->
Hermandad del Santísimo Cristo de San Agustín. Semana Santa Granada



Nombre


 Muy Antigua, Real e Ilustre Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo de San Agustín, Jesús Nazareno de las Penas, Nuestra Madre y Señora de la Consolación y Santo Ángel Custodio

Localidad

Granada


Escudo



Año de la Fundación


1680

Parroquia


Iglesia del Monasterio del Santo Ángel Custodio

Historia



Aproximadamente, cerca del año 1520, la congregación y comunidad religiosa de los Hermanos Agustinos Calzados de lde Granada hicieron un encargo al escultor italiano Jacobo "Il Florentino", discípulo de Miguel Ángel Buonarroti. Una obra que representase a un crucificado para situarlo en el Altar Mayor de la Capilla del Convento, sitado en la actual Plaza de San Agustín, junto al Mercado Municipal de San Agustín.
La imagen tallada, que caló en el fervor y en la admiración popular por el realismo, propició muchos favores, según consta, a los feligreses que se congregaban ante Él. En 1587 la ciudad de Granada se vio asolada por las consecuencias y efectos de una terrible sequía ante la que la Imagen, atendiendo a las rogativas de sus fieles, regaló abundantes lluvias para subsanar las pérdidas causadas. En 1635 tenemos constancia de una nueva rogativa, también debido a la una desoladora sequía en la que se recibió a la fervorosa imagen de la Virgen de las Angustias - hoy patrona de Granada - ante el Santo Crucifijo en el mismo convento agustino. En el Año del Señor de 1679, cuando la peste bubónica empezaba a medrar gravemente la población de toda Europa, la zona meridional y levantina de la Península se vio afectada también por la epidemia que, y como es de suponer, hizo mella también en Granada cobrándose la vida de centenares de ciudadanos, los granadinos acuden al Santo Cristo para recurrir a su divina intercesión por ellos, ante lo que la Comunidad de Padres Agustinos y el Cabildo de la Ciudad acuerdan sacar en procesión de rogativa a la Venerada Imagen la que tuvo lugar según los documentos oficiales conservados el 5 de agosto de 1679. Milagrosamente la epidemia empezó a remitir ostensiblemente de la ciudad desapareciendo ésta en pocas semanas. Así, pues, el Ayuntamiento granadino, y en nombre de todos los habitantes, rindió Voto Solemne a la venerada imagen de tributarle anualmente acción de gracias por su intercesión, habiéndose ésta de renovar anualmente el día 8 de agosto, onomástica de San Cayetano, otorgándole, addenda, el título de Sagrado Protector de la Ciudad de Granada: "Sanctissimus Christus Sancti Agustini, Protector sacrus urbis Granatensis". A día de hoy el Consistorio celebra la renovación del voto de acción de gracias al Santísimo Cristo de San Agustín el día 14 de septiembre, festividad de la Exaltación de la Santa Cruz.
Un año más tarde de estos acontecimientos, el día 6 de agosto de 1680, festividad de la Gloriosa Transfiguración de Nuestro Señor Jesucristo, se funda la Hermandad del Santo Crucifijo –ya convertido éste en Sagrado Protector de la Ciudad de Granada- en el Convento de San Agustín con el consentimiento de los frailes y con la aprobación eclesiástica del ArzobispoFray Alonso Bernardo de los Ríos, a 29 de abril de 1681. La Cofrafía de organizó bajo setenta y dos miembros que debían ser caballeros de probada nobleza, así como eclesiásticos. En 1816 se crea la Asociación de Señoras del Santo Crucifijo pero en 1899 se unifican ambas ramas.

Las rogativas y de los favores concedidos por el Cristo a la ciudad se repitieron en 1750 a causa de una devastadora sequía. En 1755 debido a una plaga de langosta y de un fortísimo terremoto y en 1834 otra Santa Procesión del que consta el acta que glosa " siendo general la aclamación de los fieles, sea sacado el Santo Cristo en procesión de rogativas por las calles de Granada". Inmeditamente empezaron a remitir los males. En 1844, reinando Isabel II de España, le concede a la Hermandad el título de Real, concesión que se vio espléndidamente confirmada años después cuando el 13 de octubre de 1862 cuando nuevamente Su Majestad, en visita girada a nuestra ciudad, se digna asistir a la Iglesia del Convento del Santo Ángel Custodio, donde por esa fecha radicaba ya la Hermandad, y postrándose ante la Imagen del Santísimo Cristo de San Agustín se declaró Protectora y Hermana Mayor Perpetua de su Real e Ilustre Hermandad, lo que se publicó por Real Orden de 31 de diciembre de 1862. Así mismo Su Santidad el Papa Pío IX, con fecha 27 de febrero de 1863, concedió a perpetuidad a los miembros de la Real e Ilustre Hermandad del Santísimo Cristo de San Agustín y de su Real Asociación de Señoras, importantes gracias apostólicas, según consta en varios Rescriptos pontificios en poder de la Corporación, que obtuvieron el consentimiento del Sr. Arzobispo con fecha del 18 de mayo de 1863.
Tras las vicisitudes ocasionadas tras la Invasión Napoleónica así como las diversas desamortizaciones acaecidas en España la Imagen del Sagrado Protector se ve obligada a cambiar de sede en diversas ocasiones, como hemos mencionado, hasta que en los años cincuenta se asienta en la actual sede franciscana del Ángel Custodio, en la calle de San Antón. Tras la decadencia de la Hermandad a mediados de los años ochenta, en En 1989 se aprobaron la revitalización de las Reglas y las reformas pertinetnes (1992, 1996) para adaptarse al marco legal diocesano de las Hermndades y Cofradías, llegando a contar con una nómina de hermanos muy superior al medio millar.

Imagenes Titulares


Santísimo Cristo de San Agustín

se trata de una escultura de bulto redondo, en madera de cedro y nogal policromado, de 1,90 metros de altura que representa a un Cristo crucificado de tres clavos y cuya autoría recae sobre el autor manierista Jacobo Torni "Il Florentino" (1476-1536), discípulo de Miguel Ángel. La imagen presenta en la cabeza melena de cabello natural moreno y nimbo y corona de espinas de Plata de Ley. Descansa la imagen sobre una cruz sublimis de Plata de Ley cincelada con motivos solares, vegetales y pasionistas con cantoneras del mismo metal y datada en su conjunto del s.XVIII. Es una obra de movimiento inerte, puesto que representa a la muerte de Cristo en la Cruz, su rostro refleja visiblemente el dolor y cansancio de Cristo, sobrevenido sobre su propio peso. Sobre la zona pectoral vemos tres regueros de sangre y en el costado derecho una profunda herida inferida por la Lanza de Longinos que es representada con un mancha negruzca y una pequeña perforación del cuerpo. Al estar tallada íntegramente su anatomía se cubre con un sudario corto de tela, bien con faldilla o tonelete.

El Paso donde va portado fué realizado en 1991, en caoba y con remates de plata bajo diseño de Dubé de Luque y talla a cargo de Manuel Caballero González. La composición del canasto corresponde a un cuerpo principal de dos molduras inferiores, decoradas éstas con motivos vegetales, y una cornisa, y a un segundo, compuesto por una base donde observamos las capillas, de arco de medio punto, custodiadas por un total de cuarenta y ocho columnas de plata de ley, que sustentan una crestería rematada con un pináculo. Cada una de las capillas contiene al apostolado realizado en alpaca plateada por el orfebre sevillano Manuel de los Ríos Navarro. En las esquinas del paso, observamos a cuatro ángeles plateados, obra del mismo orfebre, que portan los atributos de la Pasión de Cristo y un banderín con una inscripción, éstos se erigen sobre una zapata realizada de la misma madera que el paso sobre la que se sientan dos querubines de plata en cada una de las cuatro zapatas que portan una guirnalda del mismo metal. Apreciamos también las cuatro maniguetas, de caoba también, con apliques de plata, y rematadas cada una de ellas con un borlón de oro. En los frontales encontramos, en la parte trasera a la figura femenina como símbolo de la Fe; y en la delantera un Relicario-Pelícano que pertenece a las Reverendas Madres Clarias de porcelana y piedras preciosas que inclina la cabeza hacia el vientre - del que surgirá la sangre que alimentará a sus tres crías, que se encuentran a los pies de dicho ave (siendo esto la figuración animal de la salvación y resurrección del hombre a través de Cristo)- donde se halla una reliquia de San Juan de Dios, Santo Copatrón de la Ciudad de Granada. En la delantera, también, está colocado el Llamador, de metal plateado, con un motivo vegetal acorde con el conjunto de la obra.En la parte superior, en los extremos, se aprecian cuatro hachones de caoba, tallados por Juan Mayorga, con adornos en plata con motivos fantásticos (cuatro dragones en cada uno de ellos). El juego de luz viene completado por cuatro guardabrisas situados en los costeros, sobre la mesa del paso. Todo ello se completa con los respiraderos y faldones del paso bordados por César Gómez-Hörh Román, con un diseño en motivos vegetales.




Jesús Nazareno de las Penas

Es una imagen de vestir con candelero recubierto de tela encolada. Cristo se presenta muy enhiesto, sosteniendo la cruz sobre el hombro izquierdo, portando ésta con el stipes hacia delante, siguiendo así un modelo singular y no muy frecuente, cuyo exponente más conocido es el Jesús Nazareno de la sevillana iglesia de San Antonio Abad, atribuido a Francisco de Ocampo. La cruz que porta actualmente es plana, con cantoneras antiguas de plata, si bien la tendencia que impera hoy entre los titulares de cofradías es la modalidad arbórea. Su rostro expresa un intimismo muy típico de la escuela granadina que intenta reflejar a un tiempo los sufrimientos físicos de la Pasión y la fortaleza espiritual del Varón de Dolores. Presenta fino modelado en sus facciones, con la mirada baja y la boca entreabierta, y tallados lengua y dientes, elementos dramáticos a los que acompaña el gesto dolorido que hace enarcar las cejas, y la palidez de su policromía. La corona de espinas es postiza. Su ubicación cronológica es problemática pues sus rasgos estilísticos no establecen relaciones claras de filiación o parentesco. De todos modos parece prudente encuadrarla provisionalmente el siglo XVII.




Nuestra Madre y Señora de la Consolación

Obra del sevillano Antonio Joaquín Dubé de Luque realizada por encargo de la Hermandad en 1990.
Dolorosa de vestir, tallada en madera de cedro y con una composición acorde con los cánones del neobarroco andaluz. Presenta la imagen inclinación en la cabeza hacia la izquierda que la dota de gran expresividad y realismo acusado éste por cuatro lágrimas y boca entreabierta que redunda en el dolor de María ante Cristo muerto.
Se presenta la imagen mariana junto a San Juan Evangelista (Dubé de Luque, 2001) y Santa María Magdalena (Elías Rodríguez-Picón, 2007) conformando la Sacra Conversción recogida en las Escrituras. La vestimenta del grupo escultórico recae en manos del cofrade de la Hermandad Francisco Garví Fernández.
El paso de palio en orfebrería con incrustaciones de carey en el taller de Ofebrería Andaluza, el Paso de Palio de la Virgen de la Consolación sigue un diseño en reminiscencias clásicas con el uso de tondos e imperial, propia del s. XIX. El diseño del paso se debe a Dubé de Luque y consta de iconografía bíblica vetéreo y neotestamentaria, si bien predominan los del primero dando fe la representación en los mencionados tondos de los doce hijos de Jacob distribuidos entre la delantera y trasera del palio amén de los laterales donde se combinan con dos tondos más con las Cruces de Jerusalén, elemento tan característico de la Hermandad. Rematan las esquinas de la crestería cuatro águilas coronadas que llevan cuatro escudos, pertenecientes a los blasones de los personajes emblemáticos de la historia de la Cofradía como Fray Bernardo de los Ríos.




Día que procesiona


Lunes Santo


Nº de Pasos


2


Iconografía


Cristo muerto en la cruz y Dolorosa bajo Palio acompañada de San Juan Evangelista y María Magdalena

Hábito


Túnica de cola y capillo de sarga negra. Cinturón de esparto. Sandalias franciscanas negras y calcetines negros

Observaciones


En el respeto y silencio que rodea el discurrir de la cofradía, así como en su magníficas insignias o la figura de un pelícano en el paso de Cristo

Pagina Web Hermandad


http://www.cristodesanagustin.com




En el menú superior pinche en "Hermandades" para conocer más  sobre las Hermandades de Andalucía