-->

Hermandad de La Soledad (Descendimiento). Semana Santa Jerez de la Frontera (Cádiz)

Hermandad de La Soledad (Descendimiento). Semana Santa Jerez de la Frontera (Cádiz)

Hermandad de La Soledad (Descendimiento). Semana Santa Jerez de la Frontera (Cádiz)

Nombre Pontificia y Venerable Hermandad de Nuestra Madre y Señora de la Soledad y Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo Loc...
febrero 11, 2014
Hermandad de La Soledad (Descendimiento). Semana Santa Jerez de la Frontera (Cádiz)


Nombre


Pontificia y Venerable Hermandad de Nuestra Madre y Señora de la Soledad y Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo


Localidad


Jerez de la Frontera (Cádiz)


Escudo



Año de la Fundación


1543 


Parroquia



Iglesia de la Victoria.

Historia


Frente a la muralla del antiguo Jerez y más concretamente, a la torre albarrana que sirve de esquina entre las calles Por-vera y Ancha, se funda en el año 1543 el convento de Padres Mínimos de San Francisco de Paula, con el nombre de Monasterio Virgen de la Victoria. 


Este nombre se lo dan los monjes mínimos a todos sus monasterios, inclusive ellos mismos se definen como monjes victoriosos y monjas victorias. Hoy en día en Jerez, aún existe una calle llamada “Monjas Victoria”. Estos monjes eran unos fervorosos propagandistas de la devoción a la Virgen de la Soledad y en numerosos monasterios de la Orden, se hallarán por ello, con cofradías erigidas bajo el título de la Soledad. 


La Hermandad se funda el 6 de mayo de 1564 con el título de Virgen María de la Transfixión y Soledad y Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo, por fieles devotos que no dudan en constituir una cofradía con profundo espíritu de piedad y devoción. De acuerdo con sus reglas aprobadas, salía en procesión a las seis de la tarde del Viernes Santo. Esta procesión a lo largo del tiempo cerraría los desfiles procesionales de la Semana Santa de Jerez, pues se entendía que representaba el misterio posterior al entierro de Cristo. 


Esta Hermandad es una de las tres que en la Semana Santa de Jerez, procesionó al principio con sólo el paso de palio, aunque a finales del siglo XIX y principios del siglo XX,  realizaba Estación de Penitencia con paso de misterio con la imagen de María Magdalena al pie de la Cruz. 


La cofradía siempre salía con el paso de palio, hasta el año 1958, por la puerta principal de la iglesia. En ese año, y con una gran expectación en Jerez, procesionó por primera vez el paso de misterio, que venía precedido de la fama de ser el de mayores dimensiones, no solo por sus andas sino también por el número de figuras que componían el misterio.


En octubre del año 2009 se celebró el cincuentenario de la primera salida procesional del paso del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor, con salida procesional extraordinaria desde la Catedral hasta la Iglesia de la Victoria con el paso de Misterio.



En la Semana Santa de 2011 no realizó estación de penitencia debido a las condiciones climatológicas. En el 2013 tuvo que acortar el recorrido por amenaza de lluvia volviendo a su templo cuando estaba a la altura de la calle Larga, sin poder llegar a realizar estación de penitencia a la Catedral.

Imagenes Titulares


Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo


El grupo escultórico del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo es obra, en su totalidad, del imaginero sanroquense Luis Ortega Brú, siendo realizado entre 1950 a 1957 en los talleres Granda S.A. de Madrid.


Representa el Descendimiento de Cristo por los Santos Varones. José de Arimatea y Nicodemo, sobre sendas escaleras apoyadas en la cruz, descienden el cuerpo de Cristo (estas son imágenes todas de talla); la Virgen, San Juan y las tres Marías (estas otras imágenes son de vestir).


La imagen del Cristo es toda de talla y de tamaño natural bien cumplido. La policromía es transparente y suave. 



