonesas.

Así, si un grupo de cuatro personas acude vestido de blanco y con pañoleta roja se verá obsequiado con un primer cubo de botellines. La barra de bar ofrecerá pinchos y no faltará siquiera un chupinazo de apertura de la fiesta.

Y todo ello con el objetivo de devolver el esplendor perdido al templete que realizara el platero jerezano Manuel Mariscal tomando como modelo y guía el del Corpus de la iglesia mayor prioral de El Puerto de Santa María, si bien ampliando sus dimensiones y enriqueciéndolo con nuevos elementos. Mariscal percibió 3.175 reales de vellón por una obra a la que dedicó dos años de trabajo y a la que posteriormente -ya en la primera mitad del siglo XX- se incorporaron respiraderos ochavados del también jerezano Manuel Rodríguez.

Se trata por tanto de una de las piezas más sobresalientes del patrimonio histórico y artístico de la ciudad, ahora amenazada por el paso del tiempo y con riesgo evidente de que pueda perderse. De ahí el reto que asume la cofradía.






https://www.jerezcofrade.tv/2018/06/21/el-templete-del-rosario-de-santo-domingo-una-joya-en-peligro/

Otras Entradas relacionadas

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario

<