El paso es tallado, dorado y policromado, de estilo neobarroco. En la ejecución de este paso intervinieron Luis Jiménez Espinosa y Manuel Guzmán Bejarano, maestro y discípulo, respectivamente, comenzándose su realización en 1957 terminándola para la Semana Santa de 1958. 





Nuestra Madre y Señora de la Soledad


En el paso de palio se venera la imagen de Nuestra Madre y Señora de la Soledad, obra del escultor José Fernández Pomar, realizada en 1803. Fue restaurada en el año 1994 por Isaac Navarrete y Rosario Martínez Lorente. 


Esta Dolorosa es de tamaño natural (mide 1,65 metros) y de candelero, de madera de cedro y pino. Refleja un extraordinario realismo, con profundo sentido espiritual y místico reflejados estos detalles en los ojos, que miran hacia abajo, ya que entre sus manos, cubierto delicadamente por un pañuelo, sostiene con suavidad uno de los clavos que traspasaron a Cristo. La cabeza hace un leve giro a la derecha. La boca está entreabierta, con un rictu de dolor suave y amargo al mismo tiempo. La nariz es cásica y recta. De expresión ensimismada y sus manos de dedos finos y largos. Los detalles de esta Dolorosa, revelan congoja, piedad, admiración, resignación, suavidad, ternura y emotiva delicadeza.


La corona de la Virgen fue cincelada por Emilio Landa en el año 1946. Los bordados del manto (de terciopelo negro y bordado en oro y realce), son de los talleres de Esperanza Elena Caro, estrenándose en la Semana Santa del año 1947.


Los respiraderos fueron realizados en malla con bordados de oro, obra de las Carmelitas de la Caridad. Se fijan al paso con un moldurón de plata cofradiera. La maniquetas y las planchas a modo de ménsula de donde estos arrancan, son obra de Manuel Rodríguez Pérez, y fueron estrenados en el año 1954. Los varales son obra de Manuel Rodríguez Pérez, estrenados en 1954, de plata cofradiera, y todos los tubos están repujados. Los basamentos son de planta cuadrada. En las esquinas unas columnas salomónicas que soportan un frontón y forman un pequeño templete.


La candelería consta de ciento cinco piezas. Las jarras son dieciséis. La peana de la Virgen es obra de Villarreal. La imagen venera representa a María Auxiliadora. Los candelabros de cola, que son de plata de ley, obra de Cayetano de la Calle, de Sevilla, tienen doce puntos de luz cada uno. En la base dos ángeles. Las tulipas se rematan con una crestería terminada en corona. 


El techo de palio es de terciopelo de color amatista, bordado en oro y sedas de colores. En el centro, está bordado el escudo de la Hermandad, dentro de una cartela. De la cartela en sentido radia, surgen unos roleos enfrentados que se adornan con hojas de acanto. Es obra del taller de Esperanza Elena Caro y fue estrenado en el año 1954. Las caídas del palio actuales son copias exactas de las anteriores realizadas por las Carmelitas de la Caridad con diseño de Enrique Hernández. Son de estilo sevillano, de malla y bordadas con hilo de oro por Rosario Bernardino Díaz, de Sevilla. Fueron estrenadas en el año 1994.



Los faldones fueron realizados en Jerez, también en el taller de las Carmelitas en el año 1954. 



Día que procesiona

Viernes Santo


Nº de Pasos


2


Iconografía


Jesús está siendo descendido de su cruz por Nicodemo y José de Arimatea, mientras, contemplan la escena, la Virgen, San Juan y las tres Marías. En el segundo paso, dolorosa bajo palio.


Hábito



El hábito de nazareno se compone de túnica y capa de color negro y antifaz y cinturón de raso morado y zapatos negros con hebillas plateadas. Sobre la capa, el escudo. 

Observaciones

Pagina Web Hermandad


http://www.hermandaddelasoledad.es





En el menú superior pinche en "Hermandades" para conocer más  sobre las Hermandades de Andalucía

Comentarios

  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • Link
  • -